oct
26

Author:

Comment

Obichuelo cabeza de Mochuelo

dadanoias-mochuelo

Escribo, coso, lo que sea pero sentada. Obi aparece de la nada y me da con su hocico en la pierna. Es un respingón, un Obichuelo cabeza de Mochuelo. No es porque quiera salir, hace media hora que estábamos paseando y andando, es para… Parar. Los galgos son tan elegantes como su silueta, en su forma y modales. Le miro de reojo, se parece a la criatura de lana que estoy cosiendo, para quién la ame de veras, un galgo Oberón. Yo digo que sonríe, os prometo que este perrín sonríe de soslayo, que las criaturas de lana cobran vida. Hoy ha sido un día mágico, supongo que todos los son, pero hoy he sido consciente de ello en la sesión de fotos que les he dedicado a los muñecos que subiré mañana a Etsy… Cuando, de repente, el sol (nuestra estrella) ha salido de golpe y ha sido como una señal de que aunque trabaje sola no es del todo así. Las sombras del cervatillo eran la prueba de lo que no puedo olvidar. Luego, he ido a imprimir mi nuevo logo en madera y ya de paso unas plantillas nuevas para coser mejor, con más tranquilidad, cuando me he dado cuenta de que estas plantillas serían unos preciosos colgantes si los hiciese en miniatura. La semana que viene volveré, no descarto la idea. El chico de ricitos que me ha atendido en la tienda de impresoras 3D era como ese sol de hoy, paciencia de sombras. Obi quería subirse a sus piernas mientras comprobábamos el trazado vectorial, ¿cómo no voy a ir con mi perrro a hacer recados? Ricitos, por su parte, confiesa ser más fan de los gatines, de convivir con uno de ellos, seguro que de nombre gracioso, acariciando la cabeza de Obichuelo con simpatía de animal al revés. Los gatos no se llevan bien con los perros pero Obi sí. Al tiempo, al volver a casa, he comprado un cepillo de dientes nuevo al pasar por una perfumería con champús para olerlos y sonréir. Pero, bueno, aunque esté siendo liosa, al final esto de comenzar un proyecto, un día, una ida, debo de reconoceros que tiene muchísimo de Fantasía y algunas sombras. Llega la noche, escucho canciones que adoro en Spotify, ¿y quieres más? Pues hoy ya no, está bien así._^–*_¡Son estas cosas, canastas!
 
Read More

Mi sueño sería escribir como filma Gondry:

 

 

Hellsongs – I wanna go home.mp3

 

oct
24

Author:

2 Comments

Nuestro Ego es un burro

ego-dadanoias

El otro día en la frutería de mi calle vi que vendían tarrinas transparentes con coco troceado y fui feliz. ¡Qué coco tan tico-rico, madre mía! Y digo madre porque ella es la que me ayuda a ganchillear las bufandas y complementos del burro Ego. Un burro inspirado en una teoría de Jodorowsky en la que nos cuenta que nuestro Ego es como un burro con el que nacemos y que, queramos o no, nos acompaña de por vida. Un burro que representa a nuestro Ego interior y que no podemos anular pues forma parte de nuestro todo. ¿Por qué luchar contra él cuando podemos sentir su compañía? Un burro que hay que cuidar aunque nos chinche, aunque sea un orgulloso, o un melancólico. Descubrí este símil animal en una de las entrevistas que Cristóbal Jodorowsky dio al programa radiofónico ‘L’Ofici de viure’ y lo vi claro. Y así, me impactó de tal modo, que lo cosí, lo diseñé, hice el patrón tal cual y lo compartí. De hecho, Jodorowsky dice que no es casualidad que en la Biblia, el libro sagrado, unos burros acompañen a María y José en sus andanzas escritas, que es por el tema del ‘ego’. Ser humano no es lo mismo que auto-condirarse mujer o hombre, y esto es lo que nos pasó en el ‘nacimiento’. Eso de ‘sentir que somo únicos’ a partir del momento en que reconocemos nuestras propias manos, las del ego, cuando tomamos conciencia. Yo no soy cristiana, soy post-cristiana, pero me parecío una bonita metáfora. Con el burro al lado, ¿cómo no? De aquí viene este muñequín de lana, una artesanía cosida a mano y con mucho amor, para acordarnos de lo que somos y lo que nos sentimos ser (a la vez) en el día a día. Para no olvidar que enfadarse o estar muy contento de algo es también un estado del Ego, enamorase o deprimirse, es también nuestro burro. Ese Ego que nos acompaña y que aunque nos fastidie debemos cuidar. El coco estaba buenísimo, me flipa, y pensé… ‘¡Qué suerte, tan cerca!. ^—*_ Read More

¡Guantanamera!

El Burro Ego:

dadanoias-ego-2

dadanoias-ego

dadanoias-ego-3

 

 

oct
19

Author:

1 Comment

Otoño es un zorro

dadanoias-oton%cc%83o

Octubre queda bien en otoño. Otcubre es el ‘Forever Young’ del año, lo que fue y no se acabó, lo que pasó y no ha pasado. Hoy he hecho un envío súper especial, cada uno es mágico. Ay, me entretengo tanto con el packaging, con el dorado, suspiro, me despido bien de ellos, con la bienvenida. También es precioso coser, aunque luego compenso tanta ternura con Gorey, con Michael Ende. Estas últimas semanas ‘Amphigorey también’ está cogiendo vida en mi mente, como me sucede siempre que releo ‘La Historia Interminable’ (os adjunto mi escena favorita al final del post). Octubre es observar lo que sucede a tu alrededor y no siempre participar en ello de manera activa y al revés, muy al revés, es este mes. Son Whatsapp sin responder al momento, plantas que hay que abonar, con las que hablar. Ese diablillo de manos sexys, ese zorro que podría ser lobo. La autoestima de no ser perfecta y de alisarte el pelo. ¿Amor? Hacerse mayor. Este otoño está siendo de cintura fina y brazos hacia atrás. Es un sueño no tan fácil. Coser, coser, coser, leer. Claro que sólo es un mes, el que dura tanto. ^–^_¡Otoño es un zorro! Read More

 

La historia sin fín, mensaje final:

 

 

 

oct
12

Author:

2 Comments

Pasas de los treinta y ‘buenos’

dadanoias-gorey

Desde los treinta que noto que me hago mayor en las pequeñas cosas, mini cosas, casi cosas. Ya no me veo tan mona en las fotos, ya tengo agujetas aunque haya vivido algo en plan tranquilo, ya recuerdo hasta lo reciente con nostalgia. Quiero decir, que ahora soy más consciente de lo rápido que pasa lo bonito, y lo feo, desde las palabras hasta la piel. Cuando pasas de los treinta el tiempo vuelve a acelerarse, como de peque, aunque todo vuelva a ser como más calmado. A ver. Es como si un mes de tiempo fuesen dos semanas, y así, pero más vividas. O tal vez esto me esté sucediendo porque esté en paz con mis labores, o porque haya madurado, ji, si es que madurar es un concepto plausible en un mundo sin fín. Hoy se me ha ocurrido que también voy a coser un diablillo, uno inspirado en Gorey. Esto, y el desayuno, me han hecho el día. Todo mientras cosía, escuchaba, leía emails. ¿Sabéis qué es lo mejor de pasar de los treinta? El amor. ^—^_¡Aquí, también en Instagram! Read More

 

10 cosas que pasan cuando pasas de los treinta…

 

1) El cuerpo es mucho más vivido. Miras a las personas con más ternura, las observas con más orejas, ojeras.

 

2) Aprietas las cosas con fuerza.

 

3) Los objetos te parecen más simbólicos todavía.

 

4) La amistad es más sincera.

 

5) Lo que tiene que ver con el pasado suele remontarse a ‘antes de antes’.

 

6) Eres más divertido a nivel intelecutal, eso es genial.

 

7) Supones e intuyes pero das más espacio a la Sorpresa, todavía más.

 

8) Las canciones de tu juventud, entiendes que son esas. Tus canciones.

 

9) La piel. Aprecias más el tacto, la sensación, el posible final que a la vez te hace todavía más feliz de apreciarlo. Los abuelitos son muy suaves, por algo será.

 

10) La tradición ya no te suena tan lejana e irónica. Es lluvia, para bien y para mal, que te cae, y que la recoges a tu manera, para bien y para mal. Es hermoso.

 

 

Erótico

Talleres Eróticos & Vermut

Jueves, marzo 12, 2015

  ¿Quedamos este sábado en Madrid? ¡Sí, decir que sí, di que sí! Que tengo un montón de ganas de desvirtualizaros, de compartir con vosotros la ilusión y…

Read More

Sorteo – 50 Sombras de Grey

Martes, febrero 10, 2015

¡Lo reconozco, me da morbo ir a ver Cincuenta Sombras de Grey este próximo 13 de febrero! Ya me perdonaréis, pero a mí es que todo lo que…

Read More