Demasiada leche

Cuando no puedo dormir me hago la dormida, me pregunto si hago lo mismo cuando me cuesta vivir y salgo a caminar con el perro. ¿Autoficción? Escribo, borro, me expongo, censuro, y vuelvo a acostarme, hasta el fondo de la cama izquierda, cerrando los ojos con fuerza, simulando un estado al que solo podré llegar cuando deje de apretar tan fuerte los párpados, cuando la simulación se convierta en una realidad inconsciente. Sin duda, el cuento que más me impactó durante la infancia es el ‘Cuento de la lechera’, y tiene gracia porque soy alérgica a la leche desde muy pequeña, pero recuerdo que me marcó un montón; preguntándome qué sería de ella. Es muy difícil vivir sin imaginarnos, ¿verdad? Me pregunto si es posible, y no, no es posible vivir sin dormir. Hoy, mientras caminaba por caminar, sin derecho a salir del perímetro, el aire estaba muy frío y he comprado café molido al momento. Tal vez, me cueste tanto dormir porque me gusta demasiado el café, o tal vez me cueste tanto el amor de pareja porque no soy capaz de dejar el cine francés, el sueño de que un día encontraré a alguien con quien hablar de todo esto al cenar una pizza recién hecha, sin estar sola. Dicen que vivimos en la época del narcisismo, del individualismo, y mi sueño de la lechera sería dejarlo, y encontrar un equilibrio amoroso con el que fluir a través del arte, la música, y en la cama. Tal vez, mi rotura sea la idealización de un paseo en el que mi perro se recogiera sus propias cosas, ya me entendéis, humor escatológico catalán, tralará. Y me censuro, y sigo cosiendo, y tengo ganas de volver a cortar vidrio. Lo bueno es que le quiero mucho, que no pasa nada de hada por los momentos raros, y supongo que es normal, a nivel humano y perruno, que a veces esté un poco triste, decepcionada, con ganas de llorar hasta que se me pasan un poco. Tampoco pasa nada por no ser súper feliz, supongo que esto también es estar viva. Seguro que los neardentales también tenían insomnio. Alérgica a que todo salga bien tras tanta poesía y belleza de vanguarda. Tal vez, caminar es mi dormir en modo despierta. ^—*_¡A continuación la canción del día, de la serie ‘Euphoria’!

2 Comments on “Demasiada leche

  1. Siempre me gustas, siempre llegas hasta mi corazón o lo cerebro en tus textos de una manera extraña.
    No sé si siento lo mismo que tú, pero es muy parecido.
    También finjo dormir en una especie de estado depresivo en el que soy más feliz cuando los sueños toman el control, pero no quiero estar sólo,a la vez que he ido rechazando a la que era mi pareja por miedo a agobiarla o quizás por una necesidad de soledad puntual.

    Un abrazo grande, qué bonito escribes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *