La Anticipación

Siento la certeza de que al anticiparnos nuestras vidas se desdoblan hasta un futuro distinto, como cuando bebemos de un vaso de agua y lo dejamos sobre mesa ajena. Tenía sed, me pidió un vaso de agua, bebió hasta la mitad, y lo dejó sobre la mesa antes de que todo ocurriese. Al día siguiente, me lo encontré sobre la mesa, y empecé a recordar. ¿Y, ahora qué? Podía beberla, aunque no encontraba la marca de sus labios en el vidrio ovalado, tirarla a una planta, o sentarme frente al vaso mientras desayunaba a solas. Después de todo, fue una noche fantástica, a sabiendas de que no se quedaría a dormir conmigo. Ok, le dije. Así que me la bebí, y esa fue mi anticipación. Porque, desde el momento exacto en el que dejó ese vaso para mirarme a los ojos, siento la certeza de que parpadeo distinto. Anticiparse tiene estas cosas, efectos muy leves en el sistema simpático, gestos que de repente aparecen, como mirar sus redes sociales con más asiduidad de la norma, o ampliar sus fotos de Instagram más allá de hace un año. Y, no puedo evitar preguntarme qué hubiese sucedido si hubiera usado el agua restante para rellenar el cuenco de mi perrito Bito. Así que, por favor, id con cuidado si alguien se deja un vaso de agua sobre vuestra mesa y queréis que todo siga como antes, porque el tiempo se desdobla y es imposible no parpadear. ^—*_¡A continuación la canción del post, de Nick Drake!

ES 1

One Of These Things First – Nick Drake

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *