El primer respiro

Hoy he ido a una terraza con mi padre, al que no veía desde el Estado de Alarma. Fase 1. Primera vez que me siento en una silla cerca del mar, cerca del internado donde estudió, ese en el que Almodóvar rodó. Respiramos hasta llegar. Y, de repente, nuestra soledad se ha transformado en sol, a nuestra edad adulta, más pequeños que nunca. Hemos compartido el silencio, la amistad, y el amor desde lo sucedido. Somos muy distintos pero nos parecemos físicamente. Ay, quiero decirle lo mucho que le he echado de menos pero sonrío hacia el cielo. Los pájaros, las plantas, nuestras amistades. Lee tanto, tanto que me invade un sentimiento inmenso de admiración, es un placer escucharlo aunque hable tan poquito. Él lee y yo veo películas, y a los dos nos cae bien Bifo. Con respeto, no nos hemos tocado, ni acercado físicamente, pero ha sido a lo Wong Kar Wai, desde la gramática natural. ¿Esto también es la felicidad, verdad?, hemos pensado los dos a la vez. ¡Qué bien este silencio juntos, qué bien sentarnos uno ante el otro! Somos tímidos, introvertidos, pero le digo que la próxima vez deberíamos ir a caminar sobre el mar. Nuestra primera caña, ahora. Y hemos respirado, y he suspirado, y hemos escuchado a los pájaros, que no hace falta más de tanto dolor. Un poco de humor y un poco de preocupación. También hemos bromeado sobre nuestra nueva concepción del tiempo, sobre Viktor Frankl, y nos hemos vuelto a entristecer pero con amor. La aceptación no es siempre alegre, ni un sueño hecho realidad. Lo peor empieza ahora, me ha dicho en un momento dado. Sé que parezco naïve pero ya lo sé, le he contestado. Ya lo sé, Marta. ¡Mira, allí hay un nido, ¿lo ves?! Sí, sería bonito ir a andar por la playa la próxima vez, me ha dicho. Ha habido instantes en los que casi me pongo a llorar, y así nos hemos podido sentir. No es, ni será, fácil pero estamos aquí, y como decía Victor Frankl: “«Cuando ya no podemos cambiar una situación, tenemos el desafío de cambiarnos a nosotros mismos». ^—*_¡A continuación la canción del post dedicada al día de hoy, y esas cosas maravillosas a las que él me acostumbró, y esta foto del post que me ha tomado él después de sus estudios en el mundo de la fotografía!

 

 Bebe – Respirar:

 

 

One Comment on “El primer respiro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *