Opinión de…

No tengo fuerzas para opinar, comentar, o quejarme del mundo hoy por aquí, aunque todo lo que se me ocurre es odiar muchas de las cosas que están sucediendo y que me hacen sentir vergüenza, ajena y propia, que me hacen sentir cada vez más fuera de esta sociedad de mierda. ¿Cuánta tristeza e impotencia se puede soportar a nivel humano? Llega un punto en el que lo de ser un granito de arena se queda corto, pero no puedo ni quiero deprimirme, así no. Así que perdonad que escriba por aquí sobre cosas banales pero no quiero acabar llorando de rabia sin poder levantarme mañana, sin poder respirar. Ya os digo que, al menos, en el día a día intento ser lo máximo de coherente con mis ideas, un modo de lucha por un mundo más solidario e inteligente, absurdo tal vez, en un planeta que cada vez se parece más a ‘Black Mirror’ y menos a lo que consideraría ‘progreso’. Suerte de todo lo demás. Ay, ya son las diez de la noche, es tarde, y mi único anécdota de hoy, el que me ha hecho reflexionar desde lo más pequeño, es que me he puesto las lentillas del revés. No es fácil sobrevivir cuando eres muy sensible pero gracias al Universo que existe el AMOR, y no me refiero al amor de pareja. ^—*_¡A continuación un fragmento del libro ‘La Banalidad’ de José Luis Pardo!

 

Primera página de ‘La Banalidad’ de José Luis Pardo:

 

 

 

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

Related posts:

One Comment on “Opinión de…

  1. Oye!? Tanto para variar porque no jugamos un juego?. Ya que tù a veces te aburres y vas a dormir sin saber si mañana reirás, y yo lo mismo… Por qué no jugamos un juego aburrido?

    Te preguntaras “por que yo debería jugar con un desconocido”. Seria una muy buena pregunta. Pero visto que al menos condividimos un mismo sentimiento por qué no jugar con él? Jugemos con el aburrimiento haciendo un juego aburrido.

    Jugemos a que yo te agradezco todo lo que no imaginas que le has aportado a mi vida sin tù saberlo. De que te describo vagamente las ganas que tendría de escribirte màs a menudo para intentar regresarte de cualquier manera una fracción infinitesimal del bien que le has originado a mi vida.

    Jugemos que tampoco puedo borrar y que esta vez si terminaré por enviar lo que escriba dandole muy fuerte a la tecla ENTER.

    Y si quieres jugamos a que tù no me vas a contestar asì si no tienes ganas de contestar yo creo creyendo es parte de juego. Seria realmente un juego muy aburrido pero asi cuando no nos escribamos podemos simular que el no escribirnos es parte de juego aburrido.

    Así tendré una razón más para seguirte admirando por cada pequeña cosa que haces incluso no contestar. Me diría “Oye mira que bien juega!”.

    Y anotarìa debajo de la larga lista de cualidades que me encantan de ti… “Tiene mucha paciencia y fuerza de voluntad”.

    Claro si no tienes ganas de jugar porque de chiquita te dijeron que no debes hablar con desconocidos, te entenderé perfectamente. Entiendo que asì serà màs aburrido el juego porque quedaré jugando solo. Pero en cualquier caso entenderás que yo también soy un gran jugador y al menos en algo me ganaré un poco tu estima y admiración. Que ya eso al menos se acerca al amor.

    Así que si no quieres jugar solo tienes que dejar de leer.

    Ya no leas màs de lo contrario consideraré que estas jugando.

    Bueno si eres mi heroína. Y no me refiero a la droga, aunque creo que de cierta forma para mi leerte me resulta adictivo.

    Me me encanta todo lo que expresas y como lo expresas. Y no solo eso, además creo que tu sinceridad y transparencia me vuelven loco de un torbellino de pasiones y sensaciones que me resultaría imposible describir pues me inspira y a la vez me da miedo el tener que considerar un dia enfrentarme así al mundo. Por eso eres mi heroína en el sentido de salvadora.

    Gracias a ti puedo considerar que la mujer perfecta para mi sì existe. Y aunque sé que serìa una absoluta estupidez el apenas considerar que un dia tomemos un café juntos, el saber que al menos como tù una mujer existe me hace pensar que quizás con suerte existan dos similares… aunque en realidad la preferiría incluso con tus defecto para que sea lo más parecida posible a ti.

    He leído que has tenido un dia malo y me ha dolido mucho. Yo en todo el tiempo que te he leído puedo meter la mano en el fuego por ti como testigo de que eres una persona bella en cada pequeño aspecto que nos has mostrado de tu vida de forma tan transparente. Y que no mereces ni el mas porrichiquitico de los dolores o pesares. Soy testigo y clamó por que estes siempre bien contigo, con el mundo que te rodeas y el que rodeas en amor.

    Estaba indeciso en que historia contarte para hacerte reir un poquito, si un chiste o una historia mía de esas chistosas, pero como soy malo con los chistes y no quise arriesgar a sacarte una sonrisa extraña de esas que no vienen de la risa… entonces preferì inventarme la del juego al menos para entretenerte y hacerte olvidar esas cositas feitas que has estado viendo últimamente (Por cierto te recomiendo Twin Peaks).

    Quizás lo mejor habría sido escribirte una historia inventada…

    Bueno si me respondes entonces para la próxima carta te la escribo.

    Pero recuerda, si me respondes estarías perdiendo unos puntos en el juego.

    Buenas noches y no pienses tanto en cosas feitas. Mira que nosotros quienes te admiramos nos gusta mas cuando estas feliz y contenta porque es así que haces cosas lindas.

    Un abrazo cosmico del universo de las cosquillitas.

    PD: La ultima linea fue un chiste que demuestra que mis chistes no hacen reir. Lo lamento, sé que mereces algo mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *