Troncos en los pies

El pasado no volverá a ser como antes. A veces, logro abstraerme y entrar en el mundo de los animales cosidos, otras me siento en el balcón de naranja, ahora hablo del tiempo por teléfono, del meteorológico y del no lógico. Estoy cansada la mayor parte del día. Hoy me ha dado por releer frases subrayadas mientras pensaba en Geppeto. Nunca pensé que acabaría aceptando mi voz interior como quien come almejas en bandeja. Siempre he creído en el absurdo pero esto no lo es, como no lo es que una ballena se coma al muñeco. Entre tanto, he ido viendo pelis del Festival de Cine D’A. Ahora, como a las doce y ceno a las siete, y nunca sueño en desconocidas. Estoy sola pero no soy sola, anoto en un post-it, sobre el zapatero de la entrada. Cuando me da el bajón pongo bandas sonoras de los Monty Python, me cuestiono el sentido de la vida, y echo de menos taparme la boca al bostezar. ¿Cuántas lavadoras ponéis al día? La renta, los mensajeros, las dudas. A veces, me da por pensar que el pasado no volverá a ser como antes y otras me da por pensar que el futuro será presente. No es normal pero me aguanto. ^—*_¡A continuación la canción del día y y un fragmento de José Luís Pardo sobre la banalidad!

 

José Luís Pardo, primera página de ‘La Banalidad’:

 

La Canción del día:


 

One Comment on “Troncos en los pies

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *