may
13

Author:

1 Comment

Un orgasmo quita el hipo

dadanoias-pr

Es algo paradójico, tras días escribiendo sobre el hecho de que un orgasmo quita el hipo ahora soy yo la que no me lo quito. Sé que últimamente no publico tanto como antes en dadanoias, en realidad estoy harta de leer blogs de largo recorrido que adoro y que últimamente no paran de disculparse por lo mismo, y les entiendo porque tenemos otra vida pero ay… → Debo reconocer que sigo divirtiéndome mucho por aquí aunque actualmente, y de tanto escribir sobre sexualidad en mi faceta laboral, se me hace algo irónico que tenga hipo y la línea entre mis dos mundos se difumine sin pretenderlo. Ya es mayo, y ya sé que podría masturbarme. De veras, odio la duda ante la posibilidad del autoplacer, no obstante espero que me entendáis aunque no sea una posición lógica; a sabiendas de que el orgasmo que podría proporcionarme no sería tan megamaravilloso como con el que sentiría junto a él y que, por eso, por quererlo distinto lo rechazo. No sé si lo que me está sucediendo es políticalaboralmente correcto, tampoco sé si lo que siento, y luego no hago, es ético al explicarlo. Porque representa que nosotras a nosotras mismas deberíamos saber darnos el mejor orgasmo del mundo al saber mejor que nadie ‘cómo’ pero en mi caso justo hoy, esta noche, tengo HIPO y no me lo quito ni de bonito. En fin, que aunque la imaginación nunca superará la ficción, ni la masturbación a un ‘amor compartido’, hoy he entendido que la realidad sí ha superado la mía. Read More

^—*_¡Tener hipo y saber que si te masturbaras se iría pero que a la vez el orgasmo no sería tan genial como el que disfrutarías con él y entonces decidir pasar de tocarte se me hace raro!
 
 

5 gestos que no son lo mismo:

 
1) Buscar al utilizar el fuego.

 

2) Recordar lo que podrá ser.

 

3) Presentir que un día fue.

 

4) Buscar un podcast en dibujos animados.

 

5) Utilizar la V de puente.

 

 

abr
26

Author:

1 Comment

Mi Jennifer Coonelly en hombre

dadanoias-pienso

‘¿Qué piensas?’, me preguntas acurrucados después de hacer el amor. Aunque no sea en voz alta, aunque no sea ayer, aunque tal vez ya lo sepas y la respuesta sea siempre la misma: no estoy pensando en nada, estoy mirándonos desde arriba. Imaginando que de repente ya se podría acabar el mundo, que YA lo he entendido. Visualizando nuestra estampa en la posición exacta en la que han quedado nuestros esqueletos calcinados sobre las sábanas blancas, después de ser muy felices, todavía felices. Te veo muy largo y hermoso, te admiro y te adoro desde el techo, te pareces a Jennifer Coonelly en hombre. Entonces te toco con mis dedos futuros aunque no lo sepas, mientras sigues sepulcralmente quieto/quieta. Veo tus rótulas marcadas entre mis fémures, tu media sonrisa con mi otra media sonrisa, tú, tú y yo en silencio. Me deshago, te mato de golpe y te doy un besito en la mejilla megablanca a pesar de que no me lo hayas preguntado, ni pedido, ni nada. Despojándonos así de nuestra piel, hasta llegar a los huesos y ese más allá de tu mirada sin memoria. Eres un ser para gozar desde arriba. Porque hasta cuando estamos muertecitos nuestros dos esqueletos sobrepuestos se me antojan románticos, mientras uno le pregunta al otro si es posible que ambos nos sintamos igual al mismo tiempo, en el mismo siglo, ¡qué suerte! Entre huecos de ternura y de dureza encubierta, como al follar. Ay, sí, que a veces me haces un poco de daño y eso me encanta y, tal vez por eso, luego sigo y puedo sentir tus grandes colmillos a lo Jim Jarmusch, tu tráquea de humo y tus pies de radiografía, ya con los ojos cerrados y muy abrazada a ti. Perfecto, como una trenza lateral, como una imágen del Fín, como una posición de vida. Ya lo sé, sé que en realidad no me lo has preguntado nunca, pero también sé que esto es lo que no pienso después.

Read More

 

Después de hacer el amor contigo pienso que…

 

1) Me sabe mal que a Mary Shelly se la bebiese entera un vampiro.

 

2) Aunque seas hombre te pareces a Jennifer Coonelly fumando.

 

3) Podría bailar un vals contigo aunque no sepa bailar vals.

 

4) Cuento los números sin orden.

 

5) La dominancia y la sumisión pierden el sentido juntos.

 

6) Los animales nos rodean, nos lamen y nos molestan.

 

7) Una tortuga de mar es maravillosa.

 

8) Tus dedos son pestañas cuando hacemos el amor.

 

9) Te leo un libro para que no pienses.

 

10) Los pinceles del PhotoShop son remos.

 

 

abr
22

Author:

1 Comment

Todas las niñas gritan

dadanoias

Hoy Johann Wolfgang von Goethe me ha escrito para pedir, exigir, rogar y preguntar si fuese posible que le enviase por email unas fotos muy concretas de mi primer libro, marcándome las páginas exactas que necesitaba para PARA. Me he quedado muy quieta ante su hermosa inocencia y dominancia aunque también me he puesto muy nerviosa teniendo en cuenta que nunca JAMÁS toco mi libro. ¡Pero me las ha pedido él!, he pensado al respirar sin remedio. Así que lo he abierto y, como cuando abres la Caja de Pandora, un montón de recuerdos, lametazos, sonrisas y Quijotes han empezado a rodear mi cuerpo como una estrellita danzante al más puro estilo Tex Avery. Tenía dudas, tenía miedos, tenía pechos y volaba entre la realidad e Internet, la ficción y el mundo, allí, aquí. Luego, al intentar encontrar las fotos originales en mi desordenado ordenador y sólo elegir algunas he sonreído por dentro, mi único modo de sonreír cuando algo me crea sinceridad. Porque decir ‘verdadera sinceridad’ sería una redundancia muy típica de mis antiguos posts en Ternura Porno. Se las he enviado por email y he suspirado al mirar de nuevo hacia la pantalla, después de demasiados años. Después de olvidarme y recordar a la vez. A veces da miedo mirarse al espejo y ver a otra con rasgos sospechosamente parecidos, da miedo releer, da miedo amar, pero yo amo a Goethe y le adoro y sé que esto era necesario para lo que fuese que es. No, no creo que él de veras necesitara esas fotos al enviarle otras y sentir su cariño igual. Con su mensaje al pedírmelas lo que ha logrado es hacerme entender que no desista de mis sueños, que no abandone lo que aprendí, que nunca olvide lo que me preguntaba y todo lo que ha pasado hasta ahora, también entre nosotros. Por eso: gracias. ^—^_¡Todas las niñas gritan! Read More

 

De mi Caja de Pandora hoy ha salido…

10818322_830526897030851_2769480849148688285_o

 

1) Gramática de disléxica.

 

2) Amor de aquí para allá.

 

3) Un kleenex de clips.

 

4) La sombra de una estudiante repelente.

 

5) Erotismo absurdo y real.

 

6) Conocerte el día que lo firmé.

 

7) La arrogancia de quien fuma.

 

8) Unas braguitas enormes.

 

9) Melodías francesas en inglés.

 

10) Caricias de miedos normales.

 

cibo matto – sugar water.mp3

 

abr
13

Author:

3 Comments

Voy a grabar tus gemidos

gemidos

Grabaría tus gemidos mientras hacemos el amor sólo para masturbarme escuchándolos luego. Gimes como un planeta al girar sin que nos demos cuenta, gimes de muerte, gimes como una escultura del sótano de El Louvre. El sonido, tu sonido, sería el mejor ivoox de mi vida. Tu belleza masculina hasta el extremo, porque antes del sonido fueron las esculturas, tu cuerpo de hombre pincelado, tus ojos en blanco por dentro. Gimes como una vampira de Jim Jarmusch. A veces me gustaría ser tu hombre y no sólo tu mujer. Poseer tu voz sin palabras, caminar encima de ti mientras sientes mi squirt como si lloviese sangre, para luego girarte y no dejarte más. Me da igual si soy más pequeña que tú, demasiado naïf y violenta, porque haría mucha fuerza para cogerte el miembro de espaldas y para hacértelo contra las sábanas, en contra de ellas. Me niego a que gimas entonces, quiero que sea eterno, como ese planeta sin Sol. Pero lo harás porque sabes correrte sin eyacular y, sólo por eso, te azotaré bien fuerte. ¡No me da la gana! Por eso lo grabaré todo, sólo por el sonido, sólo por eso. Read More

 

Tus gemidos son…

 
1) Un cuchillo entre mis nalgas.
 
2) Los dos iphone en modo avión.
 
3) Palabras cultas en medio de la nada.
 
4) El tiempo y el espacio unidos en un recuerdo futuro.
 
5) El instrumento medieval perfecto.

 

 

Erótico

Seiichi-Hayashi

¿Cuándo fue el último?

Lunes, septiembre 29, 2014

Dicen que el juego erótico comienza justo después del último orgasmo. ¿Cuándo fue el último? Cuando era ya de noche, ese día que comimos bocadillitos del Mauri, ese…

Read More

dadanoias123

Dime algo bonito

Miércoles, septiembre 24, 2014

Cariño, ven. Siéntate delante de mí, en esta silla. ¿Para qué? Tú siéntate. Vale, ya está, pero estaba escribiendo. Calla. Durante un buen rato él se la queda…

Read More