Zumos, café, y mascarillas

Tristeza limón e impotencia, difícil de manejar. No enciendo los programas televisivos, nadie se corta el pelo, e intento encontrar en el presente pequeñas ilusiones por las que seguir tomando café. Ay, la fragilidadá. Aceptación radical, zumos, café y mascarillas. El confinamiento se va a alargar bastante así que he decidido tomarme en serio lo de las coletas, aunque ya nada vaya a ser igual, aunque este maldito virus nos esté llevando al límite de la tristeza y del miedo, por mucho que odie los horarios cerrados y el concepto aislante. Hay que desayunar mañana. Este mes de abril, y casi seguro que el de mayo, intentaré volver a una nueva normalidad, y retomaré mis proyectos de costura con todo el amor del mundo, y seguiré sentada en el balcón, y volveré a clases de cocina y costura aunque ahora sean online, y seguiré viendo a mis amigas aunque ahora vaya a ser por skype, haré gimnasia en el comedor, y veré a mis padres y familia a través de la pequeña pantalla. Intentaré volver a ser quién ya no podré ser, descubrir quién seré antes de volver a ser, lloraré, escribiré, te echaré de menos. Sé que habrá y hay momentos muy duros, no niego la montaña rusa que supone tanto dolor, pero no quiero que esta tristeza devore nuestra ilusión. La fantasía de que esto pasará, de que tendrá un final, aunque sea un final horrible o parcial. Y sé que intentaré vivirlo con menos extrañeza que hasta ahora, si eso es posible; que no lo será… ¡Pues bienvenida extrañeza! No creo que estar tan triste sea malo, al revés, sería algo psicópata no estarlo en este terror, pero me preocupa que esta tristeza en estadios muy prolongados pueda llegar a herirnos de un modo superior a lo agrio. Por esto, y por el azúcar que le añadimos al amanecer, nos vamos a cuidar, lo intentaremos, y a veces hasta lo lograremos, cada una a nuestra manera. Con amor y fragilidad exprimida. ^—*_¡A continuación la canción del día, she is not there!

 

She’s not There:


 

One Comment on “Zumos, café, y mascarillas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *