Ene
3

Author:

1 Comment

Nothing matters when we’re dancing

gif-sheep-favim-com-3918102

Luís Buñuel decía que ‘la primera película que vemos en nuestras vidas son nuestros sueños’. Y es verdad, igual que el hecho de no recordarlas siempre o de distorsionarlas al explicárselas a nuestros amigos. Películas y sueños que bien podrían ser los que creamos al dormir, o las que vamos a ver al cine, o los que creamos mientras imaginamos nuestro futuro. Tiene sentido que el ser humano se sienta tan a gusto con el formato cinematográfico, hay algo muy real, muy humano, en esta relación implícita. Pero no es de cine sobre lo que pretendía escribir hoy sino de cómo me sentí este fin de año al pedir los 12 deseos. Pues, este 31 de diciembre de 2016 que pasé sola y con fiebre en la cama no podía físicamente comerme las uvas ni brindar con nadie. No tenía fuerzas para tantas cosas. Por primera vez en toda mi vida iba a pedir los 12 deseos en silencio, bueno, con la radio muy bajita, y a 39 de fiebre. Mi cabeza no daba para pensar tantos deseos en tan poco tiempo, estaba ardiendo, no sé hasta qué punto hasta alucinando un poco. Así que tuve que tomar la decisión inmediata de sólo pedir un deseo a sabiendas de que no sería una síntesis sino algo mágico o sin sentido. Marta, desea, desea, me dije. Abracé la almohada, ya empezaban las campanadas, y no sé porqué me acordé de esta frase de Buñuel que cito al principio, y seguían sonando, y yo sin decidirme, hasta que me dejé caer y no deseé nada. Apagué la radio tras el último ‘dong’ y no supe si estaba triste o alegre, orgullosa o decepcionada, supongo ninguna de estas cuatro cosas me podrían haber descrito, hasta que me quedé dormida gracias a la medicación. Tres días después, es decir hoy, me doy cuenta de que por primera vez en mi vida de adulta opté por los sueños en lugar de los deseos. ^—* Read More

¡Bienvenido 2017!

 

Este precioso vídeo tiene relación con lo que intento contar:

 

 

Dic
21

Author:

1 Comment

Regalos con letras

frances-ha-13

Lo que más ilusión me hace de cualquier regalo es la letra que le acompaña. Hay recorridos de muchas especies. El de la lengua al humedecernos los labios y cerrar el sobre, el de los dedos al escribir, el de la correa de Obi al pedirme una pausa paseante, el de la línea telefónica al hablar sobre el día sin más intención que esa, el de los días que quedan para Navidad. Recorridos que nos sabemos o que experimentamos sin darnos casi cuenta, que nos unen a personas, lugares y sitios, o que hasta disfrutamos conscientemente al amar. Comiendo las miguitas del plato con las letras que escribiremos. Hoy ha sido el día más corto del año, y esto tiene que ver con una ilusión. No sé si a vosotros también os pasa que hacia el final de un recorrido os da por poneros románticos, un poquito melancólicos, hasta más tiernos. Ay, me viene a la cabeza el tema ‘To Love Somebody’. Al final el amor siempre gana y por eso me parece bien terminar el año con fiestas. Estas fechas suelen llevarme a hacer balance, y me da por pensar lo cierto que es ese típico-tópico que nos recuerda que las cosas más importantes de nuestra vida son las pequeñas cosas y no las que más importantes nos parecen en el momento. Cuántas preocupaciones que ni recuerdo, cuánta magia que podríamos denominar ‘normal’ que sí recuerdo. Como una canción en el momento justo, como ese día que me equivoqué de copa, como esa sonrisa simbiótica al mirar a mi madre a los ojos, como esa notita escrita a mano dentro del regalo que harás. Sí, lo que más me gusta de los regalos son las notitas, las postales, las cartas escritas a mano que van junto a ellos. Las que nunca jamás olvidaré, porque al final es eso, el amor de puño y letra, la sonrisa de complicidad. Ese recorrido que te llevó a escribir esa nota manuscrita que le darás esta Navidad. ^—^_¡Qué suerte poder celebrarlo un año más y a la vez! Read More

 

It’s that thing:

*a esto me refiero.
 

 

 

Dic
19

Author:

2 Comments

El historial de 2016

dadanoias-historial

Hace unos días me pidieron el móvil para buscar ‘una cosa’ en Google, y en seguida le quité mi teléfono de sus manos al recordar que el buscador tiene demasiada memoria, con la simple primera letra inicial. ‘El historial’, le dije, ‘me da vergüenza que veas el historial’,  casi como las bragas, seguí diciéndole ya con el móvil apagado entre mis manos. Nos pusimos a reír a la par, que me perdonó la educación como ecuación, supongo que pensó en el suyo, en su historial, y todo se hizo más normal en cuánto a intimidad entendida. ¿Te imaginas? Pues siempre es más, confesé. No es que sean secretos es que son ‘cosas’ que… Que busco cuando me aburro, que busco cuando no sé, cuando añoro, en las que no entiendo de público, que busco cuando el morbo me puede, cosas que no siempre, por no decir casi nunca, me hacen sentir orgullosa. Y el orgullo es social, también contigo, por mucho que luchemos contra la superficialidad ante el otro. Cosas que ni recuerdo pero que me sonrojan, cosas que ni haría realidad aunque pudiese o fuese imposible en realidad, o que haría realidad sin decirlo. El hecho es que si este 2016 tuviese un resumen de mi historial en Google no me atrevería a compartirlo jamás, porque ni me acuerdo y si me acuerdo me da la risa idiota de idiota rusa, la íntima. Ni con mi mejor amiga, sí, que con más de 30 años aún tengo mejor amiga, es inmaduro, es precioso, que los tesoros no son maduros al uso, como los secretos y EL HISTORIAL. ¿Verdad? ^–^_El historial es pura intimidad al uso. Read More

 

10 cosas de mi historial en 2016:

 
1) Mirar el Twitter de mi exexex a través de Google.
 
2) ¿Qué significa realmente esto de ‘proquenistar’? Jolín, no era así. Nada.
 
3) Diferencia entre ‘sobre todo’ y ‘sobretodo’. Y así cada año de cada año.
 
4) Fieltro de lana hecho a mano en España. Nunca acabo en España.
 
5) Esta chica X de Instagram, ¿quién es en realidad? Ay, qué bonita.
 
6) Vídeo porno de mi fantasía ‘X’ en ‘Y’ interpretado por ‘Z’.
 
7) Si llegaste aquí yo quiero llegar hasta ti. Buscar, buscar, encontrar, sonreír de empatía, y no tanta, y de ternura. Es raro y bonito, no digo nada.
 
8) ‘Procrastinar’, me he acordado. ¡Ah, es eso!
 
9) Buscar una frase romántica que has leído y no te crees que no haya sido escrita antes, ¿ni por Al Green?
 
10) ‘Llama ya’, no por buscar sino por que se cumpla. En Google.
 
 
11) Buscar el nombre de la nueva pareja de tu ex. Aunque te de igual. Porque da igual, realmente. Que ya, pero es Google.

 

 

Dic
14

Author:

Comment

Seven Memories Book Art

seven-memories-book-art

Hoy me ha llegado el libro en blanco más maravilloso del mundo. Se trata de una pieza única, una obra de arte artesanal, un libro de cuento totalmente hecho a mano de la firma Seven Memories Book Art, de Amparo Galán. Un libro que me he auto-regalado y en el que este 2017 escribiré a mano los pensamientos mágicos que me acompañen en el día a día, con pluma. Escribiendo sobre sus páginas de papel hecho a mano y 100% algodón, libres de ácido y guardas de papel japonés. Con sus bordes tintados a mano y una cubierta pintada, envejecida y lijada a mano por su creadora, inspirándose en las tonalidades de las plantas suculentas. ¡Me encantan las suculentas! Tan hermoso y ‘de cuento de hadas’ que no puedo más que compartirlo en este bosque de Dadanoias, destacando además lo precioso que viene envuelto en su bonita bolsa de algodón, con lazos de ensueño y una delicadeza que va más allá de lo bello. Ay, creo que nunca me había emocionado tanto al recibir una obra de artesanía. ^—*_¡Os recomiendo de corazón visitar su Etsy y maravillosos libros handmade! Read More

 

Aquí mi libro de Seven Memories Book Art:

*también en Etsy podéis disfrutar de sus libros de cuento.

seven-memories-0

seven-memories3

 

seven-memories2

Desire – Under your Spell.mp3

Erótico

15 Cosas extrañas que me ponen, hoy

lunes, agosto 19, 2013

Agosto, que me voy. Hace tanto calor que hoy sólo se me ocurren imágenes desde arriba de la pantalla, y desde el cuarto piso de mi vida de…

Read More

Serie ‘A poc a poc’

miércoles, agosto 14, 2013

De pequeña, para aprender las letras, en el colegio leíamos unos cuentecitos de la editorial La Galera, colección ‘A poc a poc’, ilustrados por Pere Prats Sobrepere que…

Read More