may
23

Author:

9 Comments

Mimosina, a lo bestia

martona

martona Mimosina, a lo bestia

 

Estos dos últimos días estoy muy mimosa, me restriego por las paredes del pasillo como la cría de una gran osa, me rasco fuerte por toda la espalda, y saludo a mi sobrinita por Skype. También me he pintado todas las uñas de un color rojo anaranjado como símbolo de esa sangre diluida, como mi chaqueta favorita, a punto de convertirse en foto. Anotándolo todo en mi libreta, donde también apunto frases como ‘te queda bien la boca llena’ o ‘voy a la frutería cuando tengo que sacar dinero del banco, para compensar’.

 

El amor mimoso puede durar años y hacer tanto daño como cuando te muerden fuerte al hacer el amor, si no te quejas un poco. Enseñando la lengua en forma de fresa, sólo una vez, para que si el otro quiere volver a verla se vea obligado a forzar tu boca como se le ocurra. Como los dientes de un montañista profesional antes de que empiece lo duro. Mimos de referencia, a lo bestia. Envueltos en la ilusión que produce la colección entera de todos los libros de Marian Keyes en una caja, o una caja de preservativos XL. De tantos colores, y todos daltónicos.

 

No es que esté bien, pero estoy mejor. Ir a terapia ayuda, y mañana me voy a Malta hasta el martes. ¡Hasta me he comprado un vestidito blanco para la fiesta en la playa! Mi primera fiesta de primavera, y un bikini negro por si alguien quiere tirarme al mar cuando me muera. Estoy como volviendo a disfrutar de ese sentido del humor mimoso que había olvidado demasiado pronto. Y me apetece follar más que hacer el amor, gritar por dentro más que llorar por dentro, y luego al revés. Aunque hoy no me vea capaz de ir al concierto de Tame Impala en el Primavera Sound, y la excusa sea que estoy mimosa. ¿Cuela? Porque lo estoy.

 

tame impala – why won’t you make up your mind.mp3

 

*Si fuese al Primavera Sound de este año estas son las canciones que bailaría, en el pasillo de casa #ps13 http://spoti.fi/10nLhjG

 

may
20

Author:

4 Comments

Los bailes de Célia Rivière

celia

celia Los bailes de Célia Rivière

Abrir la puerta de Célia Rivière es como entrar en un musical animado de ensueño. Un mundo de dibujos animados cuyas ilustraciones de estilo retro-chick combinan a la perfección con las composiciones musicales que acompañan a cada una de sus fabulosas animaciones, como en ‘Cherie 25’ o en ‘Un air de resistance à l’Opéra’. Tan delicada y simpática, tan francesa y femenina, que hoy daría lo que fuese por entrar en su ‘Lalique’ y sentir las alas de esa hermosa musa danzarina. Como en uno de esos cuentos ilustrados por María Pascual, que tanto me gustaban de niña, aunque más sofisticados si cabe. ¿Puedo?

 

Tres animaciones de Célia Rivière:

 

 

 

 
Y una canción para ti:

emilie simon – to the dancers in the rain.mp3

 

may
20

Author:

8 Comments

Tronco, chuchus vulgáricos

rr

tronco1 Tronco, chuchus vulgáricos
 
Mi perro no habla como las personas, pero tenemos unas conversaciones interesantísimas. Por ejemplo, este fin de semana Tronco, ese es su nombre, después de dos horas haciéndose el muerto por el suelo de mi estudio me preguntó:
-¿Qué hacemos?
-Cosas. –Yo que sé, ¿qué se le dice a un perro?
 
No va la tele, y tenía que entregar unos textos. Luego me puse a pasear por Twitter, antes de sacarlo a pasear a él por la calle, y le miré de reojo. Que ya volvía a pasar olímpicamente de mi condición humana y de nuestras redes sociales. Jaja, en estas situaciones suele darme por sonreír y entonces él siempre mueve un poco la cola, dos o tres veces, no más. Está viejecito, tiene catorce años. No sé si sabe que ya acabé la universidad hace bastantes años, cuando él estaba más o menos en la misma postura aunque en el suelo de otro cuarto, o tal vez se sienta en el mismo lugar. ¿Hay mucha diferencia desde su mirada perruna? Creo que le da igual mientras estemos juntos, para siempre.

 

tronco2 Tronco, chuchus vulgáricos
 
Tronco tiene un soplo en el corazón, como yo cuando era pequeña hasta bien entrada la adolescencia. Lo adopté en la perrera de la Salut porque alguien lo había abandonado en el Cementerio de mi ciudad. Los voluntarios dijeron que se estaba muriendo de pena y como por entonces yo también me estaba muriendo de pena, lo adopté a él. Como en la película ‘Siete Almas’, cuando la protagonista femenina le explica a Will Smith que escogió a un perro tan grande porque esa raza sufre del corazón del mismo modo que ella:

 

 
Tronco era el único perro de todos los perros de la zona de la perrera, bautizada como la de ‘chuchos pequeños’, que no me hacía monerías para que lo eligiera. Como cuando vas a un bar y sólo te llama la atención el que menos tiene ganas de hacerlo. Porque sabes que al menos con él podrás estar en silencio. Además, creo que también compartimos nuestro gusto musical.
 
El viernes me voy a Malta y lo dejo con mis padres, allí le dan jamón dulce, por lo que estará encantado. Y como sólo serán unos días, sólo cuatro, no nos añoraremos. A él no le gusta viajar, y a mí sólo me gusta viajar a islas. Tronco es un chuchus vulgáricos genial, pero tengo miedo de que se muera. Últimamente se cansa mucho al caminar. Siempre he pensado que cuando eso suceda seré la típica amiga a la que se le humedecerán los ojos cuando vea a otro perro parecido al suyo por la calle, aunque mi mejor amiga sea imaginaria. Como en nuestras conversaciones cortas.

 

tronco3 Tronco, chuchus vulgáricos

 

The Little Ones – Morning Tide.mp3

may
19

Author:

1 Comment

Cosas que nunca te dije

tttt

cosasquenuncatedije Cosas que nunca te dije
 
Ayer vi ‘Cosas que nunca te dije’ de Isabel Coixet. Pensaba que no la había visto, pero al cuarto de hora de visionado me di cuenta de que sí, de que me acordaba de algunas cosas aunque la hubiese visto demasiado pequeña, antes de poder comprenderla, y que por eso la olvidé. Porque es un film de 1996, y yo por entonces todavía no había cumplido los quince. Porque las cosas se olvidan, aunque a veces pensemos que nunca las olvidaremos. Haciendo ver que no la había visto para poder enamorarme algún día, como si nada malo fuese a ocurrir.
 
El hecho es que justo en ese momento, cuando tuve la iluminación, supe de dónde venía realmente mi simpatía por esta directora española de quien tanto cuesta hablar bien en ciertos entornos intelectuales de nuestro país, pero que tantísimo adoro personalmente. Cada vez más, acercándome ya a la edad que ella tenía cuando rodó su primera película, su ópera prima. Para poder entrar de una vez por todas en su universo privado, tan femenino y brutal.
 
todoelmundo Cosas que nunca te dije

 

¿Y sabéis lo que más fascinante me pareció de todo? Pues que hay una escena en la que Ann, la protagonista de ‘Cosas que nunca te dije’, comenta su hipótesis sobre la felicidad. Una reflexión que inmediatamente me trasladó a la sesión que tuve hace unas semanas con mi terapeuta, y que luego transcribí en este post. Explicando mi idea sobre el ‘cupo de tristeza’, pero al revés. Hasta lloré un poquito, como si ella me entendiese de verdad, no Ann si no Isabel Coixet. Os copio la escena en cuestión:
 

 

Ahora tengo muchísimas ganas de ver ‘Ayer no termina nunca’, su recién estrenada película con Candela Peña (una de mis actrices favoritas) como protagonista. Pero, ¿y si me pasa como con ‘Cosas que nunca te dije’? En serio, estoy asustada. Ahora creo que Isabel Coixet trata el amor con veinte años de adelanto a la edad que me corresponde, y eso me asusta y me atrae al mismo tiempo. Deberé tomar la decisión antes de que la saquen de cartelera. Será complicado, ¿será que todo el mundo se hace las mismas preguntas?
 
ayer Cosas que nunca te dije

 

The Breeders – Do you love me now.mp3

 

Erótico

dadanoias paul kooiker

Hunting and Fishing

Viernes, abril 8, 2011

El punto de vista de Paul Kooiker es algo aterrador, como si fuese por detrás y te disparara con la cámara, sin compasión. Captando la esencia de sus…

Read More

takehito ugai dadanoias

Ahora las hadas dicen ‘Try Me’

Miércoles, abril 6, 2011

La fuerza y sensualidad que transmite la serie ‘Try Me’ de Takehito Ugai me ha dejado alucinada, como si se tratase de una hada contemporánea a la que…

Read More