May
16

Author:

Comment

No voy a ser madre

No voy a ser madre. Tengo 35 años y lo tengo claro desde hace años. No lo digo como algo que me de pena o que me traumatice, sencillamente no voy a ser madre. No sé si existe o no el instinto maternal, ni me lo he planteado desde este punto de vista añejo. Muchos artículos y libros alrededor del tema me dan pereza. Es una decisión vital y sé que no cambiaré de opinión. Me presta cuando en una conversación casual no me lo cuestionan, porque ya, ¿no? Me flipan los niños, eso también lo sé. ¡Si jugar y crecer lo es todo para mí!, y para eso soy buena. No creo en la propiedad, ya me callo. Jolín, algunas de las mujeres de mi niñez con las que mejor lo he pasado y a las que sigo queriendo muchísimo no son madres. Este tema da cancha a mi edad actual pero prefiero vivirlo como algo natural. El afecto a nuestras siguientes generaciones, con todo lo nuevo y cuestionable pero tan divertido y crucial, tiene que ver con la maternidad pero también con la no-maternidad. Sé que muchas madres de mi edad me tienen como aliada, más cerca o más lejos, que lo vivimos juntas desde el respeto y empatía no correspondida. Es precioso tener amigas, hermanas, que son o van ser madres, ¡qué suerte tenemos de compartirlo! Ay, es que lo vivo como algo tan enriquecedor que la emoción es exponencial y conjunta. Y no me siento fuera. El destino es distinto para cada una de nosotras pero también es común, más allá de cualquier típico-tópico, con sus propios significados. Ser o no ser madre, en realidad, no es la cuestión. ^—*_¡A continuación una canción deliciosa! Read More

 

 

May
16

Author:

1 Comment

Me lo creo todo

Imagino que a todos nos afectan los cambios, ¿sabíais que un traslado puede llegar a ser tan tremendo a nivel emocional como la muerte de un ser amado? La comparación es horrible pero alguien me dijo que era así y le creí. No es que vaya a cambiar de hogar, o que esté de luto, pero sí estoy viviendo un cambio cardinal. Cerca de un traslado contiguo. Para bajarme, llamo por teléfono a la montaña y le pregunto si todo sigue bien entre nosotros. A estas alturas acepto que el amor de pareja siempre será romántico para mí, y hasta me presta, como dicen en Asturias para decir que me gusta. Tremendo suena a terremoto y el verde es el color del azul. No tengo ni idea de nada más. Sólo de que, al final del día, las cosas que siguen igual me parecen imposibles de comprender y que su misterio se me antoja hermoso. Y me lo creo, me lo creo todo. ^—*_¡A continuación, en el post, 10 cosas que no cambian nunca y una canción divina! Read More

 

10 cosas que no cambian nunca:

 

1) El polvo que se acumula cuando limpias.

 

2) La caligrafía de un niño pequeño.

 

3) Coser un botón, aunque sólo tenga un agujero.

 

4) Los objetos de cerámica que no se rompen.

 

5) El color naranja de la tierra vallesana.

 

6) Clavar chinchetas en lugar de tornillos.

 

7) Bailar mal.

 

8) Esconder un chicle en la vida.

 

9) Sentir que te mueres mientras estás viva.

 

10) Jugar, sin darte cuenta, con el portaminas.

 

Neil Young – Heart of Gold.mp3

 

May
15

Author:

2 Comments

Mayo del 2017, muero

¡Ahhhh! Recuperar todos mis recuerdos de golpe está siendo una experiencia bruta. Aquí os lo cuento de vieja. Jolín, es que lo escribía todo, y no paraba de hacer fotos y de bailar entre tanto. Era jovencísima y daba por hecho que hoy estaría muerta. La primera generación en Internet del planeta, a lo bestias del sur salvaje, con la ingenuidad de no ser del todo y de ser lo único que encontrábamos, de no conocer ni la palabra ‘tag’ pero estar allí. Éramos y teníamos Internet, pero sobre todo éramos. Llevo ya más de una semana leyéndolo, intentando ordenar una vida que ni reconozco sin Obi. Que si no nos quisimos pero fue amor, que si el raval, que si la textura. En la década del 2000 todo surgió de nuevo, hasta la inocencia que queríamos y no pudimos perder. El romanticismo sin medias, el fin del diseño gráfico. Como niños voladores que poco sabían del cielo. La oreja. Y es tanto lo que me está haciendo sentir recuperar todo esto que muero al trazar un plan. Porque, a ver, si el plan era morir, como el de cualquier joven, ¿cuál es el plan ahora? Esta tarde se me han ocurrido tres, cinco, y muero. Tal vez el pasado me ha recordado que será mejor que lo haga pronto. ¿Os acordáis de cuando una oreja enterrada era arte? Read More

Mi primer autorretrato en Internet:

Stereo Total –  Partir ou mourir.mp3

 

May
15

Author:

1 Comment

Mayo de 2007 en Ternura Porno

La primera vez que escuché a Jonathan Richman fue en directo. Gary Oldman había sacado unas entradas, era al tercer concierto que iba en el CCCB y me hacía ilusión. Miércoles por la noche, no sabía que ese día iba a ser importante. Aplausos, palmadas de pandereta y dando fuego. “Uhhhh!”.  Nos miraba fijamente a los ojos, la confusión empezaba y esas letras me parecían la pura verdad. Como cuando ríes al escuchar hablar a un personaje describiendo sus impresiones. “I have desire”, cantaba. Creo que me aprendí las letras a la primera, y no podía pedir más cuando gritaba de agradecimiento al finalizar las canciones. ^—*_¡Post recuperado de ‘Ternura Porno’, de Mayo de 2007, y fotos del post de Gary Oldman en 2007! Read More

 

Oldman me trajo más de una cerveza, ni siquiera me rozaba la mano al dármelas. Daba igual, eso ya era amor para mí. Creo que la tiré la mitad del vaso de plástico fosforito a una chica de delante, pero también daba igual. Todo daba lo mismo, era feliz. Y pensé que si existía un cantante como Jonathan Richman era porque el mundo es frágil.

 

Más tarde, durante la copa de después, Johnny, el hermano de Muchachito me explicó que lo descubrieron de muy jóvenes, a Richman, y que así fue como empezaron a cartearse con él. Me pareció muy bonito, sonreí y entendí que los referentes más significantes que uno descubre son los que escuchas a lo largo de tu adolescencia y un poco ahora. Johnny me gustaba, con esa sensiblidad andaluza que tanto me recuerda a la simpatía innata. Pero, claro, nunca le dije que me daba morbo porque era uno de los mejores amigos de Oldman, y porque su novia era la hermana de la exnovia de Oldman. Un lío demasiado grande para todos.

 

Más tarde me presentó a su hermano, Muchachito Bombo Inferno, y me sentí tonta, como cuando conoces a alguien famoso y la vergüenza más falsa se apodera de ti. Sólo recuerdo que le dije que había visto su entrevista con el Loco de la Colina y luego seguí bebiendo. Nos fuimos por las calles del raval y el temblor de la guitarra aún me hacía sonreír. “I was dancing all alone…”, sí, yeah!

 

 

Con el tiempo, investigando, descubrí que la canción del cortometraje “7:30 de la mañana” de Vigalondo era de Richman. Claro que sí. Y, al final, entre otras copas Johnny me regaló una recopilación de sus mejores éxitos. Le di un beso y además me dio unos cuantos “Puñalitos”, ¡qué fanzine tan entretenido! Me gustaban mucho los dibujitos de un tal Danielito y esos perros voladores que describían cosas fáciles. Ese día también bailé mucho y me bebí otras cuantas cervezas. Chin-chin por él, chin-chin por ti. Richman cantando Richman.”

 

-Post publicado en Ternura Porno durante el mes de mayo de 2007.

Vídeo de 2007, grabado justo en ese concierto:

Erótico

20 cosas que sí, ahora

Miércoles, Marzo 30, 2016

Hoy, como si tuviera 16 años o así, aunque perdí la virginidad a los 18, he buscado en Google posts sobre el placer masculino extremo. Eran posts tan…

Read More

Autorretratos de plomo

Jueves, Febrero 11, 2016

Lo que más me fascina del cuento del ‘Soldadito de Plomo’, desde pequeña, es la crueldad con la que se define el amor romántico por excelencia. Ese amor…

Read More