Cabalga, Cabalga, Cabalga

 

Decía G.K. Chesterton, periodista y fantástico escritor inglés de inicios del S.XX, que ‘Lo maravilloso de la infancia es que cualquier cosa en ella es maravillosa’. Hoy, mientras cosía, pensaba en las perlas, en lo mucho que aluciné de pequeña al descubrir de dónde provenían las perlas, como a todos. Una metamorfosis tan maravillosa que ha sido tema de poetas, joyeros, artistas, y muy propia del asombro vinculado a la cultura popular y a nuestra relación con los animales, hasta llegar al kitsch y las casas de esas abuelitas que un día seremos nosotras. Así que, esta tarde, me he puesto a buscar imágenes y vídeos de perlas antes de ser arrancadas por el ser humano, con sus manos. A los 36 años este fenómeno sigue pareciéndome de ciencia ficción, de terror cósmico que acaba bien. Bueno, tan alucinante como que las gallinas pongan huevos y los gusanos creen la seda y pueda verlo casi en directo por Youtube. Tan maravilloso como que la lana que coso sea pelo de oveja y que los burros lloren de manera muy similar a la de los humanos. Sé que esto que os cuento no es considerado profundo en esta era, en 2018, pero para mí sigue siéndolo y mucho. Me paso horas dándole a la lana, dándole vueltas a estas cosas mientras recorto, dibujo, coso, paseo a Obi, escribo, me pongo suavizante o busco un podcast al que abrazar por la noche. Me encanta entretenerme luego a buscarlo por Internet, mirar imágenes que nunca imaginé, ampliarlas, guardarlas porque sí. Siempre he sido una niña que alucina mandarinas, para bien y para mal. ¿Pero ha dónde quiero llegar con este post? ¡Ah, sí! Lo que quería decir es que la posmodernidad me produce cierta tristeza infantil que no sé bien como expresar pero con la que me reencontré en la maravillosa exposición de Teresa Solar que hay actualmente en el Matadero de Madrid con el título de ‘CABALGA CABALGA CABALGA’ y que os recomiendo de corazón. ^—*_¡A continuación una canción preciosa de Luca Mundaca!

 

Há Dias – Luca Mundaca:

 

 

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

Related posts:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *