El Error Genial

¿Cómo amar sin pedir nada a cambio? Pues ya es oficial, empiezo mañana al anochecer, voy a ir a una escuela para aprender a cocinar al estilo mediterráneo tradicional. Escudella, suquets, croquetas, cocidos, arroces y pan. Nivel uno. Ayer vi ‘Tierra de Dios’ mientras cosía, en filmin. Casi siempre, el error que cometemos es no querer equivocarnos. Me pregunto si con los platos que creamos, que degustamos, nos sucede algo parecido. Hoy, o tal vez también fue ayer, le comentaba a una gran amiga que mi problema en la cocina es que me cuesta mucho la idea de cometer un error fatal; pero luego lo reflexioné, ¿y qué sería lo peor? ¡Un arcoiris de noche! Quiero, con todo mi vientre, fusionarme con la ilusión de esta vida. Seguir aquí, seguir atreviéndome a ser un poquito feliz en el día a día, entre el filtro coreano y el miedo a hacerme mayor. Desde niña, desde joven, desde adulta, que adoro cortar y volver a unirlo todo en otro todo, como en un collage dadaísta. Sé que voy a ser capaz de disfrutarlo sin tener tanto miedo, o que lo voy a intentar. Con los años, cada vez más y bajo esa luz oscura que nos deslumbra de tanta luz que no se ve, aprecio el presente de lo que significa seguir hasta donde todavía no sabes lo que hay. Sin esperar nada a cambio. La vida, el error genial. ^—*_¡A continuación a canción del día, de los Eels,I Like The Way This Is Going!

 

 

Eels – I Like The Way This Is Going:

 

 

One Comment on “El Error Genial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *