Walk on the home side

Sequedad de ojos. Un nuevo día con Bill Murray. Hago caldo con hueso de jamón. La mascarilla me hace sentir claustrofobia. No llevo paraguas. El piso se desordena solo mientras practico Parkour. Escribo un email, lo envío. Toco los azulejos azules del baño, miro Twitter. Parece enero en agosto. Coso con conferencias de fondo, Javier Gomà pasa de ‘ser libres’ al ‘ser libres juntos’. Disfruto con las video-llamadas caseras junto a Perdita. No miro las noticias. Abril, abriluco, el mes del cuco. Mi madre me llama por teléfono para preguntarme qué es esto del ‘zoom’. Me preocupa que se agote el café o el abono para plantas. Obi tiene las patas de pato, con membranas entre sus dedos. El lirio no deja de crecer y lo riego un poquito más. No voy a ir a la farmacia sólo por lo de los ojos, no me parece motivo suficiente. Estoy cambiando y sigo siendo la misma. Hola Bill Murray, mañana haré trinxat. Coso murciélagos de unicornio y estrellas. Me imagino en la orilla, un día hará sol en el balcón. De nuevo, ‘ser libres juntos’. ^—-^_¡A continuación una escena maravillosa del film ‘Tan lejos, tan cerca’ de Wim Wenders y una canción preciosa!

 

Tan lejos, tan cerca:


 

Walk On The Wild Side:


 

One Comment on “Walk on the home side

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *