Ago
7

Author:

Comment

7 normas dadá


A veces pongo normas en mi vida. Porque soy tan contraria a cumplirlas que ponérmelas se convierte en un juego dadá. Claro que, desde fuera, son normas sin mucho sentido para los demás. Como, por ejemplo, tratar a Obi como a un Caballito de Mar, o crear escenografías fantásticas en espacios indefinidos. También tengo la norma de no ver cada día, ni cada dos, a las personas que más amo. Son normas que he descubierto con el tiempo y que me hacen sonreír por dentro. Una de las más dadaístas, por elegir alguna, sería la de descomponer las palabras que marcan mis pensa-mientos o también la de identificar la catarsis y vivirla como un torbellino. O la de ver un capítulo de Seinfeld cuando no sé que ver. La de cambiar de zapatos cada dos años, en los años impares. En el amor de pareja mi norma es intentar escuchar la alarma cuando detecto que traspaso responsabilidades propias. Y cuando estoy triste debo pronunciar en voz alta, tres veces y rápido, el trabalenguas de los tres tristes tigres para luego, si eso, seguir estando triste como los tres tigres que trigaban igual. Porque las normas existen para una mejor convivencia, ¿no? Como jugar, como al coser. ^—*_¡A continuación del post 7 normas absurdas en mi vida! Read More

 

7 normas dadá en mi vida:

 

1) Recordar los sueños como películas que he dirigido.
 
2) Identificar la Catarsis, cuando se altera mi modo humano de actuar, pensar y sentir. Disfrutar del torbellino.
 
3) Crear escenografías fantásticas en espacios indefinidos.
 
4) Lograr reacciones primarias.
 
5) Releer mis libros favoritos siempre que me acuerde de ellos, re-sub-rayarlos.
 
6) Vivir situaciones fragmentarias en las redes sociales.
 
7) Saltar al andar cuando algo grave me preocupa. Introducir ligereza.

 

Tiny Tim – The Coming Home Party.mp3

 

Ago
7

Author:

Comment

En los no-venta

Ay, mira. Iba a escribir un anécdota en el que de púber le envié una carta manuscrita a Jim Carrey, gracias a que en la revista Súper Pop se publicó su dirección, y el me contestó con una foto suya firmada y dedicada igualita a la que comparto en este post. Una foto que llevé años pegada con airofinx en mi carpeta del insti. Y todo por este tweet de Jimina Sabadú, que me ha trasladado a los noventa, a cuando intuíamos nuestro don y la moda de ser positivos aún no había llegado y aún se podía decir QUE NO, aunque tú fueses Spielberg y ella una niña fantástica. Cuando aún se podía aceptar una respuesta negativa como un suceso genial. Ser correspondida, creo que se llama. Porque prefiero mil veces un ‘no’ a un ‘sí’ de quedar bien y luego pasar. Ay, supongo que en los noventa decir que no era más normal, pero era, ahora lo es no contestar un email o, peor aún, contestar con rodeos e hipocresía. O peor aún y todavía peor, ni contestar. Yo qué sé, ya sabéis que a mí lo de ser positiva por sentirme mejor me parece una chorrada, que prefiero encontrar el sentido a lo malo, a la constancia, aunque sea más jodido. ¿Cuánto hace que mi buzón de e-mail se ha convertido en algo tan comercial? ¿Dónde están los emails largos y manuscritos? ¿Los que te hacen latir el corazón? Hace unos meses empecé a escribir una Newsletter semanal con todo mi corazón, pero al ver que nadie me contestaba me desanimé mucho, era como demasiado squash. A ver, que tal vez vuelva a intentarlo. Y, aunque no venga al caso, os confesaré algo tonto que me afecta en el día a día: En mi gimnasio hay un cartel enorme en el que pone -> ‘Lo más importante es la constancia’ < -. Y lo miro y pienso en todo lo anterior. Y, aunque ya seamos mayores de verdad, esta obviedad es la que me anima, también en mi mundo de fantasía. No diré que seguiré luchando, diré que voy a intentar seguir viviendo con ilusión. Menos algunos días. ^—*_¡Mesa de Choi Byung Hoon! Read More

 

Escena sobre el post:

 

 

Ago
5

Author:

Comment

Les Piscines del Montseny

A ver, como no sois muchos los que me leéis en el blog durante agosto, hoy os voy a chivar un oasis que existe en el Montseny por si os apetece un plan genial para este verano en Catalunya. Se trata de unas piscinas, conocidas como ‘Les Piscines del Montseny’ a las que se puede ir independientemente del bucólico camping al que pertenecen. Unas piscinas entre las montañas, situadas justo al lado de un riachuelo por el que perderse y también disfrutar de sus ‘gorgs’, al lecho de la corriente. Unas piscinas nada masificadas y muy tranquilas , ideales para adultos y niños, entre cuyas islitas de vegetación uno puede nadar y flotar, dar saltitos, tirarse por el trampolín y volar. ¿Por qué son tan especiales? Pues, ay, os cuento… Porque son una pasada de relajantes, porque hay árboles azules. Porque cuando entras en el agua de la piscina parece que nadas en agua Viladrau, porque hay mesitas de piedra donde dibujar y jugar, porque hay hamacas y césped, porque hay mucho sol y sombra por igual, porque se está fresquito aunque haga mucho calor, porque en el bar/restaurante la comida es exquisita (muy de la zona y bien) y porque el ambiente es puro buen rollo. Pero, sobre todo, porque es un paraíso hecho realidad. Y, qué conste, que ni conozco a los dueños ni nada de eso, que este post es por puro amor oasístico. ^—*_¡Ay, para llegar aquí está la dirección (mirarlo por Google Maps o llamar porque es fácil perderse para llegar de lo escondidas que están)! Read More

Les Piscines del Montseny:

 

the knife – marble house.mp3

 

 

Ago
2

Author:

1 Comment

Como un perro llamado Pero


Seamos realistas, cuando vives en cercanías y no vas de vacaciones no es que las pequeñas cosas sean maravillosas es que son lo que hay. Así que permitidme hoy un post algo naif, demasiado veraniego y sin viajes. Pero un post de verdad, y eso que lo que va después de un ‘pero’ suele sobrar, y eso que ya nadie escribe en blogs personales. A no ser que te equivoques con pera, la fruta favorita de mi sobrina. ¿Por dónde empiezo? Pues, a ver, he visto la película ‘El Círculo’ y como capítulo extra de lo que sería la serie ‘Black Mirror’ lo apruebo con notable alto. Además, y ya que no me voy y que son rebajas, he decido cambiarme de gafas de ver después de cuatro años y apostar por unas circulares y grandotas, a lo Edna Mode. Aunque me perdí el programa de ‘First Dates’ en el que sale Monstruo Espagueti, pero vaya bajona al leer su experiencia en el programa… Pues, como buena habitis solitaria que soy ya nunca cenaré igual a las once de la mañana. Es que veo la tele mientras ceno. Pero estoy muy enamorada. También estoy viendo la última temporada de ‘Juego de Tronos’ y menudo speed sin rodeos, lo contrario que ‘Twin Peaks’. A lo que añado que hoy vuelvo a currar con los muñecos y que ayer soñé que se me olvidó coser, casi me da una infección de orina por la mañana. En serio, soy propensa a pro-pensar, ph demasiado neutro. Mmm, ya sé que no es muy emocionante pero PERO gracias por seguir aquí. ¿Te he contado que casi llamo ‘Pero’ a mi perro Oberón? Pero me dio vergüenza la broma dadá y me convencieron de que no. Que soy influenciable pero no influencer. Y yo que pensaba que los blogs eran románticos, que los veranos son aburridos y las gafas son sexys. Ya, será que soy de las afueras galguianas. Con trigo. ^—*_¡A continuación el tráiler de ‘El Cícurlo, la película que parece un episodio de la serie ‘Black Mirror’! Read More

Tráiler de ‘El Cícurlo, la película que parece un episodio de la serie ‘Black Mirror’:

 

 

Erótico

10 Apreciaciones eróticas del sistema muscular

lunes, diciembre 7, 2015

¿Por qué tienes todas estas fichas sobre el cuerpo humano en la mesita de noche? ¡Ah, eso! Estoy intentando aprendérmelo mejor para una escena erótica que estoy escribiendo….

Read More

El erotismo de esperar

miércoles, septiembre 30, 2015

El erotismo de esperar se me antoja elegante. Las pulsaciones de una niña, de una espía omnipresente cuyos informes gráficos ha enviado hoy por e-mail, directos a un…

Read More