De vuelta y vuelta

¿Sabes cuando vuelves de un largo viaje y te da la bajona? Pues algo así, pero sin haber salido de casa, y tras un viaje too hard, virus imprevisto, vuelves. Fase 2. Pensé que en seguida estaría animada, y la semana pasada lo parecía, pero está siendo como haber vuelto un poquito más triste y con mascarilla. Durante el confinamiento no sentí que cambiase por dentro, o sí, pero quería sobrevivir y tomé la decisión de no tomar decisiones; pero ahora, ahora que me permito dejar la aceptación radical a un lado, entiendo que los cambios están aquí y que los voy a escuchar, aunque no se pueda bailar. Por ejemplo, me he dado cuenta de que me haría ilusión disfrutar más del tacto, que estaba un poquito demasiado burbuja ya antes del estado de alarma, y me he dado cuenta de que abrazar es también sonreír. Y salir. No es una tristeza antológica, es un es un empezar a volver. Quiero atreverme a mejorar algunos aspectos vitales que solía posponer por y en el tiempo, y me he dado cuenta de que el cariño también es caminar, quedar, compartir. Quiero ser feliz, y quiero con todas mis fuerzas dormir acompañada un día, noches, y acompañar, ¿por qué no? Dicen que el viaje de vuelta forma parte del viaje anterior y será verdadá, hola. Hola, de nuevo, y decidir que vale la pena un sí. ^—*_¡Ay, a continuación la canción del día dá, de C.W. Stoneking y calaveritas, genial!
 

C.W. Stoneking ~ The LOVE ME OR DIE:

 

 

2 Comments on “De vuelta y vuelta

  1. de vuelta y revuelta
    (que me sumo a lo del revoltillo de bajón)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *