May
21

Author:

1 Comment

Destination Calabria

Hoy, esta mañana, tres patos han sobrevolado el balcón. Pato es el masculino de pata, como las patas de esta mesa. Creo que el confinamiento ha absurdizado, del todo, mi humor noventero. Tengo miedo de haberme acostumbrado a estar tanto tiempo a solas, de no ser lo suficiente en el lago verde. El cielo está acostumbrado, ¿quién lo desacostumbrará? El descostumbrador que lo descostumbra mal o buen descostumbrador será. Ya, debería parar. Tengo miedo de volver a la nueva absurdidad, de no poder expresarme si no soy capaz de aceptar que el tiempo ya no es lineal. ¿Quién soy a nivel amoroso? A nivel cultural, en el amor de pareja, existen los roles. Yo soy patosa, y cuando estoy nerviosa me toco la frente, o me hago fotos con filtro, o hasta pongo ‘Kiss FM’ para limpiar el baño. Tal vez, sea una pata que aguanta los cimientos de un balcón. Una de tres, tal vez debería ser feliz y punto. El confinamiento nos ha afectado más de lo que somos conscientes, ¿verdad? Y volver a empezar. Hoy, hace un minuto, he cruzado las piernas. Soy fanfalina, eso sí que lo sé. Tal vez debería levantarme más tarde y dar las gracias por todo. ¿Hacia dónde nos dirigimos? Destination Calabria.^—^_¡Ay, este post no se entiende, pero lo termino con la canción del día! Read More

May
18

Author:

1 Comment

Advertencia


¿Cómo lo lleváis? Yo no quiero volver a la nueva normalidad. Hace un año, hace medio año, un par de meses, era otra. Una otra que seguramente hubiese sido otra sin una pandemia mundial. Estoy muy triste, poco coherente, con ganas de ser feliz. Por lo menos, la soledad no me ha parecido ninguna novedad, aunque esta sea mucho más hard. El tiempo se ha desdoblado, ¿o somos nosotras en otras nosotras? Sonará muy todo pero creo que todo esto me ha servido para entablar un diálogo interior difícil de explicar hacia el exterior, en nuestro nuevo marco vital. No logro ser racional, ni emocional, ¿quién lo es más allá de un directo online? Cuelgo, me ducho, pienso, no me gusto e intento ser más de lo que fui, intento aceptar que ya no puedo más. Miro por la ventana, todavía no es la hora y un grupo de seis adolescentes gritan tonterías y se tocan en fase 0,5, ¿quién soy yo para juzgarles? Ahora todo es distopía, tal vez a su edad yo también hubiese sido tan egoísta. El concepto de un derecho se diluye en el movi-miento. Tocarnos, hacer el amor, ¿dónde estamos? Estoy triste porque da mucho miedo. Mi imaginación también juega malas pasadas. Hace dos mesos hubiese sido otra y ahora no soy capaz de ser más. Espero que lo llevéis mejor. ^—*_¡A continuación la canción del post y una poesía de Sylvia Plath! Read More

May
14

Author:

4 Comments

Vídeo-Retrato de Confinamiento



¿Si pudieras estar en cualquier lugar del mundo dónde te gustaría estar?
Quizás aquí mismo. Así empieza y termina mi vídeo-retrato de lo que estoy viviendo en este confinamiento, el que os comparto en este post-todo a modo de abrazo. Dedicado a un cojín, y a ti. Hace poco escuché que para ser una misma a veces hay que hacerse un hueco en el espacio que ocupamos, apartase de una misma para poder volver a caber, y en eso estoy. Son días absurdos, días en los que el humor me apetece tierno. Quizás aquí, repito en voz alta junto a Bill Murray y un tiempo que ya no concibo igual, es aquí donde estoy. Será la primavera sin salir de casa, será el amor sin tacto. Al menos, es todo tan surrealista que da cabida a nuestras otras. A estar aquí. ^—*_¡AY, a continuación un autorretrato grande!/em> Read More

May
12

Author:

1 Comment

I Miss Future

dadanoias-miss2
¿Quién fue la última persona a la que abrazaste sin miedo? Sesenta días a solas. Me pregunto tantas cosas peligrosas, lucho ahora contra la apatía y el miedo, nunca antes despertar me había parecido tan broma. Hoy he visto ‘La Virgen de Agosto’ de Jonás Trueba y me he puesto a llorar. Tengo la regla. Sé que estoy triste y me lo permito, escucho música muy bajito, ahora sí que no. Recuerdo el viaje a Lisboa, tal vez fuese mi último gran viaje en avión, cambiaron tantas cosas al regresar. Detecto pensamientos mágicos en mi mente y les doy su espacio pero luego los dejo en el balcón. ¿Quién soy hoy? Entiendo que estos últimos años compré más telas de las que podía coser para estos días eternos, tengo ganas de volver a abrir en Etsy. Me agarro al amor de un punzón. Ese maldito miedo, llamado virus, me mantiene en línea. Hasta que no contesto y silencio las apps, hasta que me enfado y empiezo a caminar muy raro. Hoy me he depilado en plan broma. ¿Quién seré, quién seré? Tengo miedo de perder facultades cognitivas y me esfuerzo por leer ficción, por escribrir realidad, por seguir disfrutando del arte, y de las pequeñas cosas. ¿Volveré a ver a mis sobrinas? Siempre he sido una gran defensora de la ternura pero estoy asustadadá. Y busco, y busco algo guardado o perdido. ^—*_¡A continuación una poesía de Wislawa Szymborska, ‘»y al final dejé de saber qué era lo que tanto buscaba”, y una canción preciosa! Read More

Fino y Personal

En la concha de mi oreja

jueves, junio 4, 2020

En casa, a los ‘bastoncillos para los oídos’ los llamamos ‘palitos para las orejas’. Esta tarde, mientras veía el documental argentino ‘Las Lindas’ de Melisa Liebenthal, me ha…

Read More

Reverdecer

lunes, junio 1, 2020

El barrio se llena de vida y entre todas nos esforzamos por no re-colocarnos la mascarilla todo el rato. Madre mía forever. Esta tarde he ido hasta la…

Read More