genericos de cialis en farmacias precio de la pastilla azul sildenafil comprar online precio de la pastilla sildenafil comprar sildenafil farmacia online
May
11

Author:

1 Comment

Cuando se vive y un cuarto

Este es mi cuarto, el de pensar. Durante la pandemia compré una elíptica y la coloqué en su esquina izquierda pero no se ve porque es fea. Escribo al atardecer, cuando ya he terminado todo lo que quería y no quería hacer, todo lo que debía y no debía hacer. Me siento en la silla, y empiezo por imaginar qué título le pondría al día. Hace años que censuro ciertas partes, por intimidad y paciencia, así como me raciono la actualidad. Me anima, y a veces desanima, recordar los anécdotas o pequeñas situaciones del día que han marcado su rumbo. Situaciones, objetos, sonidos, personas, mensajes, sabores, imágenes. Por mucho que intente cuidarme la pandemia nos recluyó, y no es fácil lidiar con el sedentarismo. Sigo un poco ‘meh’, aunque la costura y el diseño me salvan. ¿Sabéis? Tengo un miedo muy tonto, tan tanto que no sé si es positivo o negativo, y es que después de 9 años viviendo sola creo que me encanta vivir sola. Y, como anécdota del día, recordaré que hoy he ido a la óptica y me he comprado unas gafas graduadas muy elegantes, porque a los 39 ya toca un toque de estilismo chic. Que el cuerpo envejece pero pensar es divino. Un abrazo, de cuarto a tanto. ^—*_¡A continuación una poesía de Candela de las Heras que me ha encantado, sobre ‘cuando vives solo’!

Read More

Candela de las Heras y su poesía preciosa:

«cuando se vive solo
la fecha de caducidad
o de consumo preferente
es un reloj un calendario
aviso temporal de que las cosas
se pudren de manera irremediable

sé que no durará mucho el sabor
de tu carne en mi lengua
prefiero el placer de imaginar
el preciso momento en que te coma.»

CANDELA DE LAS HERAS

May
8

Author:

1 Comment

Mayo de sastre

Hace unos días, un gran amigo me dijo que intentara salir más, que ya no estamos tan confinadas, y que intentara volver a ilusionarme por proyectos y cosas que dependan de mí, porque las historias de amor representan poner el foco en algo que no dependía de mí. ¡Suelta esa melancolía y que te de el sol!, me dijo. Tengo amigos y amigas a los y las que veo de pascuas a ramos, ya sabéis que en la vida real soy una mujer introvertida y después de la pandemia pues me he quedado como un poco sola, pero qué bonito es escucharos aunque sigamos un poco burbuja. Así que hoy he estrenado la camisa de sastre que he estado cosiendo de William Morris, y he comido en una terraza junto a mi padre. Y, tengo ganas de seguir escribiendo, crear, coser, y encontrar mis nuevos proyectos. ¿Qué hay de malo en no vivir todo el rato en el presente? También es bueno soñar, preparar, planificar, y hasta recordar, aunque sea para coger fuerzas y volver a bailar. A ver si, poco a poco, la dejamos atrás. ^—*_¡A continuación, la canción del día, While The Dogs Are Barking!

Read More

The Leading Guy – While The Dogs Are Barking

May
6

Author:

1 Comment

¿Quiénes somos cuando nos aislamos?

¿Quiénes somos cuando nos aislamos? Insomnio matinal, irse a la francesa, escuchar a Boris Vian, leer a Alfred Jarry. No sé si os he dicho que ya puedo andar tras un postoperatorio eterno, y que tengo ganas de tocarme la cabeza con el otro brazo ocupado. No somos nada y somos un índice. ¿Quiénes somos cuando nos aislamos? Hoy he terminado de coser la camisa de sastre, ya sólo me falta abotonarla y salir allá afuera. Son muchas horas a solas, y mientras le doy a la máquina pienso en volver a bailar, y voy a la óptica del barrio para graduarme unas gafas de sol muy redondas y enormes, seguro que harán reír a mis sobris. Tengo ganas, pocas pero muchas, de volver a hacer planes, de conocer y reconocer a personas, de abrir la puerta al contraste francés. No somos nadie y somos un montón de personas. Supongo que, cuando nos aislamos, tenemos tiempo para cortar ciertos hilos y crear nuevos patrones con los que volver a intentarlo y darle cancha a la vida. Pronto nos soltaran, ay. Muchas flores, sólo imagino eso, muchas flores y achuchones bobos. Cuando nos aislamos somos profesores raros, alumnos del común imperfecto. Ahora, la posición del formato será levantar una ceja al andar. Que ganas de volver a empezar, aunque sea desde una canción que te anima, aunque sea desde lo que no fue y sabes que ya no será. ¿Quiénes somos cuando nos aislamos? Espero que estéis un poquito ilusionados, más ilusionados que hace unos meses, más ilusionados que ayer. Ganas de mayo, junio, julio, agosto, y noviembre. Somos personas y amor. ^—*_¡A continuación la canción del post, una canción que anima!

Read More

FM LAETI – Sanctuary

May
3

Author:

2 Comments

El grito de Garden State

Hay una escena, en la película ‘Garden State’, en la que mi amor platónico lleva una camisa de William Morris a juego con el papel de pared. Y gritan a la de tres, y todos están tristes, y me parece muy tierno que la sensibilidad sea un vínculo de comprensión para y con lo que nos sucede, un vínculo de costura francesa. Tuve un ex que se parecía mucho a Zach Braff, y al que aprecio un montón aunque, entre la pandemia y tot plegat. Y aquí estoy, cosiendo una camisa de William Morris junto a mi pequeño lebrel Obito, al que ahora llamo Chorlito. Al coser las mangas de la camisa me he equivocado y, durante el paseo, he ido a mi tienda y taller de costura preferido del barrio, al Cosint-Cosint de Sabadell, para acabar llevándome toda la tela que les quedaba de este estampado. Ay, ¿y las ganas que tengo de socializar, bailar, quedar? No os voy a negar que la costura y el diseño gráfico me salvan pero… ¡Qué ganas de ponérmela para volver a cenar! ^—*_¡A continuación la escena del día, una sacada de esta peliculita que os cito y cuya banda sonora es brutal, casi tanto como ellos tres!

Read More

Fino y Personal

Con el caparazón del revés

viernes, abril 9, 2021

Este blog pronto cumplirá 20 años, madre mía. ¿Cómo lo lleváis? Por aquí, el postoperatorio que vivo, al hablar con amigas y familiares, he descubierto que se parece…

Read More

Enhebrar la vida

sábado, febrero 27, 2021

El dedo anular ha comenzado su camino hacia la deformidad, al pasar tantas horas cosiendo los hilos se entrelazan con el deseo. En mis manos, siento el amor…

Read More