¿Y ahora qué?

Este es uno de esos post que supongo que borraré, antes de que sea mañana, o que tal vez corrija hasta transformarlo en otro, ni lo sé. No pasa nada por estar triste, pero es que en Chile la pandemia está desbordada. Ay, suspiro. Esta tarde, mientras le daba al Indesign, me he puesto una pseudo-conferencia de fondo sobre las personas que hemos pasado esta pandemia sin pareja, sin hijos, a solas en nuestras casas, y de repente me he puesto a llorar, como si por fin pudiera permitírmelo, como si ya estuviéramos en la recta final, pero tras más de un año sin poder achuchar a mis sobrinas queridas , ni a mi hermana y su amor, sin poder… Pufff, tengo la sensación de haber perdido amigas, etapas vitales de mi familia, vida social, curros, reuniones, cenas, y hasta la capacidad de socializar sin ponerme mega nerviosa. Son muchas horas en silencio, con la radio, con las listas de spotify, estudiando fronteras. Si hasta me he vuelto minimalista, menos con las plantas. Hacía tiempo que no cogía un lápiz y papel para escribir una carta, así que me he dado cancha, y me he dedicado a pensar. En la pseudo-conferencia daban herramientas para volver a salir de nuevo, tras tantos meses sin relacionarnos con nadie, aunque de momento sigo siendo un erizo, como en la preciosa canción de Nacho Vegas y su ‘¿ahora qué?’ Pues mira, ni lo sé, pero estoy triste y tengo motivos. Ánimo y amor, con Chile en el corazón. ^—*_¡La canción a continuación del post!

ES

Las Inmensas Preguntas de Nacho Vegas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *