En z minúscula


La ‘z’ es mi minúscula favorita. Su sonido es el de la dulzura y es el de la letra tristeza, el de las tazas y el de los abrazos rotos. Joder, la vida puede dar el cambiazo de un día para otro, ¿cómo he sido capaz de olvidarlo otra vez? Volver, y volver a empezar. Llego a casa y entro en la danza de Benjamin Clementine, al azar. Escucho el piano del comedor desde la habitación y, no os voy a mentir, me rompo a trozos. A la caza de una serenidad utópica. Lo único de lo que soy capaz ahora es de escribir palabras con ‘z’, con fuerza. Entre trazos de una vida fugaz. Y necesito un abrazo pero no quiero que me toquen, no tengo voz. Matizar el motivo sería azteca. Todo con ‘z’. Justo en la zona del desamor. Y pienso en los hechizos, que lo cambian todo, y me doy cuenta de que ese licor de cereza que tomé en Lisboa era la maldita poción. Pedazo de azote que me ha dado la vida hoy. Ahora entiendo por qué cosí a los seres calabazas. Alzada con azafrán. Al menos la muerte no lleva ‘z’, al menos aún existe el verbo acorazar. ^—*_¡Ay, me duele el corazón, a continuación la danza del día!

 

Cornerstone de Benjamin Clementine:

 
‘Estoy solo en una caja de piedra,
cuando todo está dicho y hecho,
mientras el viento sopla hacia el Este desde el Oeste,
hasta esta cama.
Mis lágrimas tienen su descanso solemne.

Estoy solo, solo en una caja de piedra,
dicen que me aman, pero todos mienten.
He estado solo, solo en una caja de mi propiedad,
y este es el lugar al que ahora pertenezco.

Es mi hogar, hogar, hogar, hogar,
hogar, hogar, hogar, hogar.
Es mi hogar, hogar, hogar, hogar,
hogar, hogar, hogar, hogar.

No fue fácil acostumbrarse a esto,
solía gritar que no es cierto
que solo cuando una puerta está cerrada con llave
nadie entra,
porque la mía ha estado abierta hasta tu propia muerte,
pero nadie ha venido
Bueno, ¿quién soy yo?
¿Qué he hecho, qué he hecho?

He estado solo, solo en una caja de mi propiedad.
Afirman que están cerca de mí,
pero todos están mintiendo, no es cierto.
He estado solo, solo en una caja de mi propiedad.
y este es el lugar al que ahora pertenezco.

Es mi hogar, hogar, hogar, hogar,
hogar, hogar, hogar, hogar.
Es mi hogar, hogar, hogar, hogar,
hogar, hogar, hogar, hogar.

He conocido amigos,
amantes con los que me he acostado y he llorado,
promesas de quedarse que nunca se han mantenido.
Esta verdad desnuda que muchos no compartirán,
espero que tú la compartas.

Porque he estado solo, solo en una caja de mi propiedad.
afirmaban que me amaban,
y que estaban cerca de mí, pero están todos mintiendo.
He estado solo, solo en una caja de piedra,,
y este es el lugar al que ahora pertenezco.

Es mi hogar, hogar, hogar, hogar,
hogar, hogar, hogar, hogar.
Es mi hogar, hogar, hogar, hogar,
hogar, hogar, hogar, hogar’.

 

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

Related posts:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *