Ponme la mano aquí

Somos astro y somos gatos, somos una canción comercial con orquesta sinfónica entre las piernas. Sigo con la convicción de no tomar decisiones vitales, sigo sin poder sonreír, y me permito la radio del pino y me permito elegir el amor. Escucho música comercial mientras barro, pienso en la sonrisa de Julia Roberts y en sus ojos llorosos. ¡Y me aburro, me aburro, me aburro mucho! Hay dos tipos de actitudes, la mosca que encuentra la única mierda del campo o la mariposa que encuentra la única flor del campo, yo paso de una a otra a lo largo del día. Somos Catalina. La culpa la dejo para los ateos, ostras… ¡Todavía no sé si creo! Que Einstein creyera en Dios siempre me ha fascinado. Espero que estéis bien, llamo a Perdita, a mi madre. Me salva hacer un poco de deporte en casa, sentir el amor a distancia, hablar con los cojines y abonar los lirios. Vale, estoy fatal, me he puesto a C.Tangana en la ducha. Somos lo que ya no fuimos. Esto es una pesadilla pero hasta de ellas nos despertamos un día, ¿verdad? Tampoco creo en los dogmas, o en lo que hay más allá, pero tengo manos. Coso a cámara lenta, aprovecharé esta luz de lluvia para una sesión de fotos, por si algo tuviese cabida, yo qué sé, en algo hay que ‘hacer’. Me quedo contigo. ^—*_¡A continuación la canción del post, de nuestra Rosalía querida!
 

Ay:

 

 

2 Comments on “Ponme la mano aquí

  1. » La culpa la dejo para los ateos, ostras… ¡Todavía no sé si creo!» Sigues haciendo construcciones perfectas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *