oct
25

Author:

6 Comments

El ventanal

tumblr_static_stitch_window

El ventanal de mi comedor está repleto de tímidas notas, escenas en DINA3, personajes que cobran vida entre escenarios impresos y un constante ‘¿Y ahora qué?’. Papeles que voy ordenando a modo de investigación criminal naïve. Ahora, los atardeceres traslucen con la ficción de una escaleta rodeada de plantas tropicales que viven bien en interior junto a mi querido perro Oberón. Y todo el día estoy en ello. Claro que echo de menos escribir por aquí, pero cuando lo intento o ‘me encantaría pero no me apetece’, o prefiero leer a algún autor para ver cómo lo solucionó él, o me estiro en la alfombra para mirar el techo oscurecido por el humo del tabaco. Esta es la pausa que me estoy tomando. Tampoco ayuda para el blog que desde hace meses escriba tres páginas matutinas a mano como diario, ni que consciente de ser leída por familiares y amores mi censor prefiera el resguardo que estoy construyendo casi de manera intuitiva. ¿Debería compartir lo sola que me siento cada noche al acostarme? ¿El miedo que me da hacerme mayor como mujer? ¿Lo mucho que me horrorizan las noticias? ¿Lo ajena que me siento cuando intento entender/participar en la dinámica de grupos? ¿Lo mucho que prefiero vivir en la fantasía? ¿Mis ganas de volar desde el ventanal? Read More

 

Cosas que anoto y que se quedan allí…

 

1) Disimular las ojeras con pintalabios rojo.

 

2) Tener cabeza de monstruo.

 

3) Usar una desventaja como arma de seducción.

 

4) Bailar en silencio para no perder el ritmo.

 

5) El cine como remedio a la melancolía.

 

6) Volver a utilizar la palabra ‘Bravo’.

 

7) Sentirse fatal aunque lo adores.

 

8) Componer canciones con juguetes de perro.

 

9) Identificar hechos al echarlos de meno.

 

10) ¿Cuántos años aparento? ¿Y ahora? ¿Y ahora?

 

 

Canción del post:


 

oct
13

Author:

8 Comments

Todo irá bien

dadanoias-kleenex

Lloro de golpe, como llueve de golpe, supongo que las personas tenemos nuestro propio otoño. Hoy he ido al médico y me ha recetado zinc para el cabello y, aunque no me preguntase por más, me he puesto a llorar por todo. Le he dicho que echaba de menos a X aunque no vayamos a volver, que me hago mayor demasiado rápido, que odio la gimnasia desde que iba al colegio y que en México había mariposas negras cuando subías muy alto. El pobre, el pobre médico digo, no entendía nada pero me ha ofrecido unos kleenex muy prácticos. Al llegar a casa, tras un largo viaje entre muertecitos, mi perro Oberón se me ha tirado encima y el muy tontín me ha hecho feliz aunque sólo me llegue a las rodillas. Casa, he pensado recordando el miedo que me dio subir tan alto al dejar las llaves sobre el piano y acordarme de la niña interior que no dejaba de preguntarse cómo sería todo ahora mismo. Pues bien, ahora suelo vestir de negro y estoy con su sueño a cuestas. Que si la escaleta de la novela, que si los personajes secundarios, que si mi madre llamando por teléfono, que si mi hermana en la otra punta del mundo, que sin pareja y un desastre a nivel sentimental, que si me aburro los sábados. El médico no entendía a qué venía todo lo que le iba explicando a salpicones, como esperando una pócima, un abrazo o un jarabe de gotas verdes por su parte. Con un escueto  ‘todo irá bien’ al final. Ese ‘todo irá bien’ que ya me dijeron de pequeña, ese ‘todo irá bien’ que se dicen las parejas que se dejan, algo tan tonto y triste pero tan ‘no sé qué decirte’ que me dieron  ganas de seguir cogiendo kleenex de esa caja amarilla sobre la mesa, por el propio placer de sacar un pañuelo tras otro, si no hubiese sido por la ventana de su consulta y porque había otra chica esperando en la sala de espera. ^—*_¡Hoy hubiese dado lo que fuese por esos mimos! Read More

 

Todo irá bien porque…

 

1) Se acerca el día de los muertecitos.

 

2) Si existe la normalidad puede que todo sea fantástico.

 

2) Ya tienes la historia que quieres contar.

 

3) Eres una romántica del tabaco.

 

4) No tiene sentido arrugar todos los papeles dorados.

 

5) Pronto los ángulos serán tan eróticos como el antebrazo.

 

6) La atención será lanzada con bate.

 

7) Si la inocencia existe será impuntual.

 

8) Estar sola es salvaje.

 

9) William Blake lo asilvestra sin negar el miedo.

 

10) Las cajas amarillas de Kleenex suelen ser mágicas pero no todas.

 

Chris Isaak – Somebody’s Crying.mp3

 

oct
11

Author:

3 Comments

La inocencia de la soledad

dadanoias-amor

Hoy he llegado a la conclusión de que lo mejor de nuestros recuerdos es su inocencia y por lo tanto la soledad. Todos tenemos un amor que no funcionó, o varios. A medida que pasa el tiempo estas rupturas se convierten en puntos de inflexión de nuestra vida y visión del amor, como en la escaleta de una novela en la que marcamos los sucesos en rojo (estoy en ello). Últimamente me siento mayor, menos soñadora, más melancólica y andante. Ya no me sale salir de fiesta esta noche, ni idealizar el futuro o la sala de espejos. Enfrentarse a la soledad afectiva es duro, es pasear a Obi cuatro veces al día, es llorar viendo pelis, es navegar con las manos, es releer todos los libros de Roald Dahl, es confiar en ti. Por muy creativo que sea estar sola, da miedo. Da muchísimo miedo hacerse mayor sin lo que recordaste que sería un día, sin esos hijos, sin esa sonrisa romántica al atreverse, con stickers en las rodillas e ideas absurdas para volar. Read More

 

Culpable…

 

1) Como Michelle Pfeiffer ahora.

 

2) Dentro del coche en perfil.

 

3) Cada día que tengo miedo.

 

4) Aunque ya no sea con leds.

 

5) En un estucado de ático.

 

6) Sobre todos los marcos.

 

7) Con los espejos envejecidos.

 

8) Desde que tocaste el tenedor al mirarme.

 

9) Desde el día de los muertos.

 

10) Escuchando ‘Slow Dancing in a Burning Room’ de John Mayer.

 

 

oct
10

Author:

1 Comment

Fan-fantasía de un sábado noche

pasvrais

Una vez Lady Gaga y Zizek quedaron para cenar, lo pensaba y lo visualizaba el otro día en la ducha. Si yo fuese tan famosa como Lady Gaga también intentaría por todos lo medios tener una cita con él, aunque luego me pregunté: ‘¿Y qué le dirías a Zizek, Marta?’, la respuesta fue inmediata: ‘No haría falta que le dijese nada’. Quiero decir que simplemente querría escucharlo, así que me dedicaría a mirarlo y disfrutar de su acento, aunque fuese en silencio si así lo decidiéramos. Imposible. Steven Spielberg cada mes paga a las mentes más brillantes del mundo para reunirse con ellas e imaginarse el futuro que ya no vivirá. Dalí siempre iba a las ponencias más importantes de ciencia y filosofía del mundo. De aquí salió su diario, y de aquí salió Minority Report. Por suerte, ahora existe Internet. Joder. Pero, me falta algo, me falta una cita, me falta el roce, ese meme. ¿Qué idiota, verdad?

Read More

 

pasvrais

 

¡Qué idiota, sí! Porque prefiero con toda mi alma pasarme un fin de semana en casa que fuera, porque aquí puedo ver TEDS, puedo ver películas sin ruido de fondo, puedo leer tranquila, puedo navegar por Internet durante horas, puedo meterme con Isabel Allende, puedo estar con Obi, pero al fin y al cabo, cuando llega la noche del sábado noche, ahora, me siento sola a nivel ‘piel’ pero es que no lo puedo evitar, estoy muy tarro. La soledad es una elección, lo sé. Hace unos años que a nivel social me aburro un poquitín, me da pereza ‘salir a divertirme’. Entonces recuerdo cuando salía antes, normalmente bebía cuando estaba en grupo, para pasarlo un poco mejor, para no parecer antipática, aunque creo que al final no servía de mucho. ¿Qué es ser simpática? Tener empatía con los otros, ya. Pero es que a mi me gustaría hablar del Universo a todas horas, del amor de verdad y de arte y de proyectos y de que un día, una día tal. Y encima me gustaría sorprenderme. Tanto que me encantaría que me invitasen a una fiesta de sustos, tipo: ‘¡Bu! . Esa es a la única fiesta que iría hoy, con mi perrito Obi. A Helena Bonham Carter creo que le caería bien Oberón.

 

Una fiesta como la del otro día, cuando paseando por la exposición ‘Belleza Cautiva’ del Caixa Forum (de la que escribiré un post pronto porque es brutal) me imaginaba que todos sus autores estarían luego en el bar para tomar algo juntos. Rubens, Mengs, Goya, Velázquez y El Bosco, sobretodo El Bosco, besándole la mano a modo de caballero. Y le diría a Mengs: ¿Sabes que Jim Jarmush ha recreado en cine una de tus obras? Su tristeza, su sublime inteligencia, los vampiros, lo pasamos bien, y luego vino Julianne Moore. Pero se fueron, y hoy es sábado por la noche, joder. Hay Internet. Y claro que me gusta, como escuchar música mientras vuelvo. Es que los días pasan, luego los cambiamos de sitio pero el cuerpo es el cuerpo, este cuerpecito nuestro de carne y huesos, el de los muertecitos, el que se aburre, el que se ducha. ¿Qué se dirían Lady Gaga y Zizek? Yo creo que hicieron el amor, le doy al ‘me gusta’. Fan-fantasía de un sábado noche.

 

Mimicking Birds – the chimney sweep.mp3

 

Erótico

dadanoias-miss

I Miss Future

Jueves, junio 26, 2014

Echo de menos el futuro, esta es una de las sensaciones que últimamente, y a lo largo de mi vida, ha predominado en mi interior al intentar llegar…

Read More

arania

Un post bello

Lunes, mayo 19, 2014

Me gustaría escribir un post bello, tengo este propósito, como cuando te vas a beber una copa sola dentro de esta ilustración de Marta Altieri. Cuando aún hace…

Read More