Jul
19

Author:

1 Comment

The Jail That Sets You Free

Me da que estamos entrando al nuevo-romanticismo, este movimiento artístico en el que los otros son más importantes que el yo. Ese otro que somos nosotras, y ellos y ellas, ese otra en el que dejas de ser una misma para comprender algo que va más allá. Porque, a ver si me explico, si todos los números pueden ser a la vez otro número, si esto se demuestra y vamos por el caminito estrecho de que sí, entonces el mundo no tiene sentido tal y como lo hemos concebido hasta ahora. Camino, desconecto un mes para pensarlo. La artesanía como método. Es el fin del romanticismo, y a la vez vamos a crear uno nuevo, tampoco digo que vaya a ser mejor, descubriendo el principio de un nuevo movimiento nacido de la muerte como individuo único, desde el absurdo y la ciencia. La tristeza es fuerte, me doy tiempo para sentirla, me niego a no tener miedo. Distancia. Ay, consuelo, hay con suelo. Si uno es igual a dos, entonces ese dos es igual al número que tú digas. Lo nuevo, por ley y sin ella, ya no será como antes, ¿y qué lo es? Ni Internet, ni la tele, ni la radio. Nada de hada, ni siquiera un recuerdo será ya como lo entedemos, ni siquiera tu primera ecuación de segundo grado aprobada en matemáticas será correcta. Mira, un azulejo. Por un caminito estrecho va caminando un bicho, ¿qué bicho es? Lo único que no ha cambiado durante esta ausencia, hoy vuelvo al reconfinamiento, ha sido la soledad. Recogiendo trocitos de casas que nos retrajo el Gloria, o tal vez la vida, baldosas que luego reencontraba en las fachadas del pueblo que ya no doy por tan firmes. Y si tres es también cuatro y diez es catorce, entonces yo tengo derecho a pensar que te quiero pero que tengo mucho miedo. Voy a echar de menos no querer volver. Pero, ay. He vuelto y, al volver, siento que nunca antes había sido como soy hoy, ¿cómo puede el aire estar tan limpio y que todo sea tan triste? Ni los recuerdos tienen esa respuesta que tanto buscamos al intentar ser felices. Porque un hola es un adiós en la ola, lo mismo que ese uno es un dos. ^—*_¡Es una vaca! *A continuación la canción que me ha acompañado en la orilla ‘The Jail That Sets You Free’ ;) Read More

 

The Jail That Sets You Free:

 

 

Jun
20

Author:

1 Comment

Un día de punta fina

¿Qué me pasa? Estoy rara. Si a los galgos os llaman ‘cabeza lápiz’ tú eres un punta fina. Tengo nuevos miedos y todavía no sé como afrontarlos, le digo. Las baldosas, premios, y descansar. ¿Por qué temblamos así? He limpiado hasta los potingues de maquillaje, ya es suficiente. Rufino de morro fino, le digo, gamberra, contesta. Hoy es el primer día de un verano con mascarilla, tengo miedo de que mis padres se contagien, le digo. Hoy es el solsticio de verano, mejor que San Juan, tengo mucho miedo de los petardos. Yo también, en los dos formatos. Estamos aquí, ahora vuelvo si me das un caramelo. Los perros vais con correa, ven, toma, y me da por pensar que es mutuo, a un metro y medio de distancia, con gafas de sol y estas ganas inmensas de mear. ¿Qué nos pasa? Estoy raro, estoy rara. Saquémonos. ¿Te acuerdas de cuándo calcabas monedas bajo una hoja de papel? Sí, le digo. Pues eso es lo que nos pasa. ^—-*_¡A continuación la canción del día, de Amy Winehouse! Read More

 

wake up alone:

 

 

Jun
19

Author:

3 Comments

Aromas extraterrestres


¿Y si los extraterrestres de nuestro planeta fueran aromas? El sentido olfativo es el más erótico, y eso que tengo la nariz pequeña. A veces, puedo recordar el olor de un vino blanco contigo, el olor del Renault 21 de mis padres al sentarme detrás, el olor al suspirar bajo los brazos del fisioterapetua mientras me crujía la espalda, el olor a ese beso de helado. No puedo con el queso ni con la horchata, tampoco soporto el olor a preservativo aunque sean tan útiles. También, recuerdo con frecuencia, el olor al pueblo de mi abuela, hasta Asturias y Andalucía. Y el olor de mi mejor amiga del cole, con pecas y el eucaliptos del patio. Nunca me gustó el olor a bar. ¡Si gozamos de este sentido será por algo muy importante! Recuerdo el olor de tu axila antes de decirte hola. Sí, ya sé, el olfato nos sirve para saber qué comer y qué no comer, para saber a quién amar, cuándo, y cómo amar. Estoy tonta porque sonrío. Ahora huele a tabaco de mujer, a crema hidratante inglesa, y a atardecer con imac. Siempre he pensado que si fuese rica recorrería el mundo sólo para olerlo y escribir sobre la sal de sus lagos. Ay, y el olor a sandía recién cortada, a telas recién lavadas, y a patata frita con sal. Vale, creo que estoy en muchos sitios a la vez y en casa, con tantos champúes y ganas de traspasar la mampara. Pequeña pero con aguja. ^—*_¡A continuación la canción del post, de Woodkid! Read More

 

Woodkid – I Love You:

 

 

Jun
18

Author:

1 Comment

Pure Imagination

Debajo de mi casa hay la típica tienda de caramelos de plástico y colorines. Esponjas, setas, moras, serpientes y piruletas, a veces entro y me permito volver a finales de los ochenta. Recuerdo que un día, de peque, me hice pis encima en una de estas tiendas, con veinte pesetas en la mano y la vergüenza de aceptar que la felicidad me había ganado de por vida, pagué avergonzada y me fui corriendo a casa, con los pantalones empapados. Me gustaban demasiado así que me comí las chuches antes de entrar en la ducha, llorando. ¿Pero qué ha pasado?, preguntaba mi madre desde la puerta. ¡Déjame, no entres, no entres! Ese día fue la última vez de mi vida en el que me lo hice encima, muchos años después ya me vino la regla, los amores, y hasta hoy. Lo malo es que ahora me da mucha vergüenza comer chuches y suelo hacerlo a escondidas en casa, aunque viva sola, y lo bueno es que todavía no sé qué es lo bueno. Bueno, sí. Que la tiendecita sigue abierta tras la pandemia, que me encanta ducharme con música de los ochenta, y que sigo no acordándome de mi calendario menstrual, ¿y el amor? Ay, los pantalones. ^—*_¡A continuación la canción del post, en un mundo de caramelos! Read More

 

Gene Wilder – Pure Imagination:

 

 

Fino y Personal

En la concha de mi oreja

jueves, junio 4, 2020

En casa, a los ‘bastoncillos para los oídos’ los llamamos ‘palitos para las orejas’. Esta tarde, mientras veía el documental argentino ‘Las Lindas’ de Melisa Liebenthal, me ha…

Read More

Reverdecer

lunes, junio 1, 2020

El barrio se llena de vida y entre todas nos esforzamos por no re-colocarnos la mascarilla todo el rato. Madre mía forever. Esta tarde he ido hasta la…

Read More