Ago
24

Author:

2 Comments

Planetas y Plantas

Agatha Christie es la escritora que más veces repetía una palabra por página, y así hasta el consciente puro. ¿Quién quiere ser un planeta? Todavía existen los días buenos, las personas con lenguaje, los perros que no pisan la línea. Hoy ha sido un buen día , aunque haya sido 24 de agosto, el día en el que Plutón dejó de ser un planeta. Bon dia. Es difícil, hasta para las plantas, ser planetas hasta dejar de serlo. Un día en el calendario, desde aquí. Además, me he suscrito al canal de youtube del planeta de José María Bellido Morillas y lo estoy disfrutando muchísimo, y Rubén Lardín ha actualizado su podcast. Planetas y plantas, sería un buen título. En el amor no pido mucho y me da la sensación de que lo pido todo, al menos sé que me encanta la literatura, el diseño en su fase primogénita, el cine en su experimentación, y la artesanía a lo mini. ¿Quién quiere ser una planta? El planeta de Solaris me da miedo, el de Avatar me parece horrible por demasiado croma, y el de los Simios es el más realista aunque tampoco me veo allí. Va a ser que elijo ser una planta. No sé, supongo que yo sería un planeta bastante solitario, una planta de maceta, con un galgo feliz por allí. ^—*_¡A continuación la canción del post, I Know You Know I Love You!

Sunset Rollercoaster – I Know You Know I Love You:

Ago
22

Author:

2 Comments

La Aspiradora

A veces, una solo quiere estar bien. Hoy he entrado a la tienda de electrodomésticos del barrio porque estábamos a 34º y no podía con mi alma pero, una vez salvada, el dependiente tenía muchas ganas de atender bien así que he tenido que mentirle. Pues mira, estoy muy interesada en una aspiradora. Se estaba muy fresquito y él tenía una voz agradable. A veces, una solo quiere estar bien. Pero, ¿cuesta mucho de limpiar si no lleva bolsa? Entonces, me he acordado de que debería ir al oculista, a la fisioterapeuta, y a arreglarme un diente. ¿Tienes mascota?, me ha preguntado de golpe. Sí, aunque en realidad es un perro. Ya, ya, pues entonces también deberías tener en cuenta estas dos. Él era más de decir aspirador que aspiradora, bien. Y me pongo a reír comentándole que la imagen de aspirar a mi perro me parecía de dibujos animados de los ochenta, tan chiquitín. Ah, yo es que nací en los noventa, me comenta mientras me doy cuenta de que la broma me delataba. Ostras, tengo que disimular, todavía no estoy bien del todo, casi me da una lipotimia allá fuera. ¿Con cuál te quedarías tú?, le pregunto. Eso depende, para mí, con esta tiraría, y ha señalado una de las más baratas, pero yo no tengo mascota y vivo con mis padres. Definitivamente, el dependiente estaba empezando a notar que había entrado por motivos ajenos a los nuestros. Sí, claro, le respondo mientras hago ver que mi interés es real y acerco mi atención a la máquina de su elección. Creo que las lentillas me están produciendo alergia y tengo cuatro dioptrías y me da miedo operarme, ¿sabes? Total, en poco cumpliré cuarenta y aunque me operase tendría vista cansada o no veré tan bien de cerca. Sigo mirando, ahora la segunda opción. No había nadie más en la tienda, ni en la calle, y después de un agradable rato en silencio, bajo el aire acondicionado, me doy cuenta de que creo que ya no me voy a desamayar. Tendré que pensármelo, le digo, pero estoy muy agradecida por tu ayuda. Claro, no todos los días compramos un aspirador, me dice mientras le doy un punto por contestar con un cliché a otro cliché. Ha sido tan amable que me han dado ganas de pedirle disculpas y explicarle que me estaba muriendo de calor y que gracias por todo. Y así, me he prometido volver otro día, aunque será a a por otro tipo de electrodoméstico porque por el momento mi vieja aspiradora tira bastante bien. Pero no se lo dije y me despedí con cariño piadoso, con cierta culpa pero muy agradecida, gracias al barrio y a vuestras tiendecitas de siempre. Prometo que también os intentaré cuidar. ^—*_¡A continuación la canción del día, de Trinidad Senolia!

Read More

Trinidad Senolia – Sucre Sacre:

0:02 / 8:54

Trinidad Senolia – Sucre Sacre

Ago
19

Author:

2 Comments

To you Alone

Estoy aquí, este verano está siendo el más solitario de todas. Aprovecho para colgar cuadros, crear paneles. Así los techos parecen más altos, desde el imac. ¿Quién soy en el amor de pareja? La vidadá. No sé si debería atreverme y apostar por una lucha en la que me cuesta creer. Tengo 38 años, llevo ocho viviendo sola, estoy escuchando música indie en el escritorio. Me he acostumbrado a ella, a él, sin querer, y queriendo un montón. ¿Quién tralará? Puedo imaginar muchos futuros pero me visto antes de salir. Hoy he roto la aceitera al desayunar y, al querer comentarlo y subirme las gafas con gesto confuso, he mirado hacia el trapo más próximo y me he dicho que vale, que iría a por una nueva después del café. En el balcón, después del balcón. Hoy no hay luna, no se verá, luna nueva es que no hay luna. Cuando no estoy. Estoy aquí y me siento súper sola pero no estoy triste ni muy contenta, hace un día precioso, eso sí. ¿Y si la vida cambiara? Pregunta retórica, pues claro que cambiará. El mundo se acaba. Ayer por la noche, por comentar algo, hablé con un buen amigo sobre el hecho de no haber tenido hijos. Me duelen los dedos de manipular tantos clavos. ¿Quién soy en el amor de pareja? Y no soy pero estoy aquí, la repetición interna, agosto en presente. Despacio, rápido, la vidadá. Está bien. *—-^_¡A continuación la canción del día, ‘to you alone’!

Read More

Tom Rosenthal – To You Alone:

Ago
12

Author:

2 Comments

La de ayer

Lo que daría por un abrazo esta noche, la de ayer. Cuatro horas para arrancar la gran yuka de la maceta sin morir en el suelo, al estilo Campanilla y palmada, con el cuchillo del pan y una tijeras enormes. Echo de menos socializar, abrazar, bailar mal. La yuka se había convertido en un árbol sin dueña, lo reconozco. Y así comienza mi fase balcón, podar las plantas gigantes, poner en orden las macetas, y arreglar el suelo. Así que he vuelto a la ferretería del barrio, esponja de lija, mega guantes, lasur para madera exterior, brocha sintética, esponja suave, y una larga conversación bajo su aire de hierro. Mascarillas ya tengo. Primero tengo que pulir los tablones con la esponja de lijar, luego aspirar todas las rendijas y rincones, lavar el suelo con mucho esmero y jabón, es muy importante que esté limpio, me ha dicho sin parpadear, esperar un día, y empezar con la primera capa de lasur, hasta una tercera o segunda capa. Terminaré el próximo martes, si he calculado bien. Voy a por la segunda ducha fría del día, he muerto lijando. Nunca había visto unas raíces tan bestias, me duelen todos los brazos, incluidas las piernas. Pero es un dolor que me gusta, que me ayuda a dormir cansada, aunque las heridas arden un poco. Voy al baño a por betadine y me doy cuenta de que está caducado, malditas espadas del tiempo, voy a la farmacia del barrio y hablo un rato con la farmacéutica. No hay nadie en la ciudad dormitorio. ¿Y si esto acaba siendo demasiado bonito? Como cuando te aguantas la cabeza con el codo y deja de pesar por un tiempo. ^—*_¡Ay, a continuación la canción del día!

Read More

The Marías – Baby One More Time:


Fino y Personal

En la concha de mi oreja

jueves, junio 4, 2020

En casa, a los ‘bastoncillos para los oídos’ los llamamos ‘palitos para las orejas’. Esta tarde, mientras veía el documental argentino ‘Las Lindas’ de Melisa Liebenthal, me ha…

Read More

Reverdecer

lunes, junio 1, 2020

El barrio se llena de vida y entre todas nos esforzamos por no re-colocarnos la mascarilla todo el rato. Madre mía forever. Esta tarde he ido hasta la…

Read More