Mar
14

Author:

1 Comment

Fusión de flores y abuela

Esta noche, he soñado que mi difunta abuela hacía la cama conmigo dentro. Pliegues de dinosaurio, sábanas aireadas, recuerdos de orquídeas y ortigas. En la cama, hecha un palo, yo no podía moverme ni pronunciar palabra; supongo que estoy asustada, últimamente tengo febrícula por las noches. ¿Has venido, eres tú? Casi puedo olerte abuelita, ojalá pudiese decírtelo, y contarte que después de la guerra vino una pandemia, y que tu hija es una gran madre, y que tienes bisnietos por parte de mi hermana y primos . Con su bata a cuadros y sus pendientes dorados, cansada, amorosa y grande, rodea la vida dormida, nuestro ser y no ser. Me gustaría darle las gracias, achucharla y preguntarle si fue feliz o lo que sea que una tiene que ser cuando está viva. Así que ella suspira, y estira un poquito más las mantas por cada una de las cuatro esquinas de la cama. De repente, estoy mejor. Supongo que a ti también te gustaría hablar, me hubiese gustado leerte. Sonríe, me acaricia la mejilla, mata a una mosca y no intenta hacer nada más, parece que ha terminado. ¡No te vayas, espera, quería decirte algo! En el sueño, no estoy segura de si yo también estaba muerta o es que estoy cerca de ella, todas lo estamos, más allá de lo explicable y lo que hoy os cuento. Me mira, se sienta al borde, y espera. No puedo hablar, no puedo moverme. Y así, hasta que he despertado, juntas. Buenos días, he sentido al movernos, hoy haré café para dos.^—*_¡A continuación la escena del post, para nosotras, de ‘La Ciencia de los Sueños’ de Gondry!

Read More
Mar
12

Author:

6 Comments

Lo más vital cuando casi todo mal

Estos días estoy muy decaída, entre el cierre de la tienda y la salud, me cuesta mucho andar. En unas semanas entro a quirófano por un tema vinculado a la maldita endometriosis que padezco desde los 17 años y ya a punto de cumplir los 39. Así que, suspiro, anestesia general, extirpación, y postoperatorio de aúpa; me estoy mentalizando. Tengo miedo, y un dolor horrible y quejica, que me lleva a la duda constante, pero que también me lleva a un agradecimiento total, y no a la sanidad pública, porque si por esta fuera mi dolor seguiría muchos meses más, y todo lo de la liquidación de los muñecos va directo para la operación. Suspiro, me cuesta escribir cuando es tan personal, siempre puedo borrar este post, pienso. Maldita crisis por tantos lados: laboral, sanitaria, política, y de mujer. Así que, cuando ya no puedo más, cuando me da por llorar o por pensar que soy demasiado débil, me pongo a ver fragmentos musicales de ‘El libro de la selva’. ¿Os habéis dado cuenta de lo mucho que se parece Juan Perro a Baloo? Al cantar en sus discos más personales, digo. Ay, siempre me ha gustado identificarme con Mowgli, por sus ganas de seguir a pesar de las muecas que pone. Dicen que un modo de consolarse cuando estás mal es pensar en que ‘esto también pasará’, pero ya no me sirve, porque hay cosas que no pasarán y punto, que serán un punto y triste final, que dolerán. Así que también es correcto estar triste, ¿no? Y quejarse, y sentir miedo, y blabliblú. Porque a mí ya solo me anima Baloo. ^—*_¡A continuación su canción!

Read More
Mar
7

Author:

7 Comments

Una decisión triste

Traigo una noticia triste. No siempre tomamos decisiones que nos hacen felices o que firmamos con alegría, eso lo aprendemos desde nuestros primeros recuerdos, y hoy comparto con vosotras y con vosotros una de ellas, muy a mi pesar pero de manera definitiva. El hecho es que, a finales de este mes de marzo de 2021, voy a cerrar para siempre mi humilde tiendecita de muñecos cosidos a mano, y con ella una etapa vital repleta de animales fantásticos, calendarios, e ilusiones por unos juguetes más justos y respetuosos con nuestro planeta. Estoy muy triste, la verdad. El motivo del cierre es personal, un cúmulo de circunstancias que hacen de su continuidad un no-posible. Qué difícil es escribir este post, siento como si un proyecto en el que puse muchísima ilusión y tiempo se diluyese, y así es. Voy a echar mucho de menos los cascabeles y las varitas mágicas con las que completaba cada pedido, entre lazos y amor, voy a echar de menos transcribir cada una de vuestras dedicatorias, y os voy a echar de menos para soñar que la artesanía pudiese ser posible en un mundo en el que los valores creativos tuvieran su verdadero valor laboral. Tal vez, me da por pensar, si viviese en Holanda, Alemania, sería más factible, pero soy de aquí y prefiero no caer en el ‘y si’. Jo, escribo esto llorando. Así que por ahora el plástico gana, con cero ayudas estatales, y esta maldita crisis dejándonos tiritando. No queda otra que asumir la realidad, más allá de mi amor por la vida, no queda otra que tomar esta decisión que tantísimo me duele tomar. Hasta finales de este mes, y a partir de hoy, todo mi Etsy estará en liquidación con descuentos a modo de liquidación final. Gracias por vuestro apoyo y cariño, ya sabéis, como la trucha al trucho. ^—-*_¡A continuación la canción del post, una de despedida compuesta por Nacho Vegas!

Read More
Feb
27

Author:

2 Comments

Enhebrar la vida

El dedo anular ha comenzado su camino hacia la deformidad, al pasar tantas horas cosiendo los hilos se entrelazan con el deseo. En mis manos, siento el amor por la costura de mi abuela y de mi querida madre, la artrosis deformante de mi abuelo, la profunda voz de mi padre. Sé que es un proceso largo, que me quedan años hasta que mis dedos estén tan deformados que ya no pueda enhebrar una aguja, y no estoy triste, no es eso. El deseo de vivir, de justicia, de calma, de volver a bailar. Así que sigo cosiendo, y siento la fortaleza de mi hermana mayor, de mis amigas, de mi perro al andar con tres patas. Somos tan vulnerables, tan corales, tan hermosos. Solo es que al coser, al observar como mis dedos empiezan a dejar de ser rectos y mi rostro envejece ante los treinteinueve, le doy la bienvenida a un agradecimiento nuevo. Los miedos cambian, como cambian las gracias y nuestra manera de intentar ser felices. ¡Qué suerte co-ser!, le digo a mi madre por teléfono, mientras lloro al ver ‘Las niñas’ de Pilar Palomero. Porque un día, sin saber cómo, tu cuerpo cambia y entras en un nuevo estadio, social, emocional, artesanal, y de una intimidad creciente. Definitivamente, estoy entrando en una nueva etapa, o así lo siento, y aunque tengo mucho miedo también siento una calma nueva, nuevos miedos, nuevas preguntas, nuevos dormires. Sí, sí creo que esta pandemia nos está afectando a todas y todos, pero qué fortuna y qué dureza es crecer aunque se nos retuerzan los dedos. Desear amar, crear, aprender, a eso me refiero al coser. Porque al seguir la vida, con dedos rectos o retorcidos, una se enhebra al amor. ^—*_¡A continuación la canción del día, a la vida, de María Arnal!

Maria Arnal i Marcel Bagés – «A la vida»:

Fino y Personal

En un futuro Alighieri

viernes, julio 24, 2020

‘Dejad, los que aquí entráis, toda esperanza’, esta es la inscripción que leemos en la puerta del Infiero de La Divina Comedia. Últimamente me viene mucho a la…

Read More

The Jail That Sets You Free

domingo, julio 19, 2020

Me da que estamos entrando al nuevo-romanticismo, este movimiento artístico en el que los otros son más importantes que el yo. Ese otro que somos nosotras, y ellos…

Read More