Mar
7

Author:

1 Comment

Después


El 8 de marzo es nuestro día de todos los días. Lo llaman el despertar, ese momento en el que tomas consciencia de que eres o debes ser feminista. Tardé, pero ya. Por mis privilegios, o por el patriarcado tan asumido como normal, tardé demasiados años en abrir los ojos con el rímel corrido y unas ganas tremendas por vivir, por morir, por sentir que me costaba respirar y por empezar a sentir mis respiraciones desde el estómago que compartimos todas. Intento no culparme, bastante culpa nos impusieron ya ante el deber, bastante tristeza se clavó en mi melancolía eterna, y ahora sé que esta lucha es tan importante para todas como para vosotros. Es irreversible. Ya no hay marcha atrás, y si la hubiese por lo menos hoy nos daremos cuenta. Y me alegro, y sigo sintiéndome mal, y lloro, y me lo paso en grande, e intento sentir mi ira, y amar más allá de lo que no supe. A veces no lo logro, y otras me siento una valiente ya sólo por darme cuenta. Hasta grito. Me anima, y me hace muy feliz, saber que estamos juntas en todos los días del día. Lo conseguimos, pasado, presente y futuro. Lo estamos haciendo realidad, ¿verdad? Somos, fuimos y seremos: MUJERES. ^—*_¡A continuación la canción del día, de Bebe y Los Delincuentes! Read More

Mar
4

Author:

1 Comment

El Error Genial

¿Cómo amar sin pedir nada a cambio? Pues ya es oficial, empiezo mañana al anochecer, voy a ir a una escuela para aprender a cocinar al estilo mediterráneo tradicional. Escudella, suquets, croquetas, cocidos, arroces y pan. Nivel uno. Ayer vi ‘Tierra de Dios’ mientras cosía, en filmin. Casi siempre, el error que cometemos es no querer equivocarnos. Me pregunto si con los platos que creamos, que degustamos, nos sucede algo parecido. Hoy, o tal vez también fue ayer, le comentaba a una gran amiga que mi problema en la cocina es que me cuesta mucho la idea de cometer un error fatal; pero luego lo reflexioné, ¿y qué sería lo peor? ¡Un arcoiris de noche! Quiero, con todo mi vientre, fusionarme con la ilusión de esta vida. Seguir aquí, seguir atreviéndome a ser un poquito feliz en el día a día, entre el filtro coreano y el miedo a hacerme mayor. Desde niña, desde joven, desde adulta, que adoro cortar y volver a unirlo todo en otro todo, como en un collage dadaísta. Sé que voy a ser capaz de disfrutarlo sin tener tanto miedo, o que lo voy a intentar. Con los años, cada vez más y bajo esa luz oscura que nos deslumbra de tanta luz que no se ve, aprecio el presente de lo que significa seguir hasta donde todavía no sabes lo que hay. Sin esperar nada a cambio. La vida, el error genial. ^—*_¡A continuación a canción del día, de los Eels,I Like The Way This Is Going! Read More

Mar
2

Author:

2 Comments

La ventana de un lunes

¿Qué se ve desde tu ventana? Hola. Hoy he cosido un delantal de William Morris, he comido hamburguesa de espinacas, y he puesto la calefacción a lo Paterson. Desde esta ventana se ven chimeneas hasta Nueva York, tejados y tomates cherry. Así que me he apuntado a clases de cocina mediterránea y he revisado un libro de patrones japoneses, el de Nani Iro, al fin editado en inglés. Obichuelo al ajillo, es broma, no lo cocinaré. Se ve que tras la ventana hay un mundo abracadabrante, un cielo que asusta y enternece a la par. Hola. Un cielo sobre nosotros, ante nosotros, bajo nosotros.  Al delantal le coseré un bolsillo redondeado para darnos la mano, y a la felicidad le daré las gracias por pasarse los lunes. Me encanta el frío de la primavera incipiente, las telas de algodón moderno, el miedo de estar aquí, y los armarios más grandes que un cuerpo. Sé que un día moriremos pero, ahora mismo, miro por la ventana y me pregunto qué ves. ^—*_¡A continuación la canción del post, del final del Club de La Lucha! Read More

Mar
1

Author:

4 Comments

Alicia y su don’t

Los huesos son edificios y las ventanas me recuerdan a no estar sola. Los domingos lo limpio todo de puertas adentro, mientras escucho el podcast de Lardín parafraseando a Anaïs Nin, la mano contra el sol y eso. David Simon va a estrenar una serie con Winona Ryder, ya hay pelis de Ghibli por Netflix, y creo que esto es suficiente para poder escribir. He comprado una cajetilla de tabaco, en el bar turco de la esquina, y ahora que el piso está tan blanco pienso en la directora rumana Adina Pintilie y me siento a escribir hacia fuera, y hacia dentro. El amor es la respuesta, el amor es la pregunta, distinta en cada cuerpo e intelectualidad. Y luego está el tiempo y nuestro modo de tratarnos, de hablarnos, de tocarnos, y de usar las persianas. A ver, que cuando marzo va a mediar, el invierno ha de acabar. Los huesos son edificios y las ventanas nuestros ojos. Los domingos al anochecer siempre me pregunto como sería esta vida si los domingos no limpiase, a lo ritual quimérico, cómo sería mi amor si hubiese tenido hijos, y no soy capaz de saberlo. Ahora las persianas se bajan con un botón y a mi perro le da miedo la mopa, y el rimmel se convierte en toldo corrido. Pienso en el amor, me quito la chaqueta roja, y pongo la calefacción. La vulnerabilidad, ay. Somos animalicos. ¿Sabéis? En realidad, bajo ahora a por la cajetilla, es lo que tiene intentarlo y que me saque el perro. ^—*_ ¡A continuación la canción del post, con Zoë Kravitz versionando a Elvis Presley, y un fragmento de Anaïs Nin!
Read More

Fino y Personal

¿Dedicamos esta tirada al amor?

viernes, abril 17, 2020

He tachado el viernes a las diez de la mañana, ya no es viernes. Al anochecer, una buena amiga me ha tirado las cartas de Pamela Colman por…

Read More

Mañana no será otro día

jueves, abril 16, 2020

Espacio y tiempo, ¿cómo distinguirlos ahora? Hola. Hasta ducharse se ha convertido en salir. Ya no me apetece hablar por teléfono, no tanto. A punto de terminar el…

Read More