Your mess is mine

¿Qué tal la noche de fin de año? Nunca podré hablar sobre ella con nadie. Bueno, ya sabes, debajo de cada almohada hay un hada. Sí, luego fue todo un poco ‘Transparent’, como en la serie cuando se juntan todos para comer y el mundo habla a la vez y Ali Pfefferman se sumerge bajo una manta de lana. Ser la hermana pequeña de la familia es general. Al abrir los ojos esta mañana me puse a llorar, de felicidad y de tristeza. Ay, querido 2018, ¿no recibiste mi carta? Sigo debajo de la manta y visualizo una escalera que sube y que baja, a su izquierda la misma puerta arqueada con marco de cemento. El suelo es de mármol rosado, camino unos pasos hacia atrás, me paro, y no puedo hablar. No es así cómo me dormí pero me reconozco de lejos. ^-*_¡Ay!

 

 

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

Related posts:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *