Mar
29

Author:

3 Comments

Blue Jay, una peli de ex


Vale, antes de irme a la cama quería hablaros de una peli que vi ayer en Netflix. Es cortita, en blanco y negro, algo hipster, pero preciosa. Como mujer soltera y repleta de amor acabé llorando al verla, ¿cómo no? Aunque la protagonista es rubia y está casada, pero tiene un ex novio tremendo, y eso es lo que nos une hasta el infinito y más allá. Se trata de ‘Blue Jay’ y, sin haceros spoilers, os cuento que trata sobre dos ex que se reencuentran por un día. No os digo más. Lo que pasa es que tienen nuestra edad, que por las estadísticas del blog sé que aquí somos treinta y cuarentañeros por mayoría, y te toca al corazón. Además, salen galgos a nivel conceptual y allí fue donde empecé a llorar. ¿Te imaginas poder volver al pasado y ser mejor? No sé, a mí me pasa, me pasa que me veo cenando con mi ex y cosas como las que pasan en la peli. Porque desenamorarse es un camino largo, mucho más fatigoso que el del enamoramiento, y todos tenemos esa espinita que nos hace bailar de dolor. Además, la canción es perfecta. Así que os la recomiendo de corazón para estas vacaciones de Semana ¿Santa? Ay. ^—^_¡Ya me diréis, mola verla a solas, os chivo un gif! Read More

El gif perfecto de la peli ‘Blue Jay’:

 

 

Mar
29

Author:

4 Comments

Una idea de fanzine dadá

Se me ha ocurrido que podría hacer realidad mi primer fanzine, es que hoy mientras cosía he tenido una idea. Os cuento, a ver qué os parece. La idea sería elegir los 20 o 30 posts que he borrado de mi blog, los que más vergüenza me ha dado publicar, escribir y borrar, durante los más de diez años de historia de este blog, transcribirlos a mano y con ellos hacer un fanzine casero, con collages y las imágenes censuradas en el pasado. Sería muy íntimo y de poca tirada, hecho desde casa y con mucho amor, baratín y de dos grapas, con valentía. Hasta he pensado que mi sello editorial podría ser ‘Ponte colonia’. Hacerlo realidad, si sigo con la idea y la llevo a cabo, sería algo así como un ritual psicomágico, como un gracias enorme a los que me seguís desde hace tantos años y me habéis perdonado tantas veces que borrara los mejores posts, por empatía y con un amor que siempre me ha llenado de esperanza para seguir escribiendo. Por supuesto, moriría de vergüenza al enviároslo pero a la vez sería súper divertido y mágico. ¿Qué os parece la idea? Ay, qué nervios. ^—*_¡A continuación el cuento ‘Caperucita’ versionado por Roald Dahl, espero con ilusión vuestros comentarios! Read More

 

‘Caperucita’ según Roald Dahl:

 

 

Mar
28

Author:

1 Comment

Con papel de regalo


Cuando un gato deja un ratón muerto en tu puerta, ¿es un regalo? Hoy me preguntaba si los seres humanos somos los únicos animales que nos regalamos cosas físicas, y mi única conclusión certera es que hoy en día somos los únicos que los envolvemos con papel especial y hasta les ponemos un lazo. A mi sobrina de tres años le entusiasman tanto, aunque no sean para ella, que se pone a dar saltitos a su alrededor casi a modo de danza trival. Hace unos años, hasta conocí a una mujer que hacía colección de papeles de regalo, algo fascinante y que me ayudó a entenderla mejor, a verla desde su niñez latente, con una ternura que me unió a ella en el recuerdo. Los regalos, tal y como los conocemos desde la perspectiva occidental contemporánea, siempre me han parecido un juego de infinitas connotaciones, ni buenas ni malas, sorprendentes. Dice Jodorowsky que ‘el nombre es el primer «regalo» otorgado al recién nacido, individualizándolo en el seno de la familia’. Mi abuela Anita, por ejemplo, nunca abría un regalo delante de la persona que se lo ofrecía sino que lo dejaba a un lado, daba las gracias, y esperaba a estar sola para romper el papel. Por otro lado, conozco a personas que se sienten molestas al recibirlos, que te dicen que no hacía falta, que ya te vale… Pero, ¿qué regalo envuelto es necesario de veras? Si fuese artista conceptual mi obra sería un regalo envuelto y se titularía ‘el regalo’, sería tan pop que me daría vergüenza. Mi madre siempre está haciendo regalos, a todo el mundo, es muy regalona. Y mi hermana adora los regalos de dimensiones pequeñas. ¿Sabéis? Echo de menos los regalos de mi otra abuela, las mejores bragas del mundo. Bragas grandes y de algodón. Mi ex novio una vez me envió un regalo enorme por mensajero, al que le dije que se equivocaba de persona, cuando él me contestó ‘No, no, es de parte de su marido’. Por supuesto, no estábamos casados pero lo acepté. Como decía, los regalos siempre tienen una doble lectura, y hasta me atrevería a decir que un juego intrínseco entre los implicados. Y, lo mejor de todo, es que no existe el regalo perfecto pero siempre lo son. ^—*_¡A continuación una lista de 10 regalos con papel de regalo que recuerdo con cariño! Read More

 

10 regalos con papel de regalo que recuerdo con cariño:

 

1) Mi primer walkman, recuerdo cuando mi padre nos llamó a mi hermana y a mí a la cocina de la casa donde vivíamos, por el tono me pareció que estaba enfadado y de repente nos regaló un walkman a cada una, con casquitos de esponja naranja. Fue incréible, a partir de ese día pude escuchar la radio por las noches, y aún hoy no puedo dormir sin escuchar podcasts de fondo.

 
2) Una cajita de maquillaje, con sombras de ojos y labiales, en un recipiente con forma de oso. Me lo regaló mi tía por Navidad, en mi primera adolescencia, y así empecé a jugar a ser mayor por casa, a regañadientes de mis padres. No olvidaré nunca ese osito, fue muy raro y genial.

 
3) Una flauta de madera. Sonará extraño pero me parecía tan bella y olía tan bien que aún la guardo entre mis recuerdos de infancia aunque casi no la toqué pero mirarla me transportaba, aún hoy.

 
4) Una pluma estilográfica. En mi época de instituto y de universidad no existían las plumas de usar y tirar, pero yo adoraba y adoro escribir con pluma desde ese regalo. Aún recuerdo esa pluma negra y dorada con la que escribir era volar.

 
5) Los patines de cuatro ruedas. Me los regalaron cuando era pequeña y me pasaba horas dando vueltas y vueltas con ellos en el garaje de casa, hasta que me creció el pié. Lloré mucho cuando los donaron sin decirme nada.

 
6) Una muñeca que se encendía y se apagaba con el sonido de un golpe brusco. Era rubia de pelo corto y llevaba un vestido amarillo, la llamé Marilyn Monroe. Me acuerdo mucho de ella cuando tengo miedo.

 
7) Mis primeras botas Dr. Martens, cuando prefería a Blur que a Oasis.

 
8) Un caballete para pintar que usé para mis primeros collages y luego para colocar calendarios en la habitación, me hacía feliz igual.

 
9) Un proyector de estrellas. Lo chungo fue cuando descubrí que al ser miope no podía verlas bien sin gafas y, claro, ¿quién se duerme con las gafas puestas?

 
10) Una bandeja antideslizante. Al principio no le di importancia pero ha sido el regalo que más he usado estos últimos cinco años al vivir y cenar sola cada noche, en el sofá.

 

 

Mar
27

Author:

5 Comments

Me siento muy sola

Siempre me he sentido muy sola. No a nivel familiar y no a nivel amistoso, que tengo dos amigas y ya sé que eso es un montón, al menos desde mi habitación. Me siento muy sola a nivel parejil. Sé que soy muy tímida, me cuesta mucho socializar en la vida real, soy muy sensible y mega artística. Encima, me encanta vivir sola y no voy a tener hijos, porque no puedo tenerlos y ya lo he aceptado, pero de algún modo afecta. Y llega la primavera y me pongo romántica al ver llover y me imagino con alguien a nivel de amor de pareja y es entonces cuando me siento tan sola. Soy feliz en las otras áreas, y estoy en contra de mi sentimiento, pero cuando llega la noche de primavera, una como esta, me pongo así sin quererlo. Mira que sé que no lo necesito, o tal vez sí, pero hay algo en mí que no puedo negar. Más que nada, porque siempre he creído que el verdadero amor no se busca, y sigo en esa creencia; absurda o no. Y coso y escribo y leo y quedo y comparto pero ya me entendéis: La soledad no se puede negar. No es que esté triste, no es eso. ^—*_¡Ay, a continuación he escrito una lista de 10 cosas de mi soledad y una canción de Cat Stevens! Read More

 

10 cosas de mi soledad:

 

1) La soledad da mucho espacio para pensar, leer, vivir.

 

2) La soledad es mortal, saber que no tendrás hijos es extraño.

 

3) La soledad te hace muy cariñosa con las pequeñas interacciones del día a día.

 

4) Estar sola a nivel sentimental es un oasis.

 

5) La soledad lo cambia todo y lo hace más cercano, tan cercano que duele.

 

6) Cuando estoy sola me pongo zapatillas deportivas aunque no practique deporte, no sé por qué me anima. Son zapatillas de colores fluorescentes.

 

7) Cuando estoy sola me siento muy libre, creo que con el tiempo he asociado la compañía a no estar tan libre.

 

8) La soledad se vive y se muere.

 

9) Cuando me siento mega sola escribo, casi cada día.

 

10) Sola y con Obichuelo, mi perro mágico.

 

 

Erótico

Talleres Eróticos & Vermut

jueves, marzo 12, 2015

  ¿Quedamos este sábado en Madrid? ¡Sí, decir que sí, di que sí! Que tengo un montón de ganas de desvirtualizaros, de compartir con vosotros la ilusión y…

Read More

Sorteo – 50 Sombras de Grey

martes, febrero 10, 2015

¡Lo reconozco, me da morbo ir a ver Cincuenta Sombras de Grey este próximo 13 de febrero! Ya me perdonaréis, pero a mí es que todo lo que…

Read More