mar
31

Author:

4 Comments

20 Maneras absurdas de frenar el sufrimiento

dadanoias-triste

dadanoias-triste

A veces me gustaría ser un poquito menos sensible, frenar mi sufrimiento. Por eso hoy, con un poco de humor negro y mucha ternura, escribo esta lista con 20 maneras absurdas de frenar el sufrimiento. Todavía no las he probado todas pero tal vez funcione alguna, ¿no?

 

 20 Maneras absurdas de frenar el sufrimiento:

 

1- Recordar tu infancia como si ya hubiese pasado.
 

2- Hacerte Premium de filmin y entrar en cada personaje femenino que llore. Llorar con ELLA.
 

3- Quemar un caramelo hasta que se haga caramelo.
 

4- Cantar como Lana Del Ley por el pasillo, parándote frente a la habitación fantasma sin abrir esa puerta hasta que estés mejor.
 

5- Morder los zapatos de un perro y, sino usa zapatos, morder los tuyos propios hasta destrozarlos un poco.
 

6- Vigilar la nevera como si estuviese viva, hablarle cada vez que la abras. Preguntarle si tiene frío, si necesita algo allí dentro.
 

7- Suprimir un archivo del ordenador al azar. Y vaciar la papelera general.
 

8- Reprimir las ganas de hacerte daño usando tiritas para depilarte.
 

9- Usar un sujetador sin relleno como pañuelo del cuello.
 

10- Coger el teléfono y decir que estás bien. Aunque no haya nadie al otro lado. Se oye un piiiiiiiip, ¿no?
 

11- Leer en voz alta tu número de DNI y sumarle un número. Quedarte con ese número final siempre que te lo pidan cuando te llegue un paquete. Ese es tu número de verdad a partir de mañana.
 

12- Resumir una actitud con el gusto. Un gusto esquelético.
 

13- Trasladarte a otro milímetro de la habitación.
 

14- Besar el suelo con un roce de pestañas.
 

15- Barrer el techo un poquito. Por las migas de ayer, ya sabes.
 

16- Regalarte un recuerdo del futuro, a inconsciencia.
 

17- Rascarte la espalda hasta decidir dónde irán las alas. Rascarte fuerte justo allí, ¡ya verás!
 

18- Inventarte una posición nueva y ponerle un nombre, hacerla siempre que estés muy triste. Será tu señal contigo misma.
 

19- Mirar por la mirilla de la puerta y cuando llegue la vecina abrir la puerta y volverla a cerrar. Entre tanto decir: ‘Ay’.
 

20- Atravesar tu cuerpo con un cuchillo sin desangrarte ni morir en los tres días posteriores. Debes seguir intentándolo sin hacerte daño, en sitios como entre los dedos.

 

Vance Joy – Riptide from Dimitri Basil on Vimeo.

 

mar
29

Author:

6 Comments

Mejor México que Nueva York

dada1111

dada1111

Cada vez que digo ‘lo siento’ no es para pedir perdón, algunas veces sí pero no siempre. Siento tanto que lo digo constantemente, seguramente lo que más digo a lo largo de un día en el que siento demasiado, cada día. ¿Se puede sentir más allá? Yo lo siento mucho, aunque mi palabra favorita no venga del verbo ‘sentir’ sino de otro, otro verbo más banal. Este finde es hard, no me atrevo a quedar, no tengo plan porque no puedo, y lo siento. Siento a mil millones de años, a 30 kilómetros de distancia. Estoy tan triste que una hora menos no será importante hoy, va… que se la queden los hombres grises, otra hora más para ellos. Aunque preferiría ser como Momo, un personaje de ficción, para huir de ellos hasta el final. Hoy no me he maquillado. El final de una novela adolescente en el que la última frase se fugue, he pensado. Una frase fugaz. ^–*_¡Sin maquillaje!

 

 

¿Qué siento ahora mismo?

1- El viento de un estilista que se niega a usar secador.

2- La alegría de quien ya no te quiere como antes.

3- El gemido de un perro al ducharme.

4- Las costillas de tres chicas unidas esqueléticamente. Su autora y dos personajes.

5- El tono de un cigarro apagado a la mitad. A Lola Flores fumando.

6- Ganas de llorar, cansada de tener la piel del revés.

7- Las conversaciones que se lamen al comer.

8- Siete días más de pausa.

9- Una pierna encima de la otra. La soledad.

10- El último mensaje cariñoso que recibistes antes del final.

 

Mejor México que Nueva York:

 

*Feliz cumpleaños al Bar Belmondo. 

mar
27

Author:

6 Comments

20 cosas que Nadie quiere

nadiequiere

nadiequiere

Nadie quiere ser segundo plato o dormir en el lado frío de la cama, nadie quiere estar solo cuando se va a la cama. Y es entonces cuando elegimos un libro, hacemos labores o hasta miramos el whatsapp deseando un ‘buenas noches’ o algo, una animadora, un sonido. Nadie quiere una bandeja vacía sobre sus piernas, aunque moleste el spam. ^–^_¡Hay cosas que nadie quiere!

 

20 cosas que Nadie quiere:

 

1- Nadie quiere que le traten mal. Follar mal.

2- Nadie quiere azúcar por sal. Más sal.

3- Nadie quiere un ‘yo que sé’ por respuesta.

4- Nadie quiere que haya demasiada gente en la playa.

5- Nadie quiere estar feo. En el espejo.

6- Nadie quiere un trocito de ti, ese trozo tan oscuro.

7- Nadie quiere caerse por las escaleras del metro. De su vida.

8- Nadie quiere comer sandía caliente como si fuese mejor.

9- Nadie quiere ser imposible, a no ser que lo sea.

10- Nadie quiere el libro sin final. Pero sin nudo aún.

11- Nadie quiere fumar para vivir más años.

12- Nadie quiere a las pulgas, ni a los piojos de otro.

13- Nadie quiere ser el idiota. Saberlo todo.

14-Nadie quiere chupar el suelo de la calle.

15- Nadie quiere un problema sin solución, pero los hay.

16- Nadie quiere ser juzgado por un desconocido con poderes.

17- Nadie quiere que se desenamoren de él. Jamás.

18- Nadie quiere esconderse en un container, mejor en la esquina.

19- Nadie quiere resumir su vida en 140 caracteres.

20- Nadie quiere comerse el caramelo de un banco, ya no.

 

Aquí mi nueva lista de Spotify para Abril, la que nadie quiere.

mar
27

Author:

3 Comments

Un día de perros

veterinario-hoy

veterinario-hoy

 

En el veterinario, hoy, he conocido al perro de ‘Siete Almas’. Ese tan grande que suele tener problemas cardiacos, un dogo alemán, como la protagonista de la película, y que al lado de Obi parecía todo un caballo. En cambio, su dueño era mucho más jovencito que yo, no creo que pasara de los 22 años, y entusiasmado me ha estado explicando como entre él y su novia le han montado una cama enorme y genial para que su perro, ya que se acaban de irse a vivir juntos y han utilizado uno de los colchones sobrantes para él. Me ha parecido súper romántico, se le veía emocionado por todo. Yo a cambio le he sonreído y le he dicho que Obi duerme conmigo porque no hay manera humana de bajarlo. ‘¿Te imaginas que fuese con el mío, al revés?’, y nos hemos reído, imposible. Después la veterinaria me ha dicho que Obi tiene un pequeño hematoma en la cadera izquierda, seguramente de tanto jugar, y que sólo necesita un poco de reposo.

 

 

¿Os imagináis que hubiese tantas razas de perros como de humanos? ¿Con tantas diferencias físicas? El perro enorme que he conocido hoy pesaba 45 Kg, el mío 4.5 kg. Entonces he pensado que en realidad los humanos sí somos muy diferentes entre nosotros, pero las diferencias no son tan formales como mentales y culturales.

 

Ahora estoy intentando que Obi no le tenga tanto miedo a los otros perros cuando los ve por la calle, ni yo a las personas. Que descanse. Poco a poco lo iremos logrando. Entonces será más armonioso vivir, y más simpático, seremos un poquitín menos tímidios. Ay, me gusta más ir al veterinario que al médico, aunque casi nos digan lo mismo. Ese chico de la sala de espera estaba lleno de ilusión, hasta se me ha contagiado un poco. Aunque hoy haya sido un día durmiente y duro para mí, antes de ir. Miro a mi alrededor y puedo captar su belleza, aunque esté un poco melancólica, lo llevo en vena. En conclusión hay gente buena, la mayoría,  y creo que por eso no deberíamos tenernos tanto miedo entre nosotros. Así todo sería más hermoso, ¿no?

 

 

 

Erótico

julien00

Los collages de Julien Langendorff

Martes, mayo 1, 2012

Da gusto, da gusto descubrir los collages de Julien Langendorff y acostarse esta noche con ellos. Aunque ya hayan sido exhibidos en varias galerías de Nueva York, Tokio…

Read More

annette marnat

La Majorette de Annette Marnat

Sábado, abril 21, 2012

Gateando como la Majorette de la ilustración, mirando de reojo y con las rodillas rojas. Así me he quedado tras descubrir a su autora: Annette Marnat, ilustradora francesa…

Read More