Zoom con Bill Murray

Darle al zoom, hacer cardio en el comedor, contemplar el gran arco-iris que ha pintado el niño vecino, leer que ‘tot anirà bé’, tender la ropa mientras hace sol, intentar ir guapa por casa, por si de repente todo vuelve a ser como antes o deja de ser tan terrible como mañana, por si llamas al timbre invisible y nos tomamos un café después de comer, quiero presentarte a Bill Murray, sentir que puedes ayudar a tus vecinos, que te hace feliz bajar las basuras de las más queridas del edificio mientras subes y bajas cada escalón como un regalo de altura, intentar no caer en los medios del miedo, leer sobre temas que no sean siempre del bicho, seguir siendo eróticos, mirar hacia arriba, lo intento. De verdad que lo intento y, aunque casi nunca lo consiga, ahora mismo agradezco tener agujetas, y mañana le daré al zoom, y lloraré y lloraremos con derecho a seguir llorando, y haré cardio en el comedor, y contemplaré el arco-iris del niño vecino, con lágrimas en la boca, como hoy, como ayer, con unas ganas enormes de tocaros y de ser tocada, tot anirà bé, inventando excusas para seguir en el tendedero, temblando bajo la ducha, con el rímel corrido, por si llamas al timbre y dejas de ser el cojín de Bill Murray. Mucho amor. ^—*_¡A continuación el cojín de Bill Murray y una poesía de Pau Riba y la Orquestra Fireluche!

Aquí, tomando café con Bill Murray:

 

Y una poesía para estos días:

 

 

4 Comments on “Zoom con Bill Murray

  1. Amo a Bill y me encanto que lo traigas en estos días como algo que esta bien, como algo alegre… besos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *