31 de abril de 2020

‘Te has inventado el 31 de Abril’, recibo por Whatsapp. Corro por el pasillo en biquini y calcetines de invierno, dejo el libro abierto en la vitro, miro el calendario que diseñé, y me pongo a reír. Vuelvo al balcón, me estiro en el suelo, mando un emoji, escucho a la familia de arriba, la lavadora andante de mi vecina, y al perro salchicha de los del primero. ‘¿Estás bien?’, recibo más tarde. Abril, abriluco, el mes del cuco. De repente, ha empezado a sonar una canción de Coque Malla, la de ‘Berlín’, y me he puesto a llorar. Está claro que no volveremos a ser las mismas personas que antes pero tampoco seremos otras. Me permito ser negativa a ratos, ilusionarme en otros, leer algun que otro artículo, amar desde la distancia, sentir las ganas de que esto pase aunque sea eterno, y el sol. Si hago la siesta no podré dormir esta noche y me cuesta disfrutar de la comida. Hoy voy a empezar a construir la casa donde estaré, para toda la vida. Cada día es 31 de abril este abril. Trato con cariño la vitrocerámica al limpiarla, marco la página al doblarla, y doy gracias a la ternura que se cuela entre el absurdo y el sentido común. La amabilidad nos salva, pienso mientras me visto de calle para no salir a la calle. Veo media peli en Filmin e intento descubrir quién es el asesino, mañana la termino, no hay prisa porque es un historia real. Ducharme después de hacer estiramientos se ha convertido en uno de mis momentos favoritos del día, tocarme. Voy a nadar hasta otro lugar, para toda la vida. Las toallas me encantan. Está claro que esto es mucho peor de lo que somos conscientes pero siempre nos quedará el día de volver a ver ‘El Cielo Sobre Berlín’. Sé que ya no estoy y que no quiero mirar la pared, nunca más en la vida. ^—*_¡A continuación la canción que me ha hecho llorar porque yo qué sé!

 

Coque Malla – Berlín:

 

 

One Comment on “31 de abril de 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *