Buda y los Nísperos

¡Qué empiece la época del Níspero! Su piel es gruesa y suave, como la de un amante perfecto, y su tamaño es el del pomo de esa puerta que entreabrimos al terminar el invierno. La madera de este árbol frutal es rosácea y muy resistente, tanto que suele utilizarse para instrumentos musicales a lo Jim Jarmusch en ‘Sólo los Amantes Sobreviven’ y para hacer realidad el bastón tradicional vasco llamado makila (maquilla), con cuya entrega se rinden honores a las personalidades. Además, el níspero es una fruta originaria de China donde se denomina ‘Pipa’, a lo Magritte. Humor dadá, lo siento. Volvamos a la investigación del día, ¿sabías que Buda consideraba las hojas del níspero como un viento que sopla apartando del cuerpo humano cualquier mal existente? Sí, es precioso. El níspero es un árbol que tolera muy bien el frío, como muchos de nosotros al quedarnos solos antes de darlo todo. Como sus flores, que nunca se abren a la vez, que lo hacen en diferentes fases. Ay, y qué ricos son. Que por su acción antioxidante dicen que retrasa el envejecimiento, hasta el final.  ^—*_¡A continuación una canción dedicada a ellos y a las que preferimos seguir solteras, de Paris Combo!

 

Al comer un níspero siento que…

 

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

Related posts:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *