Un email a Lisboa

Contesté un email pensando que escribía a otra persona. Este 2018 ha empezado con acelerador y quiero parar, relajarme, ni que sea esta tarde, ni que ya sean las siete y media. Aquí no nieva. Tengo muchas ganas de ver la nueva peli de Paul Thomas Anderson y de celebrar carnaval con Perdita. Nos disfrazaremos de caries. La persona que ha recibido la respuesta no se ha dado cuenta del error, y me gustaría explicárselo pero le quitaría el encanto y estoy cansada, y me ha contado que está viajando por el mundo y de algún modo me ha parecido perfecto, una señal. ¿Y si todos fuésemos la misma persona? Escribiendo en el mismo papel, al mismo email. Siento una gran necesidad de que nada sea súper liso hasta mañana, ¿qué es lo peor que podría pasar? Tal vez el cansancio sea lo opuesto al aburrimiento. Al final, este año, voy a ir a Lisboa. Al fin. Llevo toda la vida queriendo ir y ya me he pillado el billete, sé que allí descubriré algo importante pero no sé qué será. Como en el email, como en la canción ‘Respira’ de Natalia Doco. Alors, alors je respire. ^—^_¡Ay, a continuación del post la canción tan bonita!
 

Respira:
 

 

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

Related posts:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *