abr
9

Author:

5 Comments

Te quiero chica

tequierochica

tequierochica

 

Soy romántica, y lo soy como la novia de Frankenstein. Hoy, mientras pasaba mi hora diaria de sol sentada en el banco de una plaza del barrio, he ojeado el nuevo libro de la ‘Moderna de Pueblo’ titulado: Los Capullos no regalan Flores. Y me he reído sola, sola y pensando en mi jefa, que la quiero mucho por habérmelo regalado y por ayudarme a crecer. Adoro trabajar con mujeres, esto es algo que he descubierto con los años y que me hace sentir bien. Creo que soy tan femenina que si me encuentro a otra mujer tan femenina (o más que yo) por el camino, me enamoro de ella platónicamente. Admiro muchísimo a mi jefa, y a mis otras dos jefas y amigas que también son jefas para mí. A ‘les dones’ que les encanta ser mujeres. ¿No sé si me explico? Sé que sí, de algún modo soy una sábana cuando escribo.

 

Mishima podría ser un grupo de mujeres, mi amor podría ser una mujer muy hombre. Viviendo en el hemisferio de la luna mentirosa, que te marca una ‘D’ cuando es Creciente y una ‘C’ cuando es Decreciente. Un pasaporte al humor que me hace sonreír y sentir cerca del absurdo. Las que más me han apoyado cuando algo ha salido rana en mi vida, han sido ellas y algún chico-chica que es chico pero es tan bonito como si fuese ella. ¡Hasta las puedo llamar para decirles que no tengo nada más que decir en este momento! Estoy contenta de que se dibujen, y de que se describan, creo en el narcisimo femenino, y creo mucho en él porque es necesario. Me hace feliz tener referentes como Pétula o Alejandra Alarcón.

 

Me gustan tanto las mujeres que a veces creo que jamás podré decir que soy heterosexual, por mucho que me tiren más los chicos que las chicas a nivel sexual. Porque si ampliamos el término ‘sexual’ hasta lo conceptual, entonces soy lesbiana mental. ¿Eso existe? Admiro a las chicas independientes, yo quiero ser una de ellas, lo soy. Y aunque ahora esté escuchando a Joan Colomo y Antònia Font, para mi ellos son también hombres que aman a mujeres, casi tanto como Annie Lennox. Hay días en los que todo es ‘pussy’ para mí, como Meryl Streep, mi compañera de piso, tú y mi madre.

 

Mi abuela era una mujer tan fuerte e inteligente que aún tiemblo al pensar que ya no está en la Tierra. La quiero tanto que tiemblo. Ella quería viajar, era bonita y buena persona, pero sobre todo fue la mujer que logró que mi padre pudiese ser quien es para que yo fuese quien soy. Siempre he querido conocer a mis 16 tatarabuelos, pero por encima de todo, a mis 8 tatarabuelas. Me gustaría juntarnos todas a la misma edad y charlar, sin tapujos. Sé que sería raro, pero qué bonito, ¿verdad? Como en la película del ‘Árbol de la vida’, después de cinco horas más.

 

Yo quiero querer como ellas, y me pregunto si ellas me imaginaron a mí como yo imagino a mis tataranietas. Yo no sé por qué somos dos sexos en este planeta, pero me gusta mucho. Es un acierto. Me hace feliz, aunque tal vez sólo se tratase de eso, de facilitarnos el misterio. La manicura siempre ha existido (con los dientes), el flúor no (tal vez sí, con hierbas raras). Soy un elefante que llora y camina, sus esqueletos me obsesionan tanto como los nuestros, los suyos. Las elefantas. Siempre he pensado que debería hacerme vegana, sólo lo pienso cuando imagino a las ‘elefantas’. ¡Con la de carne que he comido! Te quiero chica.

 

annie lennox – no more i love yous.mp3

 

abr
9

Author:

3 Comments

El Enigma Dogue

dogue

dogue

Ayer le pregunté a un médico que si ‘X COSA’ no era posible también en la realidad, y me dijo que no. Pues se ve que ‘X COSA’ sólo puede suceder en la imaginación, el arte, el cine, la poesía, la música, ya sabéis. Pero no en el plano real tal y como es hoy. Llevo todo el día pensando en esto, y hablando con el Community Manager de Toys R Us por Twitter, una cosa no tiene que ver con la otra pero me hace gracia. No puedo parar de hacerme preguntas que ya existían en mí de pequeña, de intentar entenderme, entender lo que está sucediendo y encontrar motivos que me convenzan. Cuestiones como ‘X COSA’, situaciones y conceptos a los que durante mi infancia decidí darles mis propias respuestas para sobrevivir hasta hoy. Hoy es real, y esto todavía no.

 

‘No’ – me contestó. Y entonces le pregunté: ¿Pues, por qué yo la visualizo tan bien? Me cuesta dar crédito a su contundente respuesta y en cambio creo, y siento de veras, que puede ayudarme mucho escuchar su punto de vista. Es muy contradictorio para mí, como lo sería para un psicópata diferenciar entre el bien y el mal. Kaku, el físico del que leí un libro durante el viaje a Chile, dice que todo lo que un ser humano es capaz de imaginar podría hacerse realidad. Tal vez no ahora, pero sí en el futuro. Para mí, si lo imaginaba, ya lo era en ese momento. Pero podría no serlo aún, o nunca. Es terrorífico, es muy raro y es mágico.

 

Hablar por teléfono es mágico y me da pánico, también. Intentar recordar tu infancia no es sencillo cuando has sido una niña que ha imaginado hasta límites más allá de lo común, una renacuaja que hasta podía concebir la vida en dibujos animados con sólo entrecerrar los ojos. Además, guardamos los recuerdos en la misma zona del cerebro que utilizamos para imaginar. ¿Es una broma? NO. A veces me siento como esos androides que soñaban en ovejas eléctricas. ‘X COSA’ sería como mi unicornio blanco, una escena que sólo sale en la versión extendida. Me siento como si tuviese que desvelar un enigma muy importante para seguir adelante. El ‘Enigma DOGUE’.

 

 

Julie Delpy – Ocean Apart.mp3

 

abr
8

Author:

5 Comments

La Soledad no es digital

soledad-virtual

soledad-virtual

 

Ya no estamos en los inicios del inicio de Internet, sólo en el inicio. Un nuevo medio de comunicación que va más allá que cualquier otro medio que haya existido hasta el momento, y del que hoy me gustaría escribir una breve reflexión a partir de la vinculación personal que mantengo con la red tanto como bloguera, como personaje virtual y ser humano. Centrando hoy mi atención en el concepto de ‘soledad virtual’.

 

Hoy RI MA, un chico que no tengo el placer de conocer en persona, ha comentado una interesante interpretación sobre este vídeo que he compartido en Facebook y basado en las nuevas generaciones que conciben sus vidas con Internet en ella, como algo natural. Una generación, llamémosla Y o W(e), en la que estar conectados se vive de forma positiva y estimulante, aunque según las palabras de este mismo chico que comentaba la cápsula (no digo que esté del todo de acuerdo, sólo lo transcribo) ‘la mayoría estamos conectadísimos pero solos…’.

 

La soledad en Internet es un tema muy interesante y que nos afecta o ha afectado a todos los jóvenes, algo que cada uno vive de manera muy distinta según su personalidad y contexto. Desde las posturas más críticas, basadas en la nostalgia del pasado, o desde el inconveniente de perder la parte más física que nos define; hasta las posturas más positivas como las puertas que nos abre Internet y sus redes sociales para conocer a más personas que nos parezcan interesantes para crear junto a ellas redes súper beneficiosas y motivantes. El punto de vista, según mi opinión, varía mucho según en el momento vital en el que uno se encuentre en la vida real y nuestras ganas de vivirla al máximo.

 

Desde mi punto de vista la soledad siempre ha sido un tema central en el ser humano, por lo cual considero lógico que nos preocupe también lo que ahora llamamos la ‘soledad virtual’. ¿Es normal tener muchos más contactos en la vida virtual que en la real? ¿Es lo mismo sentirse sólo Internet que en el estadio físico? ¿Se puede uno sentir solo en las redes sociales? Son preguntas sobre las que es importante pensar cuando uno está conectado y se está definiendo como persona virtual y real. Y más ahora, que estamos empezando y somos los primeros en hacérnoslas nuestras.

 

Yo, y hablo de mí porque es el caso que mejor conozco, me he sentido sola en Internet sobre todo cuando he olvidado la premisa básica que lo define: ‘Internet es un medio’. Es un medio genial que te permite comunicarte, pero es un medio al fin y al cabo, pues aunque puedas formar parte de él esto no te conviertes en él. No dejarás de ser una persona jamás, al menos de momento no. Es decir, que aunque tengamos nicks y presencia virtual (más o menos alejada de nuestro yo verdadero) seguimos siendo humanos y lo que sucede en las redes nos afecta en mayor o menor medida de modo personal. Por eso, creo que la soledad virtual va muy vinculada a la soledad real. Y si te sientes sólo en la vida real es fácil que también te sientas sólo en la vida real, y al revés. Pero hay maneras de cambiar esto e Internet puede convertirse más en un aliado que en un enemigo para reconvertir esta soledad de la que hablamos.

 

Internet me ha servido para conocer a personas en la vida real, algunas de las cuales ahora considero grandes amigos tanto en mi vida virtual como física, que no cambiaría por nada del mundo y que me hace muy feliz seguir. También adoro seguir a personas que admiro o con las que comparto pasiones aunque no sepa como son en el otro plano. Esto es totalmente cierto, y me alegra mucho de que existan las redes sociales ya que gracias a ellas descubro con más facilidad a personalidades cuyo contacto y obras me hacen crecer y sentir acompañada. Hasta puede ser algo romántico, hasta puedes enamorarte. Y si alguna vez me he sentido sola en Internet no ha sido por Internet sino por mi estado anímico en el plano real, y entonces he pedido abiertamente ayuda y me han ayudado. También es bueno sentirse solo, no pasa nada. Por eso, creo que no es justo este comentario de RI MA al decir que ‘la mayoría estamos conectadísimos pero solos…’. Yo no lo creo.

 

A veces no llegamos a establecer contacto físico con amigos virtuales pero sí creo que su amistad o presencia online puede llegar a ser altamente beneficiosa y hasta estimulante creativamente e intelectualmente para nosotros en la realidad. ¿O, a vosotros no se os contagian las ganas de vivir y evolucionar de ciertas personas que seguís por la red pero que no reconoceríais por la calle? Por eso, creo que es tan importante ser optimistas, y desarrollar todas las posibilidades que este medio nos ofrece para avanzar con más consciencia y ganas hacia un futuro en el que colaborar y unirnos para hacer realidad aquello en lo que creemos y se me antoja posible. Un nuevo espacio en el que la cultura, la sensibilidad y el cariño pueden mejorar el mundo, ajeno e interno, y hasta a nosotros mismos como personas. Compartiendo de corazón nuestros pensamientos, experiencias, experimentos y conocimientos por pequeñitos que sean.

 

Como ejemplo máximo la NASA y su presencia virtual en las redes, que cada día comparte con nosotros imágenes y vídeos del Universo cuyo interés va más allá de lo que nadie hubiese podido imaginar antes de Internet. Además, y esto es un secreto, creo que los extraterrestres del futuro podrán ver nuestros blogs, cuentas, perfiles y webs, aunque no estoy segura de que lo puedan entender todo. Mi opinión es que la soledad virtual es mucho menor que la soledad como se entendía antes. ¿Y tú, qué opinas? ^—^_¡Ahora no puedo darte la mano pero te prometo que estoy tocando la pantalla con los dedos, y no sé cómo pero creo que si cerrara los ojos podría llegar a sentirte!

 

Savage Garden – Moon and back.mp3

 

abr
7

Author:

1 Comment

Mi mapa de Mallorca

themarzipanman1

 

themarzipanman1

 

Este viernes un Marsupilami, que se hace llamar ‘The Marzipan Man’, anunció en un teatro de Palma que los monos van a invadir nuestro Planeta. Convocando a la ‘Party-Girl’ aunque no supusiese su nombre, ni ella el suyo. Ni nadie supiese el nombre de nadie, y todos bien. Hipnotizados con su hit, ampliando los límites en la intervención mural que Juan López propone  actualmente en Louis 21 ‘The Gallery’. Intentando conseguir un póster de la nueva obra de Bartomeu Sastre.

 

2_v3

 

Una Fábrica de Pompas, La Sifonería, La Cantina de Patrón Lunares, el espacio de PocoComún y su fanzine, con las cosas tan graciosas que te dicen al cruzar su puerta sin que te lo esperes. ¡La de ‘Juncosas’ que vimos! Bailando sobre las libretas del Sr. Ferrer, los dibujines de 1984r. Memorizando a Rafa Doctor en un fórum. Con un quilo de pintura invisible que Joan Miquel Oliver describe como blanca en su nueva obra ilustrada por Roger Padilla, también miembro de la banda Manel. Teresa Rampell, que ve l’amor!

 

Feat the Young Punx, la programación de la tele se escondía en una de las nuevas obras de Mikeldi Pérez Urkijo. Dentro de la Peluquería Botones, ¡dos besos, dos besos! Con nuestros 16 tatarabuelos en el armario, y un abrigo muy largo. ¡Hasta encontrar la tapa de tu objetivo en el bolsillo de mi chaqueta! Nunca había visto tantos zapatos geniales, hasta el final del cuerpo.

pepmonjo

 

Yo pensaba que ese Marsupilami era una chica hasta que se puso mis calzoncillos y detecté una fina tira de cuero en el cable del calefactor. Todo pasa muy rápido pero: ‘Hey, you have a second chance’. Con siete chicas apretándome las costillas hacia dentro mientras dormía, en formato zip. Podríamos leer los tiquets del periódico como si se tratasen del propio diario. Como en la película ‘Nunca me abandones’, basada en el hecho ‘real’ de que Laura Palmer donase sus órganos a Amanda Palmer.  ^–*_¡Y cuando digo Tasmania digo Mallorca!

 

 

 

Erótico

mikael johansson

Lots of poeple talk and few of them know

Miércoles, diciembre 29, 2010

Mikael Johansson, fotógrafo sueco instalado en Londres, retrata a hombres jóvenes. Una mirada que, como en su serie ‘Lots of poeple talk and few of them know’, alude…

Read More

juliagaldo2

Julia Galgo y un Señor Mayor

Martes, diciembre 28, 2010

Las fotografías de Julia Galgo son perfectas, el sueño de cualquier Señor Mayor. Me encantan las modelos que escoge para sus series… Además Julia Galgo colabora con Cody…

Read More