dic
7

Author:

6 Comments

10 Apreciaciones eróticas del sistema muscular

Foto del día 3-12-15 a las 21.17 #4

Foto del día 3-12-15 a las 21.17 #4

¿Por qué tienes todas estas fichas sobre el cuerpo humano en la mesita de noche? ¡Ah, eso! Estoy intentando aprendérmelo mejor para una escena erótica que estoy escribiendo. ¿Y qué tiene de erótico pensar en lo que hay debajo de la piel de tu amante? No lo sé, sólo quería describirlo. ¿El qué? El cuerpo, tú cuerpo. Pues no me parece muy erótico. ¿Y qué te parece ‘muy’ erótico? Los gemidos, la mirada, los gestos, tu voz… Ya, pero quiero lograr una escena erótica documentada. ¿Sin amor? No, con amor. Con amor. No lo entiendo, mira esta ficha del sistema muscular, ¡damos miedo por dentro! Sí, pero es universal, y tiene algo vinculado a nuestra parte animal que me fascina. Entonces, ¿la próxima vez que hagamos el amor pondrás nombre a mis músculos para practicar? Sí, si me los aprendo bien. No me gusta, es frívolo. A mí me parece romántico. No, sería algo así como si yo contara tus dientes con la lengua mientras nos besamos. Ah, sí, sí. ¿Te aburres conmigo en la cama? No, sólo me parece divertido darle la vuelta a lo que sucede. Pues no me gusta, impondrías distancias innecesarias entre nosotros cuando estemos haciéndolo. ¿Y no las hay siempre? ¿El qué? ¿Distancias? Supongo que sí, pero no tan premeditadas y físicas como las de estas fichas. Anda, ven. A veces eres un poco retorcida aunque te ame. Ven, y me cuentas los dientes. ^—^_(32) Read More


 

10 Apreciaciones eróticas del sistema muscular:

 

1) Cosquillas cubitales.
 
2) Arañazo en el dorsal ancho.
 
3) Caricia occipital.
 
4) Apreciación visual deltoide.
 
5) Flexión fascia lata.
 
6) Amor semiespinoso.
 
7) Susurro frontal.
 
8) Actitud temporoparietal.
 
9) Contraste sóleo.
 
10) Recuerdo ancóneo.

 

 

nov
10

Author:

3 Comments

Lasciate ogni speranza, voi ch’entrate

dante-puerta

Hay una inscripción en cada puerta que cruzamos, que la leamos o no ya es otra cosa. Desde la puerta del Infierno de Dante hasta la puerta de nuestro dormitorio, si entras ya nada será lo mismo. ¿De dónde viene toda esta oscuridad? Es musgo, muscínea tan verde que parece negra. Si sigues más allá del dolor verás que sentado, bajo uno de los árboles, hay una especie de hombre. Es tu Virgilio, tu Conde Mosca, tu Kami sin cara. Estaba ya antes de que abrieses la puerta pero ahora te mira y decide ir contigo. Es otoño, no hay nada que existiera antes. ¿Recuerdas cuántos años tienes, las escaleras antes de entrar, el primer amor? No puedes pasarte la vida corriendo para pensar, te pierdes las inscripciones, lo que fue. Como el día que hicisteis el amor con la regla. Si entras por esa puerta abandona la esperanza, le dijiste. ^__*!
Read More

 

Cosas que suceden al cruzar una puerta:

Myrna-Loy

1) Una loba aullará en otra parte del mundo, es la perversión.

 

2) Ya no tendrás ese hijo que imaginaste de niña.

 

3) La NASA dejará de patrocinar una peli de Hollywood.

 

4) Una chica buscará vídeos porno en los que todos y todo parezca más triste.

 

5) El chico del restaurante mirará hacia el infinito al atenderte.

 

6) La poesía y la poseía se cruzarán al instante.

 

7) No adivinarás la muerte aún y sentirla.

 

8) Un lince se lanzará encima de ti, te arañará sin hacerte daño.

 

9) Sentirás la ciudad como un cuerpo.

 

10) El amor de tu vida morirá para otro.
 
 

 

nov
4

Author:

3 Comments

Al filo de lo ridículo

dadanoias-marta

Estar al filo de lo ridículo y lograr que sea mágico. Cuando esto sucede todo bien, pero no es lo normal. Del mismo modo que no debería parecernos tan normal que en la ficción todo sea coherente, aunque con este enlace aparezca la magia al leer. Leo, escribo, leo a Michael Ende, a Roald Dahl, sigo escribiendo, veo una peli. Y, al fin, hoy me doy un respiro para escribir por aquí tras días de estar a solas con mi casting imaginario. Con un cuadrado de soledad que crece en mi vida real, ‘comando-shift’. Ay, que me voy a comer las manos, las palmas y todas las yemas. Soy un desastre en pareja, siempre en constante suspensión voluntaria de la incredulidad. Perdiendo la noción del nosotros, de ese tú o de ese yo congelados en verano. Y es que, de repente, un día decides releer tus libros favoritos de la adolesciencia y te parecen otros muy distintos, pero te acuerdas. Leyendo recuerdos escritos por Dickens, Graham Greene, Ana María Matute, Onetti. Aceptémoslo, la felicidad no es siempre el mejor camino para ser feliz.

Read More

 

Un videoclip que roza lo ridículo pero que es mágico:

 

 

nov
2

Author:

1 Comment

Mensaje sin contestar

Nos ha pasado a todos. Envías un mensaje y no te contestan, y todo empieza a girar entorno a ese email, whatsapp o chat, cada palabra, coma, vocal. Lo ha visto, la persona sigue posteando en sus redes sociales y no te contesta. Tal vez el problema sea mío, piensas. Busco ‘Claves para no ser dependiente’ y acabo en una web donde señalan que se debe tener en cuenta que seguramente esa persona de la que estás colgado ha leído el mensaje pero ha decidido no contestar. Es una decisión y tiene sus motivos. Por supuesto, y tú también tienes el derecho a enfadarte o a sentirte mal, aunque no sea eternamente. Que tal vez te merezcas a alguien distinto o con una manera de amar más parecida a la tuya, pone en la web para que no te vayas a otra web. Luego habla de subirte la autoestima, de crear tus propios planes, de… ¡Ahhh! Opto entonces por ponerme la canción de los gatos ’If you Rescue Me…’ y de repente llama por teléfono mi ex. Me ha deseado un feliz año, al colgar lloro porque sí. Hemos hablado de nuestros respectivos sobrinos, que se hacen mayores, como nosotros. Sin hijos. En realidad, sólo hace un día desde que le envié el correo, vuelvo a las andadas. Así que decido hacer un Plan B, ese en el que el mensaje no importa tanto, y lo hago en forma de lista. ¿Cómo no? ^–^_¡Hay vida más allá del mensaje sin contestar! Read More

 

Cómo superar un mensaje sin contestar:

 
1) Con una lionesa de nata.
 

2) Investigar sobre una parte de tu cuerpo y comprobar lo aprendido.
 

3) Releer tus diarios de infancia y escribirle una carta.
 

4) Mirar la cartelera de cine, elegir la que más te guste e IR a la otra sala.
 

5) Pintarse cada uña de un color distinto.
 

6) Leer el diario de Salvador Dalí para que te suba un poco la autoestima.
 

7) Diseñar unas gafas de cartulina para ver el mundo distinto.
 
8) Planear una nueva serie de fotos.
 
9) Escribir un relato inspirado en un buen recuerdo.
 
10) Escuchar a Elizabeth Cotten.

 

Erótico

Absurdos alrededor del Kiwi

Miércoles, septiembre 10, 2014

Últimamente me río mucho a partir de noticias, posts, y estados de Twitter relacionados con modas absurdas alrededor de nuestro kiwi, sushi o ‘el chocho’, como lo llaman…

Read More

dadanoias16

A los 16 años era gilipollas

Miércoles, julio 16, 2014

Hoy me he puesto la lista de los 90’s y he comenzado a recordar cuando me estiraba llorando en la cama de mi cuarto, cuando vivía con mi…

Read More