Caldo y amor

¿Cómo lleváis el coronotema? En mi caso, me ha dado por cocinar caldo a raudales, con carne y verduras ricas. Caldo para la familia y amigas, caldo para sentir amor, posible de congelar. Luego, con sus alimentos cocinaré un trinxat, una crema de verduras, masa para croquetas, y guardaré dosis de caldo para sopa, arroces o lentejas. Yo qué sé, las latas nunca me han han parecido muy sanas. También, debo reconocer que, a mi pesar, he caído en comprar litros de agua y kilómetros de papel higiénico. Soy humana, me perdono no ser del todo racional aunque esté bastante tranquila. A ver, Merkel (que se parece mucho a mi madre físicamente) dice que lo pillaremos un 70% y la idea es cuidarnos y seguir las instrucciones que nos marcan por el bien social. Eso sí, con mucha ternura y amor. Una vez detectemos el descenso del virus, que llegará, seguro que todo vuelve a la normalidad, lentamente, pero yo qué sé. Ahora, es momento de cariño y de solidaridad, de cuidarnos y de mantener la calma al chup-chup. Esto también pasará, pero mejor con respeto, calidez, y empatía. En mi caso, muchas de las personas a las que más amo tienen más de 60 años, así que lo que haga falta y más. Cuidémonos mucho entre todas y todos. Ay. ^—*_¡A continuación la canción del día, que es la intro de una serie que me encantó!

 

Ay:

 

 

One Comment on “Caldo y amor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *