Dic
7

Author:

1 Comment

Un lazo de alteridad

No te preocupes tanto, lo que tenga que pasar pasará, me ha dicho mi madre durante las mandarinas. Como en Moulin Rouge pero de cercanías, con canas las dos, como en ‘She dies tomorrow’ pero sin neones cliché, como Jane Adams en cada película. Después del café, he hecho la siesta en su casa, en mi antiguo cuarto. El motivo es que hoy no quería volver a mi casa, que necesitaba recordar quién soy, ¿por qué me paso el día fabulando? Claro que he vuelto, una siempre vuelve al llegar. Tiene gracia, mi antiguo cuarto ya no es mi cuarto pero sigue siéndolo, como un amor del pasado que ya no está contigo pero al que sigues deseándole amor. La redundancia está mal vista como forma poética pero a mi me encanta. ¿Por qué no te quedas hoy a hacer la siesta?, mi madre lo intuye todo, como las actrices maduras cuando pasan del guión impuesto. Al volver, de llegar, abro mi portal, el del edificio donde vivo ahora, y lo hago despacio, hay que acompañar la puerta porque no cierra bien. Soy muy sensible, y adoro crear desde la proximidad lejana, me he dicho bajo la manta de la juventud, fui muy soñadora y siempre con un punto de tristeza difícil de explicar, algo queda, no sé si era miedo o ganas de vivir, siempre con problemas de sueño. La identidadá. Me encanta el olor de la plancha que mi madre deja en sus creaciones. Entro en Twitter y escribo ‘Feliz día de Noam Chomsky’, yo qué sé. Soy una mujer, ya no soy esa cría a la que a veces me agarraría con fuerza. Lo sé mama, ya lo sé. Y de repente, me dice: ‘Marta, cariño, no hay que idealizar tanto la vida, al fin y al cabo todo es más normal de lo que ves’. Me la he quedado mirando, creo que ha entendido que mi siesta era un un modo de pedir ternura. Tú no eres normal, le he dicho al ponerme la mascarilla. Sí lo soy, me ha contestado. Ya os digo, estoy blandita, pero lo intentaré, intentaré no preocuparme tanto. Valga la redundancia, valga el teje maneje, suspiramos las dos. Como en medio de una pandemia mundial con ganas de ser felices. Y, entonces, me he dado cuenta, las mandarinas son como mi perro, naranjas pequeñitas, un poco más ácidas pero con su gracia. Recibir y enviar, enviar y recibir, es lo mismo. ^—*_¡A continuación la canción del post, de Ryan Woodward!

Read More

Thought of You – by Ryan Woodward:

Dic
6

Author:

1 Comment

Introducción al Fa

Hay vínculos entre las personas que no caben en una burbuja. Fa, fa, fa. Quiero gritar, bailar en medio de un sótano ajeno, y voy a morir mañana . Veo los videos de Marita de Graná y me río sola, también me encanta el insta de Jimina Sabadú, y de Pétula Yeye. ¿Cómo no dejarnos llevar por esta fatiga triste? ¡Con jabón! Hoy me he puesto a gritar en plan Barrio Sésamo mientras limpiaba la ventana de la cocina, y me he puesto a reír con chip-chip, y luego he visto la peli de Isaac Ulam, ‘Bronko’, y se lo he agradecido por dentro. Cop de puny a la cara. El mundo del arte contemporáneo, la libertad de no ser artista. Fa. Viva la artesanía sin miedo, voy a leer a Walt Whitman. Tal vez, una manera de soportarlo sea la fascinación, la vida, el humor por querer seguir. Ya sé que soy pesada pero gracias, gracias galaxias, por seguir leyendo hasta aquí. Ay, que la fatiga da dolor de barriga pero qué bien sienta para descansar. Hay vínculos que van más allá de la lógica y del jabón, y qué bien olernos, y qué mal estar ahora a solas. Yo no tengo hijos, ni marido, por lo que soy esa uva que si cuela, sin pepitas ya, está. No me gusta sentirme así, a nadie le gusta sentirse sola, pero ante todo el respeto, y pensar que será temporal. Espero no acostumbrarme. La fascinación puede ser con limón, pero menos mal, menos mal que nos fascinamos. ^—^_¡A continuación la canción del día, de Natalia Doco!

Read More

Introducción a La Sagrada:

Dic
2

Author:

1 Comment

Closing Time

El otro día leí que alguien llamaba Fermín a Filmin y me hizo mucha gracia, en esas estamos. Tomine nos retrata en la portada de ‘The New Yorker’ este mes, claro que escribo este post en pantalones de pijama, y por supuesto que de cintura hacia arriba voy hecha un pincel. Es surreal que actualmente se esté discutiendo si los niños cuentan o no cuentan como número de persona, que ya no podamos subir al ascensor con nuestros vecinos de toda la vida, que ya no nos lancemos a abrazar a nuestros padres cuando nos abren la puerta, que haya una pandemia mundial. Empiezan a llegar los calendarios, neceseres y muñecos, que me compráis por Etsy, y me hace mucha ilusión. Gracias galaxias, con varita mágica incluída, porque la vamos a necesitar, porque vamos a pasar las Navidades sin los mega besos de nuestras tías, primas, cuñados, y tengo ganas de llorar. No es ironía, estoy muy blandita. Intento vivir esta melancolía sin forzar la alegría, con un jersey en condiciones. Que sí, que intento ser feliz a pesar de que haya un dedo señalando el gel hidroalcohólico cada vez que intento salir del cuarto sin pensar todo el rato en aquello. Decía Kafka que «el aislamiento es una forma de conocernos a nosotros mismos» pero FUCK 2021! ^—*_¡A continuación la canción del post, de Tom Rosenthal!

Read More

It’s OK:

Nov
30

Author:

1 Comment

Almendras Crudas

Son las siete y media de la tarde pero es media noche para nosotras, almendras crudas y un galgo. Cuando coso, cuando le doy al punto escondido, el mundo se para y luego sigue al galope. Hay rebajas en Moo, mi imprenta predilecta, y no sé si podré resistir. A veces, mientras coso de cosa, de golpe, recuerdo a un antiguo amor que es de hoy, o pienso en lo que estarán haciendo mis amigas, llamo por teléfono a mi madre, o pienso en ti y pongo el calefactor, como en la canción de Tangana. Mañana pasaremos página del calendario, y cada Calendario Fuck 2021 que os envío por correos me hace una ilusión tremenda, con su varita mágica y pegatinas. De vez en cuando sale una almendra amarga pero no está tan mala y pongo la lavadora. Para 2021, ay madre, voy a crear un diccionario de los neologismos que van surgiendo a modo dadá, o que vamos creando entre risas. Guapa casi rima con rana. ¿Alguna vez habéis probado de leer a Ted Chiang sin volar? Soy nerviosa y a la vez muy tranquila, no puedo parar quieta aunque esté quieta, es una sensación difícil de explicar con dos horas al mismo tiempo. Y, cada almendra, somos nosotras. ^—*_¡A continuación la canción del día y un gracias enorme, de The Shins, gracias de corazón por vuestro apoyo etsylístico!

Read More

Ay:

Fino y Personal

Acercarse a los 40

viernes, octubre 30, 2020

Acercarse a los cuarenta tiene sus bondades. Ahora, por ejemplo, cuando formo parte de un instante de felicidad soy más capaz de identificarlo, aunque sea a modo olfativo,…

Read More

El dedo anular

jueves, octubre 29, 2020

Hoy me pregunto si nuestras vidas han cambiado para siempre con esto del covid, me lo pregunto también a nivel amoroso. Me quedo en silencio, ¿todos hemos sentido…

Read More