Para cuidarnos

Estoy triste y me han salido dos granos púbers, uno en la barbilla y otro en la frente. Me gustaría no llevar sujetador nunca pero me cuesta mucho ser coherente con este tema y al final acabo llevándolo casi siempre. Y llueve y me siento como la primera Bridget Jones, con 35 años y chocolate negro, con una copa de vino blanco. Quiero ver ‘Mother’ de Darren Aronofsky y quiero ver ‘A Ghost Story’ de David Lowery, las dos tienen muy buena pinta, ¿no? De fondo, escucho esta Playlist de Spotify, y pienso en Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, creo que les enviaré dos postales muy especiales y bonitas al Centro Penitenciario Soto del Real, ay. Como decía Carles Capdevila, ‘diguem-nos (los) coses boniques… cuidem-los’. Estoy triste y me dejo estar triste este anochecer, hasta mañana. Hasta el sábado. Como cuando me pasé el Tetris de púber y un cohete volaba hacia el espacio exterior, para siempre. Y escribo una lista de 10 cosas pequeñas que hago para cuidarme, para cuidarlos. ^—*_¡A continuación del post!

 

10 cosas pequeñas que hago para cuidarme:

 

1) No quedarme en las emociones secundarias y sentir también las primarias.
 
2) Colgar todos los dibujos que me regalan mis súper sobrinas al cuidarlas.
 
3) Coser sin prisas. Darme tiempo para elegir los hilos, apreciar la lana. El patrón fantasma.
 
4) Crear un altar dadá para el día de los muertecitos.
 
5) Probar la nueva colonia de Kenzo y sonreír por dentro.
 
6) Apuntarme a la nueva quedada de artesanas en Barcelona.
 
7) No llevar sujetador por casa ni calcetines antideslizantes, derrapar por el pasillo.
 
8) Sentirme menos sola con el hashtag #metoo
 
9) Cargar la cámara de fotos por si sigo estando triste y me apetece hacer una nueva serie.
 
10) Llevar un paraguas transparante.

 

 

If you enjoyed this post, make sure you subscribe to my RSS feed!

Related posts:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *