¿Truco o trato?

¿Quién soy cuando soy una Monstrua? Truco o trato, este es el lema cuando veo que empiezo a hablarme sin gracia, o a juzgar al otro por encima de mis posibilidades, o a pensar de un modo algorítmico. Si elijo truco paro y me pongo con alguna tarea pendiente, cuánto más física mejor, aunque sea bajar a la frutería, limpiar la mampara, pasear al perro, o caramelo de menta. Si elijo trato paro y me pregunto el cambio, o si no me estaré pasando al hablarme tan duro, o si todavía tengo esa pizquita de humor cariñoso con el que sentarme a pensar, o a escribir lo que borro. Truco o trato, le digo a este Halloween post-pandemia. Pero es que hoy, hoy ya me he duchado tres veces, sacado al perro cuatro veces, visitado a mi madre, tropezado al andar, y hasta me he puesto espuma. ¿Así que trato? ¡Trato! Pues claro que trato de volver a la calma, pero hace unos días que estoy muy nerviosa, monstruosa, con demasiadas preguntas, y enfadada conmigo. Porque no siempre se logra, lo de estar mejor, ni lo de tratarse mejor; porque hay días, vidas, segundos, en los que eres una mujer adulta, y nerviosa, con tus cuestiones sin gracia, preocupada, antipática, una mujer insoportable, demasiado frágil, y con miopía de más. Días de agosto en los que, por mucho que lo trates, el truco es un fail. ¿Truco o trato? Monstrua, y no juego más. ^—*_¡Caramelo de menta y la canción del día, de Natalie Imbruglia!

Natalie Imbruglia – Torn

One Comment on “¿Truco o trato?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *