may
31

Author:

2 Comments

Las Dinos de Moltex

moltex

Esta tarde tengo cita con Emmanuelle, y para hablar por teléfono con una amiga, pero tengo mucho frío. Así que no sé si seré capaz de hacer realidad ninguna de las dos cosas, espero que me entiendan. Estoy asustada y el teléfono es raro, estoy en mi casa y estoy escribiendo, haciendo cosas. Odio los viernes, más que los propios lunes. Más que antes. Me siento como un sticker de la pantalla, flotando y contando los días que pasarán por mi ropa interior.

 

martona11

 

Tampoco sé para qué quiero estar guapa. Ni qué decirle a Emmanuelle esta tarde, cuando sigamos con nuestro peinado en forma de bonsái, cada dos meses, dejando crecer el flequillo pero con un corte muy francés por detrás. Me asusta la idea de pedirle que me lo corte igual que Audrey Tautou en este último Festival de Cannes, es que sería capaz de hacerlo. Igual que de contarle a mi amiga que el nuevo Gel Higiénico con Alcohol de Moltex lleva bolitas de colores en su interior. ¿Lo veis?

 

moltex

 

Todas somos chicas bonitas, pienso. Pero nadie se fija en nuestras asilas, ni en la parte interior de nuestros brazos, detrás de los codos. Donde guardamos nuestros secretos. ¿Qué hago? Podría ir y mirar al infinito, intentar disfrutar de mis temblores y dejarme cortar, aunque no sea mucho. Sigo pensando en mi nueva serie, cargando la batería, vaciando tarjetas. Si pudiera, ahora mismo, me mordería la rodilla para obligarme a correr. Como los dinosaurios antes de irse al cuarto, latiendo muy fuerte. Todas juntas, como ‘las Dinos de Moltex’, las que nos queríamos. No sé si iré, ni si todavía estoy viva.

 

 

 

may
30

Author:

3 Comments

La ropa de mi entierro

theend

theend

 

Niños que se ahogan un poquito en la piscina, actos sin importancia. Un recuerdo que te persigue para el resto de tu vida, cuando un señor que podría ser Dios te decía ‘tramposa’ y todavía no sabías que eso era más importante de lo que él mismo creía. Estoy triste, igual que ese niño cuando sale de la piscina y ya no quiere volver a entrar, ni jugar con los otros niños de la piscina. Un susto para toda la vida, justo cuando nos salen los dientes que usaremos para el resto de nuestras vidas. La segunda generación de dientes, aunque una amiga mía dice que si viviéramos 200 años gozaríamos de una tercera generación de dientes. El primer sujetador, la primera vez que fue la primera vez, y así hasta la última vez que te mueres.

 

-¡Vendré en un coche amarillo fosforito! –dijo Dios.

– Te esperaré en el teatro. –dijo ella.

 

Que Dios y ella no fueron nunca pareja, ni se enrollaron siquiera. Aunque había una solicitud de amistad confirmada entre ellos, y eso lo cambiaba todo. Todo menos los recuerdos de infancia, que cambian igualmente, cuando los verbalizas. Como en la canción dedicada a Yoko Ono del grupo  Manel. Cuánto entiendo su letra: “Y es que es tan fuerte lo que decían de ti, entre tu voz tan fina y tu tambor, entre tu rostro extraño, como de aparición. Hasta los sombreros tan arriesgados y Def Con Dos.”

 

 

Cuando has querido a alguien entiendes cosas muy extrañas, que hasta te dan un poco de corte reconocer. Yo hoy estoy triste y estoy contenta, mejor cuando lo escribo. Así que escribo. Porque lo entiendo, aunque ‘es espantoso cuando la gente habla’. Que ya me muero, que esa parte de mí está desapareciendo en parte, dentro del túrmix de Alejandra Alarcón y el humor de Carlota Juncosa. Con Bruce y con Tronco, el gato de Susisú y mi querido perro. Aunque haya cosas que no pueda cambiar, como el número de los días, y el de este año.

 

Hoy en TV1, en la sección meteorológica matinal,  se han atrevido a ilustrar un mapa en el que preveían que este próximo Verano 2013 (entero) será ‘Normal’. En serio, ponía ‘Normal’, con nuestras tierras debajo, como muy meteo y muy lógico todo, muy tonto y todo al revés. Tanto que me he puesto a reír, sin querer. Como Yoko hace poco, Agatha Christie con su niñera o Miranda July en el baño, como mi madre y quien fuese ‘ella’. ¿Cómo te mueres cuando haces ver que te mueres escribiendo? ¡Vale, con esta camiseta y estas juju para que me entierren bien guapa!

 

Amanda Palmer – Everybody Hurts.mp3

 

may
29

Author:

6 Comments

¿Conoces a alguien como tú?

tu

tu

En el aeropuerto de Malta me compré un sobre con 12 toallitas antibacterianas, ya que había olvidado mi gel Nexcare en el hotel. Cuando estoy en espacios públicos suelo usar este tipo de productos de manera instintiva, me tranquilizan. Luego, durante ese mismo viaje de vuelta mi acompañante de vuelo, algo así como mi copiloto pero sin que ninguno de los dos fuésemos pilotos, y después de hablar largo y tendido sobre un asunto que no os voy a contar justo en este post, me preguntó:

 

 – ¿Conoces a alguien cómo tú?

– ¿A qué te refieres? –le contesté, preocupada.

 

Me miró a los ojos y se quedó callado, entonces entendí que se refería a mí de verdad. Si había conocido a alguien como yo y, poco a poco, se me empezaron a humedecer los ojos.

 

– Sí. –le contesté.

 

 

Creo que desde fuera se me veía abatida, aunque estaba contenta. Hago bromas raras y me imagino las conversaciones aunque estén sucediendo en un plano real, por lo que en grupo descoloco demasiado. A veces hasta se me escapa participar en ellas y si alguien se da cuenta de que estoy en otro mundo, lo más lógico, lo que suele suceder entonces, es que me aparte sin darme cuenta. Parece algo egoísta, aunque también podría parecer marginal, pero para mí es duro, nervioso. Y luego, cuando lo acepto y se acepta, se vuelve una situación antigravitatoria. Echar de menos a los muertos que aún no se han muerto, adivinar el pasado en cambio del futuro, grabar el tacto, cosas así.

 

 – Ya. –creo que él se parecía a mí, pero no lo sé. Seguramente sí, tal vez a todos.

 

 

Sparklehorse  – Don’t Take My Sunshine Away.mp3

may
28

Author:

4 Comments

Big Parade

malta1

¡Desconecté y ya he vuelto! Ya sabéis que no me veía capaz de ir al Primavera Sound, aún no estoy tan bien, ni quiero volver a estar ‘tan bien’ en ese sentido, ni encontrarme con muchas personas que no conozco y conocía sin saberlo, para volver a casa agotada pero serena. Decidí irme de viaje. Quiero decidir mi vida con pasión, y vivirla desde el romanticismo clásico y chick-lit. Con el disco de The Lumineers a todo volumen y más de 120 email esperándome justo ahora, poco a poco. En bicicleta por Malta.

 

maltaa11

 

Mejor, más flaquita y con la voz más fina si cabe, pero mucho más tranquila que hace unos meses. Ya sin el agobio de mi ex por allí, y viviendo el amor desde una nueva perspectiva mucho más libre y luminosa, más buena y bestia, sin aguantar malos genios o seriedades impostadas. Con agujetas por todo el cuerpo, ¡he hecho deporte! En serio, he caminado, he nadado, y he hablado en inglés con el príncipe más divertido de UK, que no el de Inglaterra.

 

malta22

 

Volver ha sido amor, como le sucede a Teresa Rampell. Cada vez con el libro más claro, mi prioridad. Unas manos gigantes, duchándome con mis jabones favoritos y con un arrocito de verduras que madre mía qué rico. He comido y he podido tragar, sin llorar, bueno sólo un poquito más. Como un árbol de primavera, y su tronco sonriendo si te lo miras de reojo. Soy otra, y otra soy yo, está bien. Que si mi blog fuese sólo de viajes, sólo sería de islas.

 

¡Echaba de menos a mis nuevos amigos ^–^!

 

Erótico

jourdan1

Las Historias de Simone Jourdan

Domingo, enero 9, 2011

Las historias de Simone Jouran son francesas, de mujeres con pecho y gato. Con luz de ventana, de ciudad, de baño y habitación. Mp3 del post; Cocoon –…

Read More

lun1

L’un des Nombreux

Lunes, enero 3, 2011

L’un des Nombreux usa un objetivo de 50 mm, se retrata con las modelos, no usa el photoshop y no tiene ninguna intención de hacerlo. Le encanta la…

Read More