Destination Calabria

Hoy, esta mañana, tres patos han sobrevolado el balcón. Pato es el masculino de pata, como las patas de esta mesa. Creo que el confinamiento ha absurdizado, del todo, mi humor noventero. Tengo miedo de haberme acostumbrado a estar tanto tiempo a solas, de no ser lo suficiente en el lago verde. El cielo está acostumbrado, ¿quién lo desacostumbrará? El descostumbrador que lo descostumbra mal o buen descostumbrador será. Ya, debería parar. Tengo miedo de volver a la nueva absurdidad, de no poder expresarme si no soy capaz de aceptar que el tiempo ya no es lineal. ¿Quién soy a nivel amoroso? A nivel cultural, en el amor de pareja, existen los roles. Yo soy patosa, y cuando estoy nerviosa me toco la frente, o me hago fotos con filtro, o hasta pongo ‘Kiss FM’ para limpiar el baño. Tal vez, sea una pata que aguanta los cimientos de un balcón. Una de tres, tal vez debería ser feliz y punto. El confinamiento nos ha afectado más de lo que somos conscientes, ¿verdad? Y volver a empezar. Hoy, hace un minuto, he cruzado las piernas. Soy fanfalina, eso sí que lo sé. Tal vez debería levantarme más tarde y dar las gracias por todo. ¿Hacia dónde nos dirigimos? Destination Calabria.^—^_¡Ay, este post no se entiende, pero lo termino con la canción del día!

 

 

Destination Calabria:

 

 

One Comment on “Destination Calabria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *