Memento Obi

Obichuelo Cabeza de Mochuelo se ha levantado como un colador del revés, la veterinaria le ha inyectado urbasón, y parece que pronto volverá a ser el perro bidimensional de siempre. Un perro urbano, un perro en Urano. Este dibujo del post le ha animado mucho, desde el verano chileno. El amor por los animales, Joaquín Phoenix, y Parásitos. No os voy a negar que me he sentido una mujer con suerte mientras volvía a casa con Obito Cabeza de Chorlito en brazos, al sentir que todo iba a ir bien, que va bien, que sólo ha sido un susto. Un día los dos estaremos muertos, pero no hoy. Luego, he ido a clases de costura y, al volver a casa, se ha ido la luz justo después del dibujo del post. ¡Bu! Obi de Oberón. Sin Wifi, sin bombillas, he pensado que casi no sé nada sobre Urano, que sólo sé que es verde azulado y que seguramente huele a pedo por su concentración de metano. Suertuda por poder ir al veterinario, por respirar con ilusión, por poder aprender a coser cada vez mejor, por amar sin juicios, por poder escribir sin más sorpesas. Espera, pues no. ¡Y pensar que Obi se iba a llamar Rufino de Morro Fino! La vida, lo que queda de ella en nuestros recuerdos post mortem, son estos pequeños pasos. ^—*_¡A continuación la canción del post, dedicada a la autora del dibujo presente!

 

Crywank – Memento Mori ->

 

 

One Comment on “Memento Obi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *