No es la juventud

Cuando estoy contenta o feliz escribo menos por aquí y hoy he pensado que esto no era justo ya que me hago mayor. Acordándome de Albert Camus al escribir que ‘La felicidad es la mayor de las conquistas, la que se hace contra el destino que se nos había impuesto’. Un cita que he sacado del libro ‘El Arte de la Felicidad’ de Christophe André, quién también nos dice lo siguiente y cito: ‘¿Envejecer y crecer? No es nada fácil. También puede uno envejecer y agriarse… ¿Cómo no ver que la tentación de la amargura, el reproche, el cinismo suele ser muchas veces la respuesta a la usura de los cuerpos y los corazones? Como si la felicidad solo dependiera de la frescura, de la juventud. Por suerte para lo más viejos y por desgracia para los más jóvenes, es algo más complicado que eso. No es la juventud la sabia del árbol de la felicidad, sino la vida misma. La inteligencia de la vida pertenece a quienes aceptan el tiempo que pasa y continúan alegrándose por el tiempo que queda. Esa inteligencia también es la de la felicidad’. Y así me hago mayor, con más apego a la intimidad y esa clase de felicidad, con menos miedo al futuro y lo que podría haber sido. Bienvenido presente, presente de rondas y amarre. Era justo escribirlo. ^—*_A continuación una canción preciosa, la de ‘Tú que vienes a rondarme’ de María Arnal y Marcel Bagés!

 

Tú que vienes a rondarme:

 

 

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

Related posts:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *