I Miss Future

dadanoias-miss2
¿Quién fue la última persona a la que abrazaste sin miedo? Sesenta días a solas. Me pregunto tantas cosas peligrosas, lucho ahora contra la apatía y el miedo, nunca antes despertar me había parecido tan broma. Hoy he visto ‘La Virgen de Agosto’ de Jonás Trueba y me he puesto a llorar. Tengo la regla. Sé que estoy triste y me lo permito, escucho música muy bajito, ahora sí que no. Recuerdo el viaje a Lisboa, tal vez fuese mi último gran viaje en avión, cambiaron tantas cosas al regresar. Detecto pensamientos mágicos en mi mente y les doy su espacio pero luego los dejo en el balcón. ¿Quién soy hoy? Entiendo que estos últimos años compré más telas de las que podía coser para estos días eternos, tengo ganas de volver a abrir en Etsy. Me agarro al amor de un punzón. Ese maldito miedo, llamado virus, me mantiene en línea. Hasta que no contesto y silencio las apps, hasta que me enfado y empiezo a caminar muy raro. Hoy me he depilado en plan broma. ¿Quién seré, quién seré? Tengo miedo de perder facultades cognitivas y me esfuerzo por leer ficción, por escribrir realidad, por seguir disfrutando del arte, y de las pequeñas cosas. ¿Volveré a ver a mis sobrinas? Siempre he sido una gran defensora de la ternura pero estoy asustadadá. Y busco, y busco algo guardado o perdido. ^—*_¡A continuación una poesía de Wislawa Szymborska, ‘»y al final dejé de saber qué era lo que tanto buscaba”, y una canción preciosa!
 

En sueños:

 

Soñé que estaba buscando algo
guardado o perdido tal vez en algún lugar
bajo la cama, bajo las escaleras,
en mi antigua dirección.

Revolvía en armarios, cajas y cajones
llenos en vano de objetos sin objeto.

Sacaba de las maletas años y viajes pasados.

Sacudía de los bolsillos
cartas secas y hojas no para mí.

Recorría sofocada
mis estancias y distancias
de quietudes e inquietudes.

Quedaba atascada en túneles de nieve
y desrecuerdo.

Me enredaba en espinosos arbustos
y conjeturas.

Apartaba el aire
y la hierba de la infancia.

Intentaba llegar
antes de que cayera el ocaso del siglo,
el telón y el silencio.

Y al final dejé de saber
qué era lo que tanto buscaba.

Me desperté.
Miré el reloj.
El sueño había durado apenas dos minutos y medio.

Estos son los trucos a los que está obligado el tiempo
desde que comenzó a toparse
con cabezas dormidas.

Wislawa Szymborska

De: «Hasta aquí» (Su último libro publicado de forma póstuma) – 2009
Traducción de Abel Murcia y Gerardo Beltrán.
Bartleby Editores. Madrid 2014©
ISBN: 978-84-92799-77-0

 

 
imiss-dadanoias2
 

One Comment on “I Miss Future

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *