The Brandery, la decepción moderna del verano

Esta mañana he ido a The Brandery y me ha decepcionado bastante. Un espacio dedicado a la moda, el arte, el negocio y la cultura cuyo objetivo es crear un punto de intersección entre estas disciplinas y que, a mi modo de ver, no está cumpliendo su objetivo.


Empezando por la propia imagen gráfica del evento, basada en una tipografía ‘handmade’ que recuerda a las típicas fonts que cualquier diseñador puede descargarse gratuitamente de páginas como Dafont. Obviando todo tipo de símbolo que pueda diferenciarlos y que tanto se llevan en eventos de moda, como los leoncitos del Bread & Butter. Y utilizando un color rojo coral al que le falta contundencia y pregnancia en su faceta impresa; presente también en las ondas vectoriales que acompañan las aplicaciones gráficas y que se llevan utilizando en el campo del diseño gráfico desde principios de este siglo (no muy innovador que digamos).

La Web del evento también es bastante cutre. Con una banderita vectorial en la que leemos ‘The Hot Spot’ escrito con la misma tipografía que el logo del evento pero esta vez  deformada con muy mal gusto (típico efecto photoshop de principiante). Concebida como un blog mal diseñado, con  una textura a mala resolución de un papel antiguo más visto que el hambre. Mal distribuida, con poca información, una paleta cromática horrorosa y sin sentido estético.(clicar en ‘Read More’ para leer mis primeras impresiones).

La verdad es que sólo por los dos puntos anteriores ya eran pocas las ganas que tenía de ir pero como me gusta tanto la moda pensé que si iba en persona tal vez pudiera mejorar mi opinión, que tal vez sólo serían esos sus puntos débiles y adelante, voy. Llego a la taquilla, y me sorprende que haya tan poca gente. El trato es correcto, no demasiado amable, y la acreditación otro truño, esta vez ya ni en color (blanco y negro y sin gracia a nivel dimensional). Si no hubiese sido porque tenía acreditación a través del blog no me hubiese planteado pagar los 15 Euros que vale para el público visitante.


Al entrar por la puerta me ofrecen el diario ‘El Mundo’, no lo quiero, miro el recinto y me sorprende su dimensión. Es enorme, los techos altísimo y muy bonito, aunque no hay casi gente. Los stands son vistosos, sus imágenes en general me parecen bien elaboradas y apetece mirarlos, como el de Maluca (qué ya podría ser el de Maluca Mala). El primero en el que me paro más rato es uno de lencería, el de las Cármenes, les pregunto si puedo hacer una foto para hablar de él en un blog de tendencias  y me dicen que no (ni siquiera se interesaron por qué blog era).


Hay bastantes stands de bolsos, complementos y bisutería, como el de Lola Casademunt, Dub & Dino y uno enorme de Camomilla (Milano) situado en el centro de color rosa chicle (un color que no toca). Los productos son originales pero no aportan demasiadas novedades a lo que ya hemos visto hasta ahora en tiendas como las que hay en Passeig de Gracia o Calle Pelayo. Sólo algunas me parecen realmente trendys, como CCKT o Bubel. No hay marcas de alta costura. La única Custo, que sigue a su rollo (haciendo siempre lo mismo) como Salsa, Espirit, Smash.


Ya estoy cansada, tampoco veo a gente que vaya vestida súper fashion, me voy al BrandTown. Este es un espacio abierto al público en el que hay una exposición bastante mediocre y donde se realizan los desfiles y conciertos (la musikey) programados durante el evento. No voy a quedarme, cojo algunas revistas como ‘Elle’, ‘Cosmopolitan’ y ‘Neo2’, y me miro alguno de los catálogos que he ido recogiendo mientras entiendo que el sector de la Moda en España está realmente en crisis, y que va a hacer falta cambiar muchas cosas y buscar otras plataformas y eventos para mostrar realmente las nuevas tendencias a su posibles compradores.

Por suerte y casualidad, al final me reecontré con un viejo amigo de la Universidad que trabaja ahora como Director de Arte para una de las firmas presentes en The Brandery. Era uno de los mejores de mi promoción y nos tenemos mucho cariño. Me dijo que por la tarde la cosa se animaría pero que compartía ciertas opiniones conmigo. Él ha estado trabajando unos años como diseñador gráfico en un importante estudio de Los Ángles, dice que ahora bastantes compañeros nuestros de la Escuela en la que estudiamos, ESDI, van para allá, que se está mejor, que él también quiere volver. Y es que a veces, viendo el panorama de aquí dan ganas de irse, de ir a una ciudad con más ilusión en muchos sentidos. Nos dimos dos besos y quien sabe, tal vez nos volvamos a ver en Los Ángeles, aunque a mí en el fondo (muy fondo) me encanta Barcelona.


Mp3 del post;
James Brown – for the love of money.mp3


***Las fotos del post son mías, no hubo regalos ;)

8 Comments on “The Brandery, la decepción moderna del verano

  1. Mujer, otra vez te vienes conmigo al Corte Inglés que te lo pasarás mejor y nunca, nunca, nunca está en crisis. Por cierto, buena decisión con «El Mundo» yo sólo lo utilizo para el baño.

  2. Vaya niña, desde que conozco tu blog (hace varios años) no te había visto expresar tan extensamente tu desagrado. Tienes toda la razón en tus observaciones y más por el tipo de contenido de una página de este tipo y de evento.
    Bien por tus cometarios y saludos desde Mexico.

  3. Muchas gracias Fazzion ^–^
    JKK, el Corte Inglés también estaba en The Brandery.
    Conde Mosca gracias por tus luminosas aportaciones musicales al post.

    Un abrazo enorme

  4. Algo bueno que había… los frapés gratuitos. Justo antes de empezar el catwalk no había nada de cola. Y las camisetas Lee gratuitas también, me llevé dos xD Lo demás, un rollo.

  5. Muy buen post… te dejo uno de nuestro blog, de una revista que estuvimos allí y yo personalmente los 3 dias como un idiota. No sé si pasaste por nuestro stand, pero te dejo mi crónica de algo que se hace llamar Brandery…
    http://cylmodaintima.blogspot.com/2011/07/brandery-mucho-mas-que-moda-really.html

    Estamos hartos los profesionales de que se manipule la información, que la organización no nos dio ni números ni rueda de prensa ni nada.

    Ah! Y destacan 150 marcas pero… la trampa está… de cuántos expositores?? no mas de 50!!!! Si en cada stand tienen 3 marcas…

    Manipuladores, tramposos y chorizos.

  6. Jo, q fino hilas.
    Cualquier sube nada. Lo jodio es q estoy de acuerdo en la mayoría de las cosas.
    La tipografía de ‘Dafont’ como dices no me parece tan horrible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *