Meh

Estoy Meh. Leo hoy un artículo en The New York Times sobre la languidez, aquí el enlace, y suspiro al sentirme como un cromo sin álbum. No es que esté muy triste pero me cuesta experimentar la alegría y, demasiadas noches, me quedo mirando el techo como si no lo hubiese vivido entero. Tras un año de pandemia, reconozco en las extremidades del cuerpo un tipo de cansancio parecido al de una tortuga sin agua, como si al salir a la calle todo fuese hacia arriba. Últimamente, hasta dejo sin abrir los paquetes que recibo por el simple hecho de que ya nada es tan vital, tan urgente, tan divertido. Me salva coser, la calefacción, leer, la familia, el balcón, y el cine. Pero son tantas horas a solas, un año ya. Y mira que lo intento, y cocino, y diseño con este viejo imac, y reorganizo el piso, y escribo, pero hay noches en las que ya no me acuerdo de lo que es sentirse abrazada o morir de risa al recordar la mañana. No sé como lo estaréis pasando los que estáis en pareja pero como soltera os prometo que es como si ya dieses por hecho que es lo que hay, que a dos metros bajo tierra y con mascarilla. Porque estoy Meh, aunque no quiera estarlo, así que hoy cenaré una pizza. ^—*_¡A continuación la canción del día, de Mercury Rev!

Mercury Rev – Opus 40

3 Comments on “Meh

  1. Como tengo que cuidar de mi madre y hacer todas las tareas, creo que no me da tiempo de deprimirme. Si no, vete a saber.

  2. Con pareja y nenes el tiempo pasa mejor. Pero también siento un vacío importante por esa gente importante que no he visto en más de un año. Y anímicamente también me siento muy pesado, con insomnio y sensación de pérdida.

    No me puedo imaginar la sensación tan brutal de vacío que debéis de estar pasando la gente que vivís solos.

    cuídate mucho, Marta.

    -_-U

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *