Debajo de esas dos cejas


Desde muy jovencita he sentido una conexión total con Carmen Maura. Si me preguntasen por una actriz favorita, muchas veces, menos algún día, diría que es ella. Porque se parece muchísimo a una profesora que tuve en párvulos y que luego cayó en una depresión tan profunda que nunca más pudo dar clases. Por no decir su nombre real la llamaré también Carmen Maura. Así que Carmen Maura es mi ídola. Lo que más recuerdo de ella es que cuando me daba clases y yo lloraba por cualquier cosa, porque era una niña muy llorona, Carmen Maura me cogía en brazos para alzarme hasta lo más alto y cantarme siempre esa canción que decía… ‘¡Qué bonitos ojos tienes debajo de las dos cejas!’, la que luego disfruté también en Kill Bill 2. Durante esos dos años de parvulitos que estuvimos juntas le conté que en mi casa estaba prohibido llorar tanto, algo que me diría mi madre sin maldad al ver que no paraba, y que por eso aprovechaba para hacerlo en el cole. Por algún motivo muy profundo me entendió. Desde entonces, Carmen Maura sigue viviendo en Sabadell, sé que nunca tuvo hijos. A lo largo de los años me la crucé alguna vez por la calle pero siempre tan triste que ya no me veía, como en el cine, hasta que un día, en una tienda del barrio, me acerqué a saludarla. Iba agarrada del brazo de una señora muy mayor, su madre, y yo iba con la mía, e hizo ver que me recordaba cuando le dije ‘Hola, Carmen, soy yo, la de los ojos bajo las cejas’ pero las cuatro sabíamos que aunque asentía con ternura ya no me reconocía. La señora tan mayor nos contó muy bajito que Carmen cayó en una depresión tan profunda que ya no nos recordaba a ninguno de los que la saludábamos, a los niños que tanto la queríamos. Lloré de pena y de rabia. ¿Por qué, por qué no? Y, de algún modo vinculante que va más allá de la comprensión, cada vez que veo esta escena de ‘Mujeres al borde un ataque de niervos’ lloro pensando en ella, porque ella también lloraba al cantar pero yo sólo la entendía desde mis cinco años. Nos reconocimos a destiempo ^—*_¡A continuación del post la escena que os digo que me recuerda mucho a ella y la canción que me cantaba siempre hasta el final!

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

Related posts:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *