Jul
31

Author:

3 Comments

10 Vacaciones sin Viajar

Hace unos días, leyendo a Yuval Noah Harari en su maravilloso ensayo ‘Sapiens’, subrayé esta afirmación tan dura pero certera: ‘Hoy en día, la gente gasta muchísimo dinero en vacaciones en el extranjero porque creen fervientemente en los mitos del consumismo romántico’. Vale, hay muchos matices y en su ensayo lo explica mucho mejor pero, ¿cuántos de vosotros vais a pasar este agosto por casa? Aquí una que se queda en la ciudad de cercanías con ilusión. Con ganas de calles vacías, silencio, costura, maquetación, introspección, sorpresas cotidianas, y hasta de que llegue septiembre para empezar un par de cursos vinculados a la artesanía y en los que sí me ha apetecido invertir. De aquí que la lista de hoy sea una recopilación de 10 ideas dedicadas a las vacaciones sin viajar. ^—*_¡Se aceptan propuestas, al final del post un poco de ‘Please Like Me’, una serie genial! Read More

 

 

10 Vacaciones sin Viajar:

 

 

1) Estirarte en el suelo del pasillo e imaginar que estás en una cueva recién descubierta y datada en 2018, intentar entender la arquitectura y todo lo que te rodea a nivel arqueológico.

 
2) Proveerte de todos los helados que anuncian en el chiringuito pero en tu congelador, sólo uno de cada, imprimir el cartel y comértelos durante el verano pidiéndotelos a ti misma.

 
3) Recortar tres camisetas que te vayan pequeñas y diseñar la súper camiseta del verano para unas vacaciones de verdad.

 
4) Investigar sobre un animal a lo largo de todo el verano y convertirte en un experto de ese animal cuando terminen las vacaciones.

 
5) Aprender nuevos onomatopeyas y expresiones graciosas que no conocías, sólo cuando tengas mucho calor.

 
6) Comer con palitos durante todo el agosto, como si estuvieras en Asia.

 

7) Ver todas las películas que no has visto del nuevo libro de Rubén Lardín titulado ‘El Futuro de Nuestros Hijos’.

 
8) Cuidar de las plantas de todos los familiares que sí han viajado fuera y descubrir secretos que sólo te dirían a solas.

 
9) Dormir con un cojín entre las rodillas, como si estuvieras en las nubes.

 
10) Cambiar de letra y practicar técnicas de espionaje antiguo que no sirven de nada en una ciudad vacía. Nadie lo sabrá pero cuando todo el mundo vuelva tú tampoco serás la misma en septiembre.

 

 

Jul
30

Author:

1 Comment

30 Cualidades defectuosas

Tengo cualidades de las que me puedo sentir satisfecha, aunque muchas de ellas son cualidades defectuosas. De allí la lista que da motivo a este post. ‘Oh What a World’ que cantaba Rufus Wainright. No es fácil vivir con una misma cuando lo bueno nunca es genial ni lo malo tan fatal, intentando ser racional cuando lo emocional gana igual. Sin más preámbulos, allá va la lista de 30 cualidades defectuosas que me cuesta reconocer pero que seguro comparto con algunas de vosotras y de vosotros. ^—*_¡Suspiro de abanico y (al final del post) un vídeo de la peli ‘Reality Bites’, desde el tren! Read More

 

30 Cualidades defectuosas:

 

1) Soy muy sensible pero cuando me enfado la racionalidad me invade de golpe.

 
2) Intento llegar a la hora pero soy impuntual cuando intento serlo de veras.

 
3) Soy cariñosa hasta que odio que me toquen.

 
4) La curiosidad forma parte de mi día a día, hasta que me estiro en el sofá y no quiero saber nada del mundo entero.

 
5) Soy friolera hasta que llega el verano.

 
6) Me encanta leer pero odio prestar libros.

 
7) Adoro las paredes empapeladas y las baldosas antiguas pero vivo en un piso de paredes blancas, a excepción de una rosa.

 
8) Me encanta mostrar pero tambien digo de decir y uso push-up.

 
9) Tomo partido hasta ponerme en el lugar de un narrador externo.

 
10) Entono muy mal menos si he bebido un poco de más.

 
11) Adoro la intensidad hasta que me agobia y quiero paz.

 
12) Pienso mucho en una cosa concreta hasta que se me olvida.

 
13) Soy capaz de pasarme el Tetris y no tengo paciencia para los juegos cortos.

 
14) Me encanta lo absurdo pero necesito que me lo expliquen.

 
15) Cuando viajo en tren soy feliz pero me fastidia mucho tener que cogerlo.

 
16) Tengo la voz muy dulce pero cuando me enfado prefiero el Whatsapp.

 
17) Intento hacer cosas normales y luego me aburren.

 
18) En la frutería elijo las frutas con formas que nadie quiere y luego las fotografío pero no siempre las como.

 
19) Creo cero en la homeopatía y mucho más en lo empíricamente probado pero soy un 4 en el eneagrama y escucho podcast de seudocientíficos para dormir.

 
20) Quiero tener pareja pero no quiero estar con nadie a nivel formal.

 
21) Me encanta el tema teenager pero huyo de los púbers. Me encanta Reality Bites aunque sea mala.

 
22) Puedo estar cosiendo súper concentrada y luego no saber relajarme.

 
23) Cuido de mi salud hasta que tengo hambre.

 
24) Toco el piano pero no quiero tocarlo más.

 
25) Cursé el bachillerato tecnológico pero sólo leía novelas.

 
26) No me gusta formar parte de ‘grupos’ y me considero parte del grupo de personas que no tienen grupitos.

 
27) La idea de tener jefe me parece antigua, a mí me manda mi perro.

 
28) Intento no juzgar, menos a nivel cinematográfico.

 
29) Soy muy sexual pero me ayuda levantarme sola si me siento sola.

 
30) A nivel de jardinería me lo curro mucho pero no hablo con las plantas aunque nos entendamos bien.

 

 

Jul
24

Author:

1 Comment

15 Pelis, series y docus, para este verano

Llega el verano de verdad, ese verano en el que te quedas sola en tu ciudad de cercanías y acabas viendo pelis y series que no tuviste tiempo durante el frío social. Será por eso que, hoy, me he decidido a escribir una lista con recomendaciones de Netflix, Amazon Prime y HBO decididamente perfectas para este 2018. Espero que no las hayáis visto todas y acepto con gustazo vuestras recomendaciones ;) ^—*_¡A continuación la súper lista de pelis, series y docus! Read More

 

Series molonas para este verano:

 

1) DIETLAND de Marti Noxon. Una serie absolutamente necesaria para comprender como se siente una mujer en la sociedad patriarcal. Tratando el tema de la obesidad con una inteligencia y humor que va más allá del típico-tópico. Catártica y disponible en Amazon Prime.

 

2) I LOVE DICK de Jill Soloway. Esta serie me flipó tanto que la vi en dos días. Va sobre una artista contemporánea de treinta y tantos que se enfrenta al patriarcado desde el arte conceptual en un desierto de sentimientos. Intelectual, algo hipster y muy atrevida, hay tanta verdad en su guión que te mueres del gusto.

 

3) EL CUENTO DE LA CRIADA, inspirada en la novela de Margaret Atwood. Si con la primera temporada ya me conquistó con la segunda está logrando que levite del sofá, de horror, miedo, asco, no agradeciendo una distopía que cruzo los dedos por que no se haga real. Es obligatoria en la vidadá.
 
4) MOSAIC de Ed Solomon y protagonizada por Sharon Stone. Una pequeña serie de HBO que me encantó y de la se ha hablado demasiado poco. Un misterio, saltos temporales, sensualidad y arte de ilustración, ¿qué más se puede pedir? Es de las series que van en crescendo. Me fascinó en algunos aspectos.

 

Películas de Amor y Drama:

 
5) THE FLORIDA PROJECT de Sean Baker. Un film maravilloso a nivel estético, temático y psicológico en el que unos niños que viven a las afueras de Disneyland, en Florida, lidian con sus juegos encubiertos de situaciones que son demasiado reales para no ser verdad. De helados y amor crudo.
 
6) BLUE JAY de Alex Lehmann. Una peli en la que una expareja de cuarentones se vuelve a encontrar y se enfrentan a lo bello y a lo doloroso de su preciosa ruptura. Es algo hipster pero muy bonita y con toques tan realistas que dan ganas de bailar. Con mención a los galgos ;)
 
7) EL HILO INVISIBLE de Paul Thomas Anderson. Cuando el cine se convierte en belleza y Daniel Day Lewis te deja sin habla (esta en dvd o torrent). Además, como costurera que soy, morí de amor al verla. Literalmente muerte por belleza al coser en el cine.

 

Películas de animación:

 
8) ISLA DE PERROS de Wes Anderson. ¿Qué puedo decir más allá de lo genial que esta maravilla de historia perruna en stop-motion? Siguiendo la estela de FANTASTIC MR.FOX (disponible en Amazon Prime), una obra maestra que va más allá de nuestros tiempos e imaginario temporal. Mi perro Obi está in love con la peli.
 
9) ANOMALISA de Charlie Kaufman y Duke Johnson. ¿Y si vuestra vida no fuese lo que vendéis a los demás? Esta es una peli de stop-motion que quita el hipo por su expléndido guión y todo lo que sigfnifica la vida en cada diálogo. Lloré mucho, y hasta me reí, claro que reflexioné. Mola verla a solas.

 

Películas de Ciencia Ficción, Terror y Thrillers:

 
10) ANNIHILATION de Alex Gardand. Una película de terror cósmico que está en Netflix, protagonizada por mujeres luchadoras que se enfrentan a una zona cero repleta de belleza y destrucción. Como curiosidad os diré que su director es el de la peli NUNCA ME ABANDONES que también está genial y por Netflix.
 
11) THE RITUAL de David Bruckner. Un film intrigante en el que un grupo de amigos casi cuarentones se va de senderismo por Suecia y se topan con sus mayores miedos, ante un bosque pagano. A nivel psicológico y metafórico es brutal, se pasa miedo pero del que da gustirrinín. ¡Ah, y está en Netflix!
 
12) CARGO de Ben Howling y Yolanda Ramke. También estrenada en Netlix, hacía mil que no lloraba con una peli de zombies. Épica, afectuosa y emocionante, me entretuvo hasta el punto de recomendárosla hoy con ganas. Se pasa calor.
 

Documentales de Netflix y molones para este verano:

13) NANETTE de Hannah Gadsby. Disponible en Netflix, este documental feminista me hizo llorar desde su mitad hasta el final. Por empatía, por tanta verdad versus la historia del arte contemporánea desde el prisma mujeril. Es necesario verlo, es de un crecimiento personal explosivo. El trece es mi número favorito.
 
14) JIM Y ANDY de Chris Smith. Descubrir aquí al Jim Carrey que interpretó, y cómo lo hizo, a Andy Kaufman es una sensación imperdonable, irreverente, triste y creativa. Con cámara oculta, humor y un misticismo actoril, de ese que roza el absurdo. Es uno de los mejores docus que he visto últimamente en Netflix.
 
15) UNREST, dirigida y protagonizada por Jennifer Brea. Un documental apasionante y súper emotivo que trata sobre la rara enfermedad de su creadora, muy parecida a la fibromialgia, y que es la fatiga crónica. A modo de diario personal y con un mensaje claro: la histeria fue una invención patriarcal. Está genial y está en Netflix.

 

¡Espero que alguna os guste un montón ^—-^!

 

Jul
19

Author:

2 Comments

80 cosas absurdas que me divierten

Me divierte hacer rimas cortas cuando no tocan, me divierte levantarme a las tres de la mañana para ponerme el pijama porque se me había olvidado despierta, aunque haga mucho calor, me divierte hablar en voz alta con mi perro. ¿¡Cuánto tiempo sin hacer una lista dadá?! Hoy toca, toca darme el gustazo retro de principios de siglo en Internet. Así que allá voy, con 80 cosas que me divierten y que son totalmente absurdas. ^—*_¿Cuáles son las vuestras? Va, al menos una me tenéis que chivar en los comentarios. Read More

 

80 cosas absurdas que me divierten:

 

1) Clicar un boli automático.
2) Cambiar la funda del móvil para sorprenderme al no reconocerlo en el bolso.
3) Dar mi tarjeta cuando me piden el móvil para hacerme el carnet en una tienda, mi vida social es muy limitada.
4) Imitar a una ardilla cuando algo me sabe bien.
5) No hacerme la cama y que nadie lo sepa.
6) Ir a una exposición y mirar a las personas que miran las obras.
7) Hacer colección de jirafas sin motivo.
8) Comprar leche aunque sea alérgica a los lácteos.
9) Que Siri sea real.
10) Recordar que en una época llevé calzoncillos para ver qué se sentía.
11) Escuchar ‘Mah Nà Mah Nà’ de Piero Umiliani y sonreír pase lo que pase.
12) Confundir los patos con las patas.
13) Llamar lupas a las gafas y gafas a las faldas.
14) Confundir mi número pin con el pin de Naranjito.
15) Chupar las cucharitas de café.
16) Usar mascarillas del súper que luego me decepcionan.
17) Ir a una playa nudista con biquini nuevo.
18) Fotografiar la niebla, contaminación.
19) Pensar en el paraíso cuando estoy fatal.
20) Mirar hacia un sitio fijo como si fuese capaz de no distraerme.
21) Usar hilo dental a lo Pretty Woman.
22) Tocar todo lo que no se puede tocar. Museos incluidos.
23) Reseguir cosas con el dedo índice.
24) Conocer a personas enfadadas con las que reírme.
25) Colgar cuadros clavando clavos sin ese plastiquito que representa hay que incrustar en la pared.
26) Cocinar comida mexicana aunque luego sea incomible.
27) Hacerme trenzas sin longitud.
28) Dar la culpa a las pilas.
29) Preguntar sin querer saber la respuesta real.
30) Borrar haciendo trampas.
31) Decir que no lo sé aunque no lo sepa.
32) Hacer el amor y no poder más.
33) Inventarme palabras porque no recuerdo las originales.
34) Llevar zapatos nuevos durante las primeras 24 horas aunque me duelan.
35) Llorar con rímel.
36) Sugerir un +1 cuando la cosa se pone bonita.
37) Usar push-up aunque me haya engordado.
38) Hacer el remolón aunque no tenga sueño.
39) Hablar sobre la textura del papel higiénico.
40) Cuidar las malas hierbas.
41) Apuntar cosas que no sé dónde estoy apuntando.
42) Inventarme premios que no hacen ningún tipo de ilusión.
43) Satisfacer al hombre del tiempo.
44) Insultar a Siri cuando la vida no hay respuesta, aunque insultos muy suaves.
45) Tararear canciones que de repente son otras canciones.
46) Elegir un diente, entre todos los dientes.
47) Provocar una catástrofe que no provoca ningún desastre al día siguiente, tal vez sí al día del día siguiente pero esa ya es otra historia.
48) Sucumbir a la belleza de algo que me da manía.
49) Estirar los brazos hacia arriba, con fuerza, y recordar que no soy alta.
50) Las suelas de los zapatos que me permiten notar la textura del suelo urbano.
51) Cambiar onomatopeyas por suspiros.
52) Burlar a la ley de los cómics y los libros sin ley.
53) Prometer sin estar bautizada.
54) Cambiar la tinta de la impresora porque nací en los 80’s.
55) Recuperar algo del futuro sin viajar al pasado.
56) Hacer ver que sí cuando no sé qué significa ese sí.
57) Llevar gafas graduadas de sol. Sé que no lo parece pero es divertido.
58) Probar el champú anti-caspa por si acaso.
59) Tirarme un pedo en el lavabo cuando no hay nadie más en casa.
60) Saber que todo es solucionable con papel maché.
61) Pensar en mi corazón a modo de emoji.
62) Tratar al módem con respeto máximo, casi a modo de Dios.
63) Temer a los loros como si lo supiesen todo. ¡Son pájaros que hablan!
64) Pintarme los labios como si así estuviese mejor.
65) Secarme el pelo un minuto y decir que me sequé el pelo mucho rato.
66) Saber que nunca tendré la valentía de empapelar la pared, aunque sea mi sueño.
67) Apreciar los sombreros a modo de cascos.
68) Crear un gesto que no signifique nada pero que nos haga felices.
69) Recopilar mentalmente todas las braguitas que he usado desde que nací hasta hoy.
70) Bailar por dentro aunque esté a tope de bailar por fuera.
71) Entender que la uña del dedo meñique de mi mano derecha es críptico.
72) Abrir las orejas como si pudiese hacerlo, con ímpetu.
73) Plantar un USB que ya no funciona en una maceta con tierra.
74) Torcer el techo con los pies, entrecerrando los ojos.
75) Guardar muchos marcos en un armario, por si acaso.
76) Mirar fijamente una máquina y decirle que me voy un rato.
77) Creo que me divierte quejarme cuando estoy en la mitad de algo.
78) Tremendear.
79) Decir que la Fanta de Naranja también es abono.
80) Imaginar que todo lo escrito estuvo guardado, por un tiempo, dentro de un microondas del futuro que tiene un botón gris circular que no entiendo.

 

Canción de la lista:

Erótico

¿Dónde está la magia?

miércoles, junio 10, 2015

Estos días estoy disfrutando profundamente del libro Ángeles Fósiles de Alan Moore y, para complementar su mágica y metafórica lectura, que me tomo con calma y mucho placer…

Read More

Autorretratos. Con Caballito de Mar

jueves, mayo 28, 2015

El caballito de mar macho es el único vertebrado que fecunda y da a luz ÉL a sus crías. Sí, es algo muy curioso, pues se ve que…

Read More