Friducha desde pequeña


Uno de los métodos de trabajo que uso para crear mis muñecos, antes de nada y de que aparezca un hada, es escribir sobre los muñecos que soñaba de pequeña. Como al Ratoncito Pérez que se llevaba mis dientes, ese perro que siempre soñé tener de mayor, muñecas de purpurina, un pony que se convirtiese en bambi, o un mono con el que poder charlar de mis cosas. Siempre fui de imaginar muy fuerte y dediqué mucho tiempo a ello, prometiéndome que si algún día me hacía mayor no me olvidaría de todos ellos. Aunque, durante una época lo olvidé, como se olvidan las llaves al cerrar ciertas puertas. Así que hoy me he puesto a coser una jirafa de lacasitos que pronto compartiré por aquí. No sé, es viernes noche y no voy a salir, ni tengo pareja, pero repasar la gama cromática de los dichosos lacasitos para interpretarlos con lana me ha conectado a la felicidad. Pequeñas redondas de colores jaspeados, sonrisas de hilo, diarios de Mafalda. No, no soy tal y como me imaginé, pero siento que cumplí ese pacto y eso me hace sonreír por dentro, me conecta al mundo y me ayuda a estar contenta a pesar de mi melancolía eterna. ¿Cómo explicarlo? Todo empieza escribiendo sobre el pasado hasta llevarlo al futuro y, ya aparece el hada, interpletarlo ahora. ^—*_¡A continuación una lista de 10 cosas bobas que me hacían muy feliz de pequeña y la canción de ‘Els Bobobobs’!

 

10 cosas bobas que me hacían muy feliz de pequeña:

 

1) Comer lacasitos o sugus.
 
2) Patinar en el garaje.
 
3) Disfrazarme de gato.
 
4) Inventar idiomas secretos.
 
5) Buscar brujas por la calle, a lo Roald Dahl.
 
6) Recortar colores y cosas raras de las revistas.
 
7) Notar las diferentes texturas de las aceras a través de los zapatos.
 
8) Esconder cosas mágicas en sitios absurdos. Esto os lo cuento en este post anterior.
 
9) Coleccionar cromos de ‘Els Bobobobs’ y completar el álbum.
 
10) Poner las muñecas a dormir y taparlas bien.

 

 

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

Related posts:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *