May
27

Author:

1 Comment

De vista

¿No os pasa que ahora miráis más a los ojos de las personas? Sí, salir con mascarilla es distópico, y es bastante angustiante, pero esta tarde he descubierto que, a la que ya llevas un buen rato intentando ser un poquito feliz, te das cuenta de que al andar nos intentamos sonreír con los ojos. Entre nosotras. Hoy, me he cruzado con varias vecinas a dos metros, he ido a la mercería y a por Aloe Vera, y creo que he sentido algo ‘bueno’. Ese no sé qué que sé yo, he sentido esperanza, alianza. Ganas de mirarte directamente a los ojos. Así que he seguido, y he andado y he andado, con mi pequeño sabueso, hasta el tercer barrio, hasta regresar a la cueva. ¿Así que esto es la nueva normalidad? Me duelen un poco los tobillos y me canso más que antes, pero qué bien, qué bien la calle, qué bien el espacio público, el campanario, los árboles en primavera. Me da la sensación de que todo ha cambiado para siempre y sin embargo siento un cariño antiguo por la ciudad, un amor que antes daba por hecho y que ahora agradezco sin más. Que tengo ganas de más. Joder, qué cursi suena esto, pero es que es el primer día en dos meses en el que podré dormir menos triste. Michael Ende decía que ‘el exterior construye nuestro marco vital’, y tenía razón. Esto va a ser muy duro pero el erotismo está aquí. ^—*_’¡A continuación la canción del día! Read More

May
23

Author:

1 Comment

Exisitir en 2046


¿Te imaginas que sólo existiéramos en un recuerdo? Salgo a pasear al perro, estamos a 32 grados y nos refugiamos en las sombras rectangulares que proyectan los edificios cerrados. Comemos sin hambre. Ahora mismo, los dos sabemos que somos un recuerdo de 2046. No hay absolutamente nadie y me da por ir hasta el taller donde aprendía a cortar vidrio, el Art del Vitrall. No está permitido sentarnos en el banco de enfrente, allí donde solíamos esperar. El mundo está cerrado, le digo. Ayer me pasé cuarenta o treinta minutos llorando por videollamada, luego creo que me quedé dormida, ni siquiera diferencio los días, o es que se mezclan. En los recuerdos, allí donde estamos, el día no es lo importante, ni siquiera el contexto, y seguimos, porque para volver hay que andar. De repente, pienso en Charlie Kaufman, de Wong Kar-wai, y en todos sus films malditos. Un recuerdo, una variación temporal, nuestras decisiones vitales ante la aceptación radical. ¿Y si sólo existiéramos?, me contesta. Al volver a casa, me lavo las manos cantando ese cumpleaños dichoso, y trasplanto un par de plantas, y estoy harta de limpiar. Siempre fuimos un recuerdo antes de serlo, joder. Vuelvo a llorar. Por las mañanas, recopilo artículos, gracias a los que aún publican, hoy he comprado algo, super-glue y barritas de madera para varitas mágicas. Súper importante. ¿Y si no existimos de manera lineal? Tengo mucho miedo, sé que un día todas estaremos muertas, y todos, pero ahora también tengo miedo de no ser capaz. Seguramente esto pasará, o nos acostumbraremos a las estadísticas y seremos más cínicos, joder, es horrible. Nunca seré capaz de recordar qué día fue, qué día fue exactamente, aquel en el que no te pude abrazar. ^___*_¡A continuación una escena-guión de Charlie Kaufman y una ilustración de Jean-Claude Forest , ay! Read More

May
21

Author:

1 Comment

Destination Calabria

Hoy, esta mañana, tres patos han sobrevolado el balcón. Pato es el masculino de pata, como las patas de esta mesa. Creo que el confinamiento ha absurdizado, del todo, mi humor noventero. Tengo miedo de haberme acostumbrado a estar tanto tiempo a solas, de no ser lo suficiente en el lago verde. El cielo está acostumbrado, ¿quién lo desacostumbrará? El descostumbrador que lo descostumbra mal o buen descostumbrador será. Ya, debería parar. Tengo miedo de volver a la nueva absurdidad, de no poder expresarme si no soy capaz de aceptar que el tiempo ya no es lineal. ¿Quién soy a nivel amoroso? A nivel cultural, en el amor de pareja, existen los roles. Yo soy patosa, y cuando estoy nerviosa me toco la frente, o me hago fotos con filtro, o hasta pongo ‘Kiss FM’ para limpiar el baño. Tal vez, sea una pata que aguanta los cimientos de un balcón. Una de tres, tal vez debería ser feliz y punto. El confinamiento nos ha afectado más de lo que somos conscientes, ¿verdad? Y volver a empezar. Hoy, hace un minuto, he cruzado las piernas. Soy fanfalina, eso sí que lo sé. Tal vez debería levantarme más tarde y dar las gracias por todo. ¿Hacia dónde nos dirigimos? Destination Calabria.^—^_¡Ay, este post no se entiende, pero lo termino con la canción del día! Read More

May
18

Author:

1 Comment

Advertencia


¿Cómo lo lleváis? Yo no quiero volver a la nueva normalidad. Hace un año, hace medio año, un par de meses, era otra. Una otra que seguramente hubiese sido otra sin una pandemia mundial. Estoy muy triste, poco coherente, con ganas de ser feliz. Por lo menos, la soledad no me ha parecido ninguna novedad, aunque esta sea mucho más hard. El tiempo se ha desdoblado, ¿o somos nosotras en otras nosotras? Sonará muy todo pero creo que todo esto me ha servido para entablar un diálogo interior difícil de explicar hacia el exterior, en nuestro nuevo marco vital. No logro ser racional, ni emocional, ¿quién lo es más allá de un directo online? Cuelgo, me ducho, pienso, no me gusto e intento ser más de lo que fui, intento aceptar que ya no puedo más. Miro por la ventana, todavía no es la hora y un grupo de seis adolescentes gritan tonterías y se tocan en fase 0,5, ¿quién soy yo para juzgarles? Ahora todo es distopía, tal vez a su edad yo también hubiese sido tan egoísta. El concepto de un derecho se diluye en el movi-miento. Tocarnos, hacer el amor, ¿dónde estamos? Estoy triste porque da mucho miedo. Mi imaginación también juega malas pasadas. Hace dos mesos hubiese sido otra y ahora no soy capaz de ser más. Espero que lo llevéis mejor. ^—*_¡A continuación la canción del post y una poesía de Sylvia Plath! Read More

Fino y Personal

Reverdecer

lunes, junio 1, 2020

El barrio se llena de vida y entre todas nos esforzamos por no re-colocarnos la mascarilla todo el rato. Madre mía forever. Esta tarde he ido hasta la…

Read More

En el descensor

viernes, mayo 29, 2020

He enganchado celo de topos en el vaso para que parezca espuma, me aburro. ¿En qué soñaban los últimos dinosaurios? Me imagino sentada en un chiringuito, no hay…

Read More