Después, de 2012 a 2018

Por Twitter proponen subir una foto nuestra de 2012 y otra de 2018 con el hashtag #2012vs2018 y me he apuntado y, de golpe, me he visto súper envejecida. Ay, madre mía. De los 30 a los 36 que voy, he cambiado mucho, por dentro y por fuera, sí señora. Justo hoy se lo comentaba a mi madre y socia muñequil, en nada me planto en los cuarenta y ella en los setenta. Aceptar que no tienes el mismo cuerpo, que tu piel no es tan tersa, que la barriguita es ya inevitable, que el cuerpo es cada vez más pequeño y menos sexy en esta sociedad. Pero, y aquí viene lo genial, al visitar mis entradas de 2012 me he dado el gustazo de verme mucho más en paz a día de hoy, más acorde, sin aceptar publicidad por aquí y con mucho más corazón al teclear. Ni de coña volvería a 2012, en serio. Porque todo lo que he aprendido estos seis años es un tesoro, por muy típico-tópico que suene, sobre todo en lo que amor de pareja se refiere. Aprendiendo a no depender, a volar desde el suelo. Los que me seguís desde hace años sabéis que lo pasé fatal, con depresión incluída, tardé mucho en recuperarme y al hacerlo surgieron los muñecos, nuevas amistades, los ciervos, las llamas, los monos, y un nuevo estilo de vida que ahora concibo con agradecimiento. Tampoco digo que fui infeliz siempre pero sí que fui mucho menos consciente de lo que me hacía bien, mucho más kamikaze. Porque hoy, en 2018, me siento una mujer más fuerte y valiente. Sí, fuerte es la palabra justa, con más herramientas y conocimientos para seguir adelante. Así que bienvenida sea, ¡y viva lo de hacerse mayor! ^—*_ A continuación 10 cosas que no sabía en 2012 y que me digo desde 2018!

 

10 cosas que no sabía en 2012 y que me digo desde 2018:

 

1) Aprenderás a no depender.

 

2) Irás a México y serás feliz allí por unas semanas, será el viaje de tu vida hasta hoy. Pronto iremos a Portugal, ¡qué emoción!

 

3) Conocerás a personas extraordinarias y Perdita, la más extraordinaria de todas, siempre estará allí, aquí.

 

4) Serás tía y tendrás dos sobrinas cuyas sonrisas serán fantasía pura, nunca habrás sentido un amor igual. Un amor nuevo que te llenará de luz.

 

5) Descubrirás el Montseny y con él a Goethe y el amor romántico.

 

6) Acabarás entendiendo tanto de plantas que ni te lo creerías. Vivirás en un jardín botánico particular. De planta en planta y tiras porque te toca.

 

7) ¿Te acuerdas de que siempre habías querido ser creadora de juguetes? Pues aprenderás a coser y no te digo más, sigue, sigue.

 

8) Te gustará vivir sola y sentirte sola dejará de ser un gran problema. Serás libre.

 

9) Tronco, como ya imaginas, morirá de viejito, pero morirá bien, acompañado y con amor. Pronto descubrirás a Obi, lo pasarás genial a su lado. Perruna forever, ya sabes.

 

10) Dejarás de tener insomnio, irás al gimnasio y a donde haga falta y aunque no te lo creas disfrutarás. En contra de todo pronóstico seguirás VIVA, y superarás esa maldita depresión que se te viene encima.

 

 

Palabritas clave del post:

  • problematicas desde 2012 al 2018 interesantes
If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

Related posts:

2 Comments on “Después, de 2012 a 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *