feb
11

Author:

4 Comments

Autorretratos de plomo

dada

dadanoias1

Lo que más me fascina del cuento del ‘Soldadito de Plomo’, desde pequeña, es la crueldad con la que se define el amor romántico por excelencia. Ese amor de pareja en el que dos personajes se funden hasta las mismísimas llamas del fuego. ¿No son las imperfecciones del otro las que más nos enamoran desde lo más hondo de nuestro corazón? Él sin pierna, ella con una pierna más larga que la otra, como en la película Langosta de Yorgos Lanthimos; dos carencias, dos defectos, que juntos se convierten en ‘don’. Y qué mayor ‘don’, como diría Baudelaire, que el de agradar al otro más allá de lo humano. Realizo pues esta serie de autorretratos pensando en ello, cuestionando mis creencias sobre el amor de pareja, desde la más tierna infancia, y el modo en que este cuento ha marcado mi vida amorosa hasta ahora. ^—*_¡Serie de autorretratos realizada con ilustraciones de Guido Crépax! Read More

Autorretratos de plomo:

dadanoias2

dadanoias3

dadanoias4

dadanoias5

dadanoias6

 

Savage Garden – Moon and back.mp3

 

feb
9

Author:

2 Comments

La chica del abrigo rojo

astronautas

Hoy ha sido llegar a casa y poner la banda sonora de Magnolia. En el tren de vuelta una chica con la voz súper dulce hablaba por teléfono con una amiga, estaba muy triste porque su novio le ha dejado de hablar así de golpe y no entendía el porqué. ‘Veo que está en línea por el chat de Facebook pero tampoco me contesta’, le ha dicho apresuradamente a la parte baja del móvil, ‘no lo entiendo’, mirando hacia el suelo del vagón, ‘y este sábado es su cumpleaños y no sé, no sé’. No sé porque lo del cumpleaños me ha parecido un gran dato, las crisis parecen ser ideales para crecer sin piedad. El tren se iba vaciando, su abrigo rojo entre los demás. ‘Ay, podría ser por ella…’, se ha rendido a decir. Mierda, he pensado entonces. Era una chica atractiva, de unos treinta años, con la piel muy blanca y una melena castaña recogida con gusto, con unos preciosos ojos de Caperucita asustada y nariz aguileña. ‘Ay, Dios…’, repetía, ‘Ay, Dios…’. Su amiga del otro lado, seguramente de Barcelona ciudad y no de cercanías (como nosotras), parecía preocupada, ¿quién no? Maldito miedo al rechazo y maldito el rechazo en sí, pensé, pero sobre todo malditos los que no se saben despedir con bondad. Me dieron ganas de abrazarla con un toque cómplice de pie, de decirle que lo bloqueara inmediatamente de Facebook y que no mirase nunca más si está en línea, que no se merecía ese silencio opaco, que pasara lo que pasara ella es una gran mujer y que volvería a estar bien dentro de… ^—^_¡Frames de un película española que me gustó mucho en su momento! Read More

 

astronautas2
 

¿O, todo esto, lo estaba recordando? ¡Qué mal se pasa! Ella, la chica del tren más bonita y pálida, ha bajado en una estación anterior a la mía, ya con el móvil en su gran bolso negro, ‘esta noche intentaré no llamarlo más’, le prometió a su amiga antes de colgar. Y así muchas de las noches que vienen, le repetí por dentro con un gran pesar… No saber despedirse, no despedirse bien, duele muchísimo. Ojalá el chico, sea quién sea él, tenga la compasión de hablar con ella para permitirle olvidarlo con menos dolor e incomprensión. En fin. La conclusión a la que llego escuchando las canciones de Magnolia, ya estoy en mi estación, ya estoy en casa, es que realmente… Realmente es muy duro tener que hacer un luto amoroso sin conversaciones previas que lo anticipen y hasta justifiquen, sin compasión. Duele muchísimo, es cruel. Luego, a veces va bien ir a terapia, volver a valorarse poco a poco, y volver a respirar entendiendo que no es culpa tuya, que simplemente te cruzas con personas que en ese momento de la vida no saben enfrentarse a la realidad más allá de su propio ego. Un terapeuta, me dijo una vez, que este tipo de ruptura en la que el otro desaparece sin dar explicaciones duele hasta más que el luto de la propia muerte real pues es igual de injustificado pero sabes que en realidad sólo ha muerto para ti, de golpe, sin justificación, pero vivo al fin y al cabo. Duele infinito, y me hubiese gustado decirle que no está sola, que el tiempo de verdad cura a pesar del típico-tópico, que es mejor no haber seguido con una persona así. De Magnolia me acuerdo mucho del papel que juega Tom Cruise en la peli. Y se supera pero duele, duele muchísimo, infinito.

 

 

Como acaba de recordarme una gran amiga, artista, que vive en México y que me ayudó mucho: ‘En la selva los árboles a veces se desploman solos, de un segundo a otro caían muertos…’.
 

feb
2

Author:

2 Comments

No Juzgar

maxresdefault

El personaje de Javier Cámara en la nueva película de Cesc Gay, Truman, me cautivó. No voy a haceros spoilers sobre el film porque creo que vale la pena ir a verlo al cine y no quiero anticiparos nada. Sólo escribo este breve post porque siento la necesidad de dejar anotado este detalle, sólo este, el de la postura de ‘no juzgar’ con tanta severidad en las relaciones interpersonales. Una actitud consciente que toma el personaje de Javier Cámara a lo largo de la historia, una actitud vinculada al concepto de aceptación ante la realidad de su amigo, la del perro de su amigo y la suya propia. No juzgar, intentar describir la realidad tal y como es sin hacer juicios de valor. Siguiendo un guión con un hermoso trasfondo de base dialéctica, y cuyos espectadores agradecemos para poder sentir el argumento y sus personajes sin caer en lo que está bien o lo que está mal de una situación que nos viene dada y que no podemos cambiar (como sucede en ciertos momentos de la vida). Una presencia, la de ‘no juzgar’, que aunque parezca lógica y afortunada no suele ser tan común y utilizada en el hombre y la mujer occidental. Sienta bien, se aprende. ^—^_¡Gracias Cesc! Read More

Póster de Truman:

*No miréis el tráiler que lleva spoilers.

truman-cartel-6317

 

feb
1

Author:

2 Comments

Ya es Febrero

dadanoias150

Ya es febrero. Es cierto, quedamos que sería este mes. Ya son las dos y media del mediodía pero todavía no tengo hambre, llevo el horario algo cambiado sabes, y cuando lleguen las siete de la tarde, cuando las ventanas de los otros empiecen a iluminarse, la niebla lo cubrirá todo. Hace calor para ser invierno pero la niebla, o tal vez sea el smoke, a veces ya ni lo sé, todo me parecerá más real. Sí. Febrero es un mes que suena a fiebre, a enero con fiebre. Quedamos en vernos. Como quién pide hora para mirarse una peca y solicita consulta online por el CatSalut, o algo así, pero a través de una amistad que se cruzó con el sexo. Yo más bien lo definiría como cuando duermes con un ser al que adoras y cuyas últimas páginas escuchas sin darte cuenta, es una sensación hermosa pero nunca sabes lo que sucedió en realidad. Luego lees el final del cuento a posteriori pero ya no sabes si el efecto es el mismo que en febrero. ¿Te importa si vengo con Obi? No tengo a nadie con quién dejarlo. ^–*_¡Sola en febrero! Read More

 

Estarás sola en febrero…

 

1) Puedes contar ocho días para esperar a ver qué haces ocho días antes del después.

 

2) Los espejos siguen siendo tramposos en su reflejo si tienes en cuenta que ambas palabras comparten tantas letras como lo hacen ‘espejo’ y ‘reflejo’.

 

3) La salud y la debilidad van acompañadas de tu fortaleza al vivirlas juntas.

 

4) En 1929 tú no estabas viva, piensa en eso.

 

5) Este febrero te comerás una fresa como si de una ceremonia se tratase, pensarás en la fresa y la saborearás, la tierra, el agua. La vivirás. Te da igual que pueda parecer un ritual cursi. Ojalá no fueses tan vergonzosa.

 

6) Escribirás un email en febrero, uno especial.

 

7) Seguirás escribiendo en tu diario personal, con pluma. Por las noches o por las mañanas, te sirve.

 

8) La vulnerabilidad no será un obstáculo para seguir escribiendo.

 

9) Las consecuencias formarán parte de las casualidades y las casualidades de los deseos más íntimos y perrunos.

 

10) Febrero como título extracto.

 

Erótico

dadanoias-pr

Un orgasmo quita el hipo

Miércoles, mayo 13, 2015

Es algo paradójico, tras días escribiendo sobre el hecho de que un orgasmo quita el hipo ahora soy yo la que no me lo quito. Sé que últimamente…

Read More

dadanoias-pienso

Mi Jennifer Coonelly en hombre

Domingo, abril 26, 2015

‘¿Qué piensas?’, me preguntas acurrucados después de hacer el amor. Aunque no sea en voz alta, aunque no sea ayer, aunque tal vez ya lo sepas y la…

Read More