El Cascabel de la Navidadá

Dentro de un cascabel se esconde una pequeña esfera, el escrupulillo, que al chocar con el exterior produce un sonido mágico. Este instrumento define bien lo que es para mí la Navidadá, una época del año en la que nuestro ser se reúne con los suyos en su ahuecada esfera, entre el exterior y el interior de un todo. Un estado en el que permitirnos sentir la resonancia que su alargada rendija permite, una abertura por la que viajar en el tiempo antes de despedir el año. Entre el frío del invierno exterior y la calidez de un hogar, entre la magia de la niñez y nuestras tristes ausencias. Un cascabel distinto para cada una de nosotras, ya sea dorado, de bronce, muy pequeño o atado a nuestro corazón de lana. Suspiro al latir, ¿soy un escrupulillo? Dicen que la música son las matemáticas del Universo y estoy segura de que la Navidad son sus notas de percusión en estos días tan especiales. Cascabeles y mucho amor entre todas. ^—*_¡Feliz Navidadá!

Feliz Navidadá:

 

 

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

Related posts:

One Comment on “El Cascabel de la Navidadá

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *