Abr
24

Author:

Comment

Carrie Mathison

C7mpEGyX0AADrg5

¿Qué nos conecta con los demás? Una de las cosas que más me fascina de Carrie Mathison en Homeland es que la conexión que siente hacia sus seres queridos llega a un grado de intensidad tan elevado y sincero como nula es su empatía con las otras personas de la serie. Personas que hasta para ella son personajes, aunque la admiren o la odien, aunque interactúe con ellos y los tenga a todos en su cabeza, siempre. ¿Y sabéis que me fascina todavía más? Que las cuatro personas con las que Carrie conecta a lo bestia a lo largo de las seis temporadas suelen tener una parte oscura tan latente y humana como socialmente culpable, tan dark que casi nadie ve su luz. Como Brody, como Quinn, como nuestro querido Saul, a excepción de su hija. Tal vez, por eso, hasta la entienda en forma de ángel. A modo de mensajera. Con esto, supongo que en nuestra vida real también habitan personas que para nosotros, cuando estamos mal y/o desvelamos nuestros miedos a nivel experiencial, aparecen en forma de Carrie, o de ángel, o de le que algunos denominan como uno de esos amigos que puedes contar con la mano. Seres con las que conectas más allá del bien y del mal, que amas y que te aman más allá de cualquier juicio o error, aunque haya distancia, más allá del silencio que la vida exige. ^—*_¡A continuación una escena de Carrie Mathison cuando era púber! Read More

 

Carrie Mathison antes de ser ella en Homeland:

Abr
19

Author:

1 Comment

Hermanas

16f22d438e7de05ea67511cc471ad840-d5b34yc

Hay melodías que cuentan su propia historia, como esta canción tan preciosa de la banda sonora de ‘Big Little Lies’. Recuerdo cuando, de pequeña, mi hermana mayor aprendía a tocar el piano en la buhardilla, con bandas sonoras como la de ‘El Piano’ o ‘Amélie’, una y otra vez. La escuchaba desde abajo, yo prefería escribir, mirar hacia el techo que nos separaba mientras nuestros caminos se bifurcaban juntas. Con esto, supongo que nuestras vidas también gozan de su propia partitura, a veces a cuatro manos, a veces con grandes silencios. Con coros y claves. Una y otra vez, mientras envejecemos y cada vez la sentimos más próxima. Y dormimos. Coser tiene su propio ritmo, ser tía. Ordenar los hilos, cortar el patrón, lograr la nariz respingona que nos hubiese hecho reír sin motivo racional. Si algo he aprendido cosiendo es la conexión directa que se crea con la realidad al ir haciendo con cariño. Entre el muñeco y el animal, entre ella y yo y entre nosotros. Como cuando amas mucho a alguien al lavar las sábanas con el mismo jabón. Cierro los ojos y la letra ya no importa. ^—^_¡En septiembre empieza abril! Read More

 

Agnes Obel – September Song:

 

 

En mi Instagram:

 dadanoias-bambi 

Abr
17

Author:

1 Comment

Quinn

e46586d2c35b9876303ad0d01a0eea47

Nuevo documento en blanco, voltereta y vuelvo. La sensación de vivir a trompicones me invade a partir de abril y hasta pasado mañana. Hoy ha sido un día de vuelta, uno de esos días que vives al revés mientras el mundo se pone derecho. En el coche, esperando bajarte en casa a modo de espía, en la caravana. Que no voy a entrar en política, aunque este fin de semana en los telediarios todo haya sido tan Homeland y todo haya sido tan igual. Joder. Que si Trump, que si el norcoreano, y que si está Carrie ante la no-ficción, ante mi realidad. Y luego está el ciclo, el cielo, la regla, la menstruación, otra guerra que vivir en paz. De lo mega-grande al cuerpo minúsculo, de la imágenes cinematográficas a las series, de la realidad contada al planeta Tierra. ¿Cómo hacéis vosotros para no mezclarlo? A veces, cocino tanto que paso hambre por sola, que ya ni sé qué es real cuando me lo trago. Suerte del amor, ay. Adoro a Carrie. ^—*_¡A continuación del post, 7 cosas que me bajan a lo real! Read More

 

7 cosas que me bajan a lo real:

 

1) Cocinar para comer, raviolis con tomate de bote y pimienta.
 
2) Amar y leer a Rubén Lardín, de un modo parecido al comer.
 
3) Sentir que tu carcasa se ensancha.
 
4) Soñar expresamente, sin levantarte, despierta y haciendo que duermes. El faro.
 
5) Bailar como un prendedor de pelo. Vivir con el pelo largo emprendado.
 
6) Apretar un corazón para relajarte, por norma. No es un corazón si es un símbolo en forma de corazón. Apretarlo a nivel sexual.
 
7) Pedirme clemencia aunque sea hormonal.

 

 
*Adoro a Carrie, quiero muchísimo a Quinn.
 

Abr
12

Author:

3 Comments

Las plantas de vacaciones

53d52913af13b9c10f1aebb9a3d11057

‘¿Cómo estarán las plantas?’, se preguntaba mi madre con voz lo suficiente alta para dos niñas pequeñas, durante las primeras vacaciones del año. Hoy tengo su misma edad y, aunque sin hijas, me he visto reflejada en ella regando y abonándolas con el mismo cariño que se me hacía extraño al crecer, el día antes de subirnos al coche. Todo eran prisas, mochilas y nervios, menos cuando se abstraía ante ellas y parecía hasta triste. No la entendía, ¡cómo podía ponerse así si nos íbamos de Semana Santa! Ahora, entiendo que sería porque cuando nos vamos, aunque sea unos días, algo muy vivo se queda en casa. Y no sólo las preocupaciones o las plantas. Me refiero a algo todavía más íntimo, escondido en el pasillo, en las luces que encendemos en casa para ver la tele sin que se reflejen en ella. He descubierto que el abono de Guano es estupendo. Y, aunque siempre intentábamos llevarlo bien, cuando me daba por comer fatal, fuera de casa, ella ponía esa misma voz del principio y decía: ‘¡Cuándo tengas hijos me entenderás!’. ¿Cómo íbamos a saber que no los tendría? ^–*_¡Ay! Read More

 

De niña era muy llorona:

 

 

“Las tiendas de flores no tienen nunca cierres metálicos. A nadie se le ocurre robar flores”. -Boris Vian en ‘La Espuma De Los Días’.

 

Erótico

Talleres Eróticos & Vermut

Jueves, Marzo 12, 2015

  ¿Quedamos este sábado en Madrid? ¡Sí, decir que sí, di que sí! Que tengo un montón de ganas de desvirtualizaros, de compartir con vosotros la ilusión y…

Read More

Sorteo – 50 Sombras de Grey

Martes, Febrero 10, 2015

¡Lo reconozco, me da morbo ir a ver Cincuenta Sombras de Grey este próximo 13 de febrero! Ya me perdonaréis, pero a mí es que todo lo que…

Read More