Ça valait la peine

Cuando una canta mal aprende a tararear. Hoy hace 90 años que la humanidad descubrió Plutón, hasta que alguien dijo que Plutón no es un planeta y que los tomates no son verdura. Si tuviese a Alexia en casa, hoy, le diría: “Alexia, dale a la música francesa”. Un día, yo también no seré. ‘Ya’ es como un ‘sí’ amable en chileno. Ya voy por la mitad de la vida, ya estoy ahorrando, ya me gustan más los jabones y las cremas hidratantes de Noble Isle que los perfumes de lujo. Y le rediría: ‘Alexia, sube el volumen hasta que no puedas oírme suspirar’. On repeat. El tomate es una fruta y Plutón es nombre de mascota chiquita. Cada día pienso en Chile, en las personas a las que amo muchísimo y en las que no tanto, en este planeta y en los otros, en patrones y en el azar, y en descansar. Ya voy por la mitad de la vida, ya disfruto al ordenar, al recordar el futuro y al suspirar el pasado. Ça valait la peine, vale la pena ser pequeño y de hielo, y vale la pena amar en rojo y sobre el pan de unas piernas. “Alexia, gracias por recordarme que ‘Éric Rohmer est mort’ de Clio”. Joder, creo me lee, la mente o el word. Estoy en el nudo, la parte favorita de los que apreciamos rodar cuando fuimos cantantes por dentro. ^—*_¡A continuación la canción del día!

 

Coralie Clément – Ça valait la peine:

 

 

One Comment on “Ça valait la peine

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *