feb
25

Author:

10 Comments

20 Cosas que siento mientras lloro:

mientraslloro

mientraslloro

Cosas que siento mientras lloro. No hay más introducción. Esta lista la escribo llorando.

 

20 Cosas que siento mientras lloro:

 

1- Soledad física forzada por mi propio cuerpo miedoso.

 

2- El amor de los seres queridos, vivos y muertos. No quiero contagiarles mi tristeza.

 

3- Disociación con la realidad, y la sociedad. Me siento fuera.

 

4-  Odio hacia los informativos y medios de comunicación. Odio hacia una sociedad tan retrasada a nivel político y humano.

 

5- Ganas de ver porno y encontrar, después de tantos años buscando, mi vídeo favorito.

 

6- La sensación de que me muero, de que fumo y tendré cáncer. Cada cajetilla me lo dice.

 

7- ‘Blue Velvet’, ¿el hijo era imaginario, verdad?

 

8- A autoras como Marguerite Duras en la playa.

 

9- La dominación de la moda ante un mundo en crisis.

 

10- Mi estado de Edipo.

 

11- Subir en ascensor con mochila.

 

12- Ratonear sin que me guste el queso.

 

13- Echar de menos tanto a mi hermana mayor, y a Ana García Pineda.

 

14- Sublimar lo superficial, yo no pensaba así…

 

15- Rechazar ofertas de trabajo por el simple hecho de tener miedo.

 

16- Intentar borrarme el bigote con goma de borrar, luego pasar a la cera.

 

17- Reconciliarme con el eucaliptos de mi infancia.

 

18- Pensar que algunos de los que leéis esta lista no pensáis que estoy loca. Pensar que esto pasa.

 

19- Por necesidad, a veces lloro por necesidad.

 

20- Por pensar que no estoy a la altura de Nueva York. Soy bajita y pelusina, soy melancólica y asturiana.

 

 

feb
20

Author:

5 Comments

Somos la nueva edad media

dadanoias-edadmedia

dadanoias-edadmedia

 

Cumbres borrascosas es espiral, como las galaxias cuando empiezan a envejecer. Como las mujeres que ya hemos cumplido los treinta, o los creativos que no podemos evitar empezar a pensar así, en espiral, con más humor, con más amor. Como si una idea llevara a la otra, se repitiese, cambiase mínimamente y luego volviese a empezar pero más alejada del centro. Así es una vida, o al menos así me he sentido hoy viendo por enésima vez la película de uno de mis libros predilectos, el único de Emily Brontë, en Paramount Channel. El romanticismo debe volver.

 

Algunos piensan que estamos viviendo el final del capitalismo, sin embargo yo sólo veo un principio, una primera tuerca de vuelta (como diría mi querido Henry James). Egipto, Grecia, Roma, La Edad Media, Nueva York y… ¡Los Dinosaurios! ¿Cuánto nos importa? EL AMOR. La fauna, el impulso, la genialidad súbita y trabajosa. Los pájaros que lograron salvarse, dinosaurios voladores, amantes del brillo. Las niñas que no lloran en una tienda de juguetes, la infancia eterna por o para retrasar ese final que no existe. No lo vamos a vivir, no es nuestra generación la que verá el fin del capitalismo, seamos realistas, seamos románticos otra vez.

 

Somos la nueva Edad Media, que aunque algunos describan como oscura en realidad que fue resplandeciente, el principio de un amor eterno. Ahora en cambio de la lepra se sufre depresión. Los suicidios se han convertido en una de las causas de mortalidad juvenil más importante de todos los tiempos. Vuelve Goethe, y vuelve la tristeza ante un mundo que no va con nuestro cuerpo, es duro, joder. Así que he decidido vivir, para ser eterna en mi espiral espontánea. Cuando me levanto por las mañanas y recuerdo los sueños, ya he aprendido a hacerlo, siento algo parecido al después. Es raro pero me anima, vivo dos veces. ^—*_¡No quiero morir sólo una vez!

 

Estoy enamorada de la vida y sin embargo es tan triste vivir ‘aquí’ que me jode estarlo, pero estoy agradecida. Como cuando te enamoras de alguien que te hace los cuernos, y en el fondo es lo mejor. ‘Quédate con lo bonito’, ‘La mente borra los malos recuerdos’, te dicen tus seres queridos. Y, lo peor de todo, es que es cierto. La vida es una espiral, y cuando se termina yo creo que te proyecta hacia el más allá, que no desaparecemos nunca. Por eso no me pienso suicidar, me mimo. Además, me encanta crear, follar, escribir y poner un punto que sólo es eso, una circunferencia acordada.  Yo quiero a gente que no conozco, quiero a muertos, quiero a vivos y a desconocidos. *—-^_¡Esta es nuestra revolución, una promesa!

 

 

 

feb
18

Author:

Comment

Las ojeras de Loewe

ojeras-dadanoias

ojeras-dadanoias

 

Hoy me ha pedido que no me maquille los ojos, se ve que mi antiojeras de Clinique hace el efecto contrario al que yo busco con él, que la base disimula mis pecas y manchitas que tanto le gustan, mi oscuridad, que la línea negra de los ojos disimula demasiado el degradado de mis ojos panda. Yo me maquillo desde los 16 años, siempre me he visto tantos defectos, viéndome fea… Seguramente por tanta publicidad y tópicos interiorizados. La verdad es que una mujer poco maquillada es mucho más elegante y sofisticada, pero cómo me cuesta mirar mis ojeras en el espejo y amarlas. Lo que sí me permitiré esta noche serán los labios rojos que tanto me gusta destacar cuando salimos a cenar para celebrar cualquier cosa, o algo en concreto. Tengo la boca muy pequeña cuando la cierro. Sí, estoy hasta por dejarme el bigote como Bimba Bosé. ^–*_¡Esto último es broma!

 

El hecho es que verse a través de la mirada del otro, o en un espejo, siempre es algo sorprendente. Ya sea a través de sus palabras, dibujos, fotografías o el propio reflejo. Los hombres no se maquillan. Los hombres son peludos, las mujeres también somos peludas. Los dos somos peludos y divertidos. Supongo que es bonito que me prefiera sin ‘casi’ maquillaje, es elegante, es romántico, como cuando una mañana (la primera) te despiertas antes que el otro en la misma cama y puedes observarlo con atención plena un buen rato, antes de que se de cuenta y éste se tape el rostro con ese punto tan sexy de timidez que tenemos los humanos. Y los perros, algunos perros.

 

¿Vamos a cenar? Es romántico desde la prehistoria. Los días como hoy también los on, aunque hoy haya llorado y también haya reído, de cosas muy distintas pero interrelacionadas. Por miedo, más que nada. De impotencia. Me consuela pensar que Anaïs Nin no publicó su primera novela hasta los 35 años, me gusta lo maduro, adoro a Marilyn Monroe, The Knife y los pececitos de pan. Tengo tres pintalabios rojos y uno negro en el tocador. Hago colección. Lo que es algo nuevo para mí es que, a parte de enseñar mis ojeras enormes, es que he cambiado mi perfume de siempre por Aura de Loewe. Me da igual que sea súper pijo, me da igual que llore y sea feliz. Es romántico. Las ojeras son románticas, huelen a verdad.

 

 

feb
17

Author:

6 Comments

Las islas son axilas

dadanoias-juanjo

dadanoias-juanjo

 

Me lamió la axila, con tanto entusiasmo que creo que si había sudado el mes anterior también se lo tragó. Yo estaba estirada, post-orgásmica total, él podía hacer lo que quisiera conmigo, mi coño estaba tan mojado que hasta pudiera haberme follado sin mi consentimiento, pero Juanjito optó por lamerme las axilas y ponerme aún más… ¡Si eso era posible!

 

Estaba tranquila y feliz, sabía que era nuestra tarde entera, que podía relajarme, que él era tan o más raro que yo, que la vida es una pasada cuando te das la libertad de ser simplemente tú. Así que le dejé, como quien se deja piropear aunque no se lo crea, como quien se deja querer aunque esté depresivo. Y entonces, como quien no quiere la cosa, me entró un escalofrío tremendo por todo el cuerpo. ¿Cómo podía ponerme tan cachonda que él me estuviese lamiendo la axila?

 

Un día más tarde, 24h., él me confesó que todavía podía notar mi sudor en la boca y que eso le ponía mucho. A mí también, aunque no se lo dije. Cuando la comunicación es tan bestia a veces pienso que existe la telepatía, luego lo escribo por si acaso, para que lo sea. El hecho es que fui feliz, y él también. Los dos juntos, una tarde sin quedar pero allí juntos, de la que podría escribir mil relatos eróticos durante los próximos cuatro años. Con violines y Turbo Negro de fondo, si hace falta. Turbo Negro son gays y eso nos gusta a los dos. A los dos nos gusta mucho nuestro propio sexo, somos heteros auqnue no nos importaría nada ser gays (ojala), os lo juro, yo creo que lo somos. Somos gays y somos heteros.

 

 

Al final volvimos a follar, ya con heridas en nuestras partes. Porque el cuerpo, cuerpo es. Pero fue taaaan… ¿Sabéis lo que hizo? Me tapó la nariz: casi no podía respirar, me moría de gusto. Me obligó a respirar por la boca y cuando veía que respiraba demasiado fuerte por ella no sólo me tapó la nariz con los dedos sino la boca con la mano. Morí de gusto. Al recordarlo, diez minutos después, él confesó que mi cara de orgasmo fue realmente primeriza. Estoy enamorada de él, quiero escribirlo todo, quiero follar sólo con él siempre. Sólo con él. ^–*_¡Ya estoy mojada!

 

Josh Rouse- I Will Live On Islands.mp3

 

PS: Dibujines de Juanjo Sáez.

Erótico

mona kuhn dadanoias

El Paraíso de Mona Kuhn

Lunes, junio 13, 2011

Muchas veces se relaciona la desnudez con la vergüenza y el tabú pero no es así en las fotografías de la brasileña Mona Kuhn. Porque sus modelos desprenden…

Read More

petra remann dadanoias

Petra is mad about the boy

Lunes, junio 13, 2011

Desde Berlin, Petra Teimann ha realizado una serie dedicada al retrato masculino en blanco y negro que cautiva mi atención. Acostumbrada a la fascinación por el cuerpo femenino…

Read More