De-dos

Estoy cosiendo varitas mágicas para el otoño, las vamos a necesitar. Hoy me censuro, hoy es uno de esos días que recordaré para siempre, y cuyo motivo no os quiero contar. Suspiro mientras uso los dedos para teclear. Mi vida amorosa es compleja, menos mal que tenemos cinco dedos en cada mano. Una vez una mujer muy sabia me dijo que no siempre vivimos con todos los dedos acorde. ‘Imagina que cada dedo de tu mano es un aspecto muy importante de tu vida. Un dedo es la salud, otro dedo es la familia, el tercero es lo laboral, el cuarto es tu vida de pareja, y el quinto, el quinto es la amistad’, miré mi mano mientras me lo contaba. ‘Pues, a veces, no todos los dedos de la mano nos funcionan o se articulan bien ‘, siguió, ‘pero, no hace falta que todos los aspectos vitales de nuestra vida estén bien para poder seguir adelante’. Recuerdo que me quedé callada mirándola, a ella y a nuestras manos, sabía que su metáfora me ayudaría en un futuro, hoy. Dedos de dos, pensé. Recuerdo que, cuando me lo contó, visualicé a la familia en mi índice y a la amistad en el corazón. ¿Cuál es mi dedo del amor de pareja? He llorado al cerrar la puerta, ¡qué daño! Nos vamos a necesitar.^—*_¡A continuación la canción del día, Got to Go!

Got to Go:

One Comment on “De-dos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *