Inside Again

¿Y si el toque de queda fuese el chasquido de dedos de un deseo sinóptico? Estoy harta del lenguaje pandémico y de los dramas sin mojo. ¡Muy harta! Tampoco voy a ir de vacaciones, más allá de las piedras, y creo que he llegado a ese punto vital en el que vivir a solas se acerca más a una canción de Bo Burnham que a un capítulo de Bridget Jones. ¿Y si ponerse gel hidroalcohólico fuese un gesto de futuro en su extremo? ¡Manos mágicas, uñas de láser! Harta de mirar pero de no tocarte, de comer pero no tragar, harta de querer ser feliz y de ponerme el pijama al pensarte. Tampoco voy a decir que estoy mega súper hiper triste, porque me incorporo en la silla y sonrío, pero qué ganas de vida y de no recordar el mañana. Debería ir a comprarme bragas, revivir la orquídea, y dejar de enfadarme con los marcos que no están rectos. ¿Y si al volver a casa no tuviese la imperante necesidad de una ducha? ¡Un delfín, una marmota, una marta! Tampoco os voy a negar que, desde ahora mismo, tengo la vera intención de lo erótico. A lo Vito Corleone, el nuevo nombre de mi perro malito. ¿Y si la distancia social fuese nuestra historia forever? El drama de un lenguaje trasero, de una sinopsis con ángel. Que no es que esté tope de mega muy triste, que limpio las gafas con vaho y sonrío, pero necesito volver a ser cuerpos. ^—*_¡A continuación la canción del post, de Bo Burnham!

Bo Burnham – Look Who’s Inside Again

One Comment on “Inside Again

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *